Reseña: Ella dijo Destruye (Nadia Bulkin)

¿QUÉ ES ELLA DIJO DESTRUYE?

Un dictador que ansía amor y terribles sacrificios de sus súbditos; una madre, criada en una decadente madriguera, que lucha para reclamar a su hija robada; un fantasma que habita un hotel de lujo en un país ensangrentado; una niñera que descubre la maldición que asola a la familia para que la trabaja; una chica que se enfrenta a un monstruo de alas rotas… Los trece relatos de la autora Nadia Bulkin recogidos en esta antología son historias de terror surrealistas, subversivas y definitivamente políticas, ambientadas en mundos retorcidos muy parecidos al nuestro.

Los relatos que lo componen son:

  1. Zona de convergencia intertropical
  2. Las cinco etapas del duelo
  3. Y cuando fue mala…
  4. Solo launión salva a los condenados
  5. Pugelhueso
  6. Cabra roja, cabra negra
  7. Siete minutos en el cielo
  8. Te quiero, chica
  9. Vida eterna
  10. Violeta es el color de tu energía
  11. La Verdad es el Orden y el Orden es la Verdad
  12. Cero absoluto
  13. Sin dioses ni amos

¿CÓMO ES ELLA DIJO DESTRUYE?

Al principio, al mismísimo principio de todos los tiempos, el general se comió una bala.

Zona de convergencia intertropical.

El prólogo de Paul Tremblay creo que es mejor que cualquier reseña que pueda hacer yo. Aún así, como esto trata de que os animéis a coger el libro y por lo tanto es una información que no tendréis hasta después, haré mi mejor esfuerzo.

Nadia Bulkin me voló la mente. Como con cualquier compilación hay relatos que me gustan más, reatos que me gustan menos, pero el conjunto me parece de una calidad excepcional. Durísimo además.

Hablar de terror, como hablar de cualquier género en realidad, es hablar de un rango de posibilidades muy amplio y diferenciado. Como he dicho alguna que otra vez en esta web para mí es un tipo de historia que tiene en su base una sensación de desasosiego e incomodidad. Y esto es lo que vais a encontrar aquí expresado, sobre todo, en forma de malestar social.

La última chica viva se sienta en la tierra oscura y gime.

Y cuando fue mala.

Es cierto que en sus trece relatos encuentra espacio para dar cabida a muchos temas y puntos de vista pero lo que más destaca es el comentario político. La autora se define a sí misma como una political science geek (friki de las ciencias políticas) y llama al terror el lenguaje nacional de Indonesia, ambos elementos fundamentales creo yo para abordar los múltiples escenarios tan semejantes y diferentes a la vez que plantea.

Por supuesto, igual que el terror, hablar de política y sociedades convulsas sigue siendo un tema demasiado amplio como para definir esta antología. Así que aquí entra lo específico, que son las relaciones de poder, cómo afecta eso a determinados colectivos y, en bastantes relatos de manera específica, el feminismo.

Además, aunque presenta un sufrimiento conjunto, parte de la narrativa se centra en destacar lo individual, poner caras al sufrimiento y a las acciones.

Lo que te molestaba es que ya no eras el monstruo más grande.

La Verdad es el Orden y el Orden es la Verdad

En el tema de los diferentes puntos de vista es importante recalcar que, aunque hay muchos elementos de cohesión, los relatos son de verdad muy diferentes entre sí. La antología pasa desde dictadores dispuestos a devorar de manera bastante literal el país, a cabras niñeras, maldiciones japonesas o sectas. Tanto es así que una parte importante para mí de la lectura fue el elemento sorpresa, la curiosidad por ver qué nuevo planteamiento e interpretación iba a tener a continuación.

Esta experiencia está además muy marcada por una tendencia al desorden cronológico y un aire Lovecraftiano que se interpreta de una manera muy personal. La autora es una experta en coger temas bastante trillados en la ficción y presentárnoslos a través de un cambio de protagonista, de ubicación o de parte central del concepto que son siempre impactantes y llamativos.

Bulkin quiere hablar de los más desfavorecidos pero no quiere representar con ellos únicamente el drama que supone la opresión. Necesitando muy pocas páginas nos da personajes proactivos, enfrascados en un tipo u otro de lucha, que cometen sus propios errores y mientras tanto se dan cabezazos metafóricos contra las paredes.

Mi hermanita enferma, la princesa de mis padres, mi pequeña seguidora, mi sombra muerta.

Las cinco etapas del duelo.

Incluso en las historias que me han gustado menos hay imágenes mentales que se te graban en el cerebro.

Entrando a la edición. La portada, de Rafael Martín, me gusta muchísimo sobre todo por los colores. Siento que es perfecta para el conjunto y es una de las cosas que me atrajo al libro. Apela a una sensación de extrañeza que creo que define muy bien lo que vais a encontrar dentro. En conjunto es que, como todo lo que saca Carfax en mi opinión, es un libro bonito que queda bien en la estantería.

Por otro lado la traducción de Antonio Rivas también me gusta. Aún no he leído a la autora en inglés, pero sus historias tienen una cadencia poética con tendencia a las enumeraciones y a la sensación de decadencia que ha quedado muy bien plasmada en español. El libro lo leí hace ya unos meses y no me dejé apuntado si había muchas erratas o no pero desde luego un tiempo después no las recuerdo y el sabor de boca que me quedó es estupendo.

Carmesí, índigo y violeta. De violencia.

Violeta es el color de tu energía

Para finalizar esta entrada os dejo con una entrevista a la autora que he ido mencionando de vez en cuando y que me pareció interesantísima:

Puntuación: 4 de 5.
  • Autora: Nadia Bulkin
  • Traducción: Antonio Rivas
  • Título originalShe Said Destroy
  • Ilustración de cubierta: Rafael Martín
  • Publicación original: 2017
  • Editorial: la Biblioteca de Carfax
  • Género: terror
  • ISBN: 978-84-949232-8-9
  • Páginas: 262
  • Precio: 22’50€