Reseña: Sunreach (Janci Patterson & Brandon Sanderson)

¿QUÉ ES SUNREACH?

Del proyecto de tres novelas que iba a ser Escuadrón ahora mismo nos hemos plantado en cuatro previstas más tres novelas cortas. Sunreach es la primera de estas últimas y se sitúa en el mismo espacio de tiempo que Citónica, la tercera, aunque está pensada para leerse antes.

Es decir, ahora mismo el orden de lectura para la saga Escuadrón quedaría:

Si queréis antes de todo esto podéis añadir el relato defendiendo el Elíseo que es en el mismo universo aunque en otro momento y con diferentes personajes.

Aún así no es obligatorio leer estas historias entre Estelar y Citónica. De hecho aún se pueden conseguir solo en digital, en España aún no están traducidas y me imagino que esperarán hasta la compilación de las tres.

¿Qué aportan entonces? Pues hablemos de ello, pero tened en cuenta que a partir de este punto de la entrada hay spoilers de Escuadrón y Estelar.

En un directo de YouTube (podéis leer la transcripción y escuchar el audio aquí) Sanderson explicó que empezó Estelar con un concepto muy diferente. El equipo protagonista iba a seguir junto y llegó a escribir bastante siguiendo esta idea. Sin embargo la evolución de Spensa no funcionaba del todo, la primera persona no cuajaba bien con otras estructuras y lo volvió a empezar de la manera en que terminó publicándose.

El problema es que no quería dejar a esos personajes atrás y, con Citónica manteniéndoles aún separados, la solución llegó de la mano de estas historias de menor longitud. Como Sanderson, aunque sea uno de los escritores más productivos de nuestra época, no puede llegar a todo, aquí entra en juego Janci Patterson.

Patterson es una autora de libros fundamentalmente dedicados al público juvenil con una lista larga de publicaciones entre manos. Fue estudiante de Sanderson y han tenido una buena relación al menos profesional desde hace bastantes años. Podemos encontrar menciones a su apoyo al escritor de Nebraska ya desde la época del primer ciclo de nacidos de la bruma, donde hay un personaje dedicado a ella (Lady Patresen).

Además esta no es la única colaboración publicada entre ambos y es que este año se espera que salga en septiembre Alcatraz Bastille versus the Evil Librarians: The Worldspire.

Según parece las ideas para las novellas las hablaban juntos, después ella hacía la escaleta, la debatían, ella escribía lo que habían acordado, él lo editaba y después iban los últimos pasos de nueva edición, corrección y betas.

Entonces ¿de qué va Sunreach?

Es una novela en primera persona centrada en FM, una de las compañeras de Escuadrón de Espensa. Sigue el proceso de los humanos en busca de sus propios motores capaces de salto, las primeras negociaciones con el exterior y cómo han evolucionado las vidas de los demás. En especial el camino de Jorgen hacia sus habilidades citónicas, el despertar de Alanik y una trama por ahí que a mí me ha gustado bastante de Rig.

Después de esta larguísima explicación (creo que la introducción más larga que he hecho en esta web) llega el momento de hablar de la obra en sí.

¿CÓMO ES SUNREACH?

No es apasionante pero de base es que no soy el público de este tipo de ideas de Sanderson. El problema no es con las aventuras espaciales, la longitud o los protagonistas. Veréis. A Sanderson le encanta meter historias cortas de otros personajes en medio de narrativas más grandes y creo que ninguna de las veces que lo ha hecho me ha gustado. No me gustan los interludios del archivo de las tormentas, no me gusta la novela corta que metió con el mismo concepto en el Arcanum, no me gustó The Hope of Elantris ni disfruté esquirla del amanecer. No las odio, la mayoría me parecen bien hechas, entretenidas, pero no son para mí. Me pesan. Y no es el único autor con el que me pasa.

Aún así, como me encanta este universo y mi gran queja sobre Estelar es la sensación de reinicio y abandono de los compañeros, tenía bastante curiosidad por estas novelas cortas. Además añadir a una escritora también era un buen reclamo para mi curiosidad.

La resolución final es que, como todas las que mencioné antes, no la odio y tiene cosas que me gustan mucho pero no me lo he pasado genial durante la lectura. Es muy corta y aún así es demasiado larga.

Me hace sentir como cuando llega el relleno en algún anime. Relleno de calidad, pero relleno.

Su punto fuerte está en lo adorable. Me gustan mucho los personajes, creo que está muy bien conseguida la unidad de estilo y la historia está rodeada de una sensación de ternura que me hace feliz.

No quiero decir con esto, sin embargo, que olvide el aspecto más oscuro de las anteriores novelas. Aquí sigue muriendo gente y sigue hablándose de la guerra.

Lo que pasa es que, sin poner contexto para no haceros spoilers, me gusta cuando personajes que aprecio se dan la mano. Y me gusta el tropo de la familia encontrada. Es mi favorito. Además el relleno suele ser una oportunidad para meter cosas un poco tontas y a veces abrazo eso con fuerza. Los Taynix son una maravilla y hay muchos sentimientos de inicio de etapa vital que me hacen sentir bien.

Además, que le hayan dado espacio en concreto a FM me parece una premisa atractiva. Y la portada de Charlie Bowater es preciosa.

Concluyendo todo esto se puede resumir en que en realidad no te cuentan casi nada nuevo en 200 páginas, no me ha gustado especialmente, pero le saco cosas positivas que sé que luego voy a recordar del Cytoverso con una sonrisa.

¿PARA QUIÉN ES SUNREACH?

Si os ha gustado mucho la saga hasta este punto echadle un ojo pero si no os está llamando demasiado yo diría que os lo podéis ahorrar. Sin haber leído lo anterior no tiene sentido ponerse con Sunreach

Puntuación: 2.5 de 5.
  • Título: Sunreach
  • Autores: Janci Patterson y Brandon Sanderson
  • Portada: Charlie Bowater
  • Fecha de publicación: 28/9/2021
  • Editorial: Delacorte Press
  • ASIN: B09FYV1V4Z
  • Género: Space Opera
  • Páginas: 208
  • Novella
  • Saga: Escuadrón 2.1/4

Reseña: Estelar (Brandon Sanderson)

  • Autor: Brandon Sanderson
  • Traductor: Manu Viciano
  • Editorial: Nova
  • Publicación en inglés: 26/11/2019
  • Páginas: 464
  • Precio: 19’90 (e-book 6’99)
  • ISBN: 978-8417347741
  • Colección: escuadrón 2/4

Como con todas las segundas partes os recomiendo que no leáis la reseña sin haber leído antes el primero, escuadrón, del que tenéis mi reseña aquí.

¿QUÉ ES ESTELAR?

El segundo número de la saga de cuatro que, junto a algunas novelas cortas, conforma la saga juvenil de Brandon Sanderson sobre la piloto Spensa y sus compañeros. En lugar de formar parte del Cosmere, el universo compartido de la mayor parte de historias adultas de Sanderson, forma parte del llamado Cytoverso.

Son parte de ese grupo: estos cuatro libros, las novelas cortas Sunreach y ReDawn y el relato Defending Elysium.

Según la editorial:

Este es el segundo libro de una serie épica sobre una chica que guarda un secreto en un peligroso mundo en guerra por el futuro de la humanidad. En él continúan las aventuras de Spensa Nightshade, la joven piloto que ha conseguido un puesto en el escuadrón de defensa de la humanidad contra los ataques alienígenas.

En realidad, ella siempre quiso ser piloto: poder probar que es una heroína, como su padre. Y aunque llegó a lo más alto, los secretos que desenmascaró sobre su padre fueron aplastantes.

Los rumores sobre su cobardía resultaron ciertos. Abandonó su vuelo durante la batalla contra los Krell. Peor aún… se volvió contra su equipo y los atacó. Sin embargo, Spensa está segura de que hay aún más por descubrir en esa historia. Y, si es necesario, viajará hasta el fin de la galaxia para salvar a la humanidad.

¿CÓMO ES ESTELAR?

Aunque es una secuela directa de escuadrón es muy diferente a su predecesor. Por supuesto no voy a decir por qué, sería un spoiler, pero este es un detalle importante para que no os llevéis una decepción como la mía. Y aquí un inciso. He leído bastantes burlas a las reseñas que dicen es una decepción porque esperaba… aduciendo que no es una crítica válida.

Claro que es una crítica válida.

Si el anterior como en este caso o el marketing te dan a entender una cosa y luego te encuentras otra puedes llevarte un chasco. Y, como las opiniones son subjetivas, lo vas a reflejar en tu reseña. Aquí no estamos para pontificar si no para hablar y debatir.

Sigamos. El caso es que estelar tiene mis cinco estrellas de Goodreads, aunque afinaría más en 4’5, pero lo que yo quería en base a escuadrón y lo que Sanderson me dio son dos cosas completamente diferentes. Si antes teníamos Top Gun en el espacio con nave cínica ahora tenemos una peli de espías muy peculiar.

Si leísteis mi reseña de escuadrón comentaba ahí que lo mejor eran sus personajes. Pues bien, el autor toma la arriesgada decisión de solucionar la mayoría de los cliffhangers que dejó en este apartado con una o dos frases y se lanza de cabeza y sin frenos en otra dirección.

Escuadrón brillaba en su apartado humano y estelar brilla en su apartado épico.

Esto no quiere decir que los personajes sean malos, de hecho hay algunas cosas muy llamativas y aportaciones en diversidad bastante interesantes en especial en Sanderson, pero sí que siento desandado una parte del viaje. También es cierto que quizá tenía las manos un poco atadas porque, aunque con un misterio muy grande como cierre, el primero acaba de una manera tan redonda que continuarlo sin más habría podido ser redundante. Ya sabéis, hay que tener cuidado con lo que se desea.

Parte de a lo que se enfrenta con estelar es a una narrativa tan inmensa que se vuelve, para mí, demasiado en algunas ocasiones. Aprecio mucho su saber hacer en que esos momentos son breves y la construcción del mundo es en general apasionante. No obstante nada de eso quita que también me he sentido abrumada.

Creo que una de las cosas más interesantes siendo lector habitual de Sanderson está siendo ver su evolución en el trato de temas políticos y sociales. Si habéis seguido su carrera sabréis que es mormón, que su religión es claramente de gran importancia para él y que ha tendido a mantenerse al margen de polémicas. Incluso cuando estas han ido dirigidas contra él. A la vez en lo literario ha hecho una gran evolución en los temas y personajes que escribe y ha ido introduciendo diversidad en los medios en los que aparece, como su podcast. Pero esto siempre con matices como no aparecer él en determinados programas.

En estelar tenemos a una protagonista que se enfrenta a muchos de sus prejuicios, a enormes diferencias sociales. Sanderson lo aprovecha para hacer una exploración social profunda que además es un reto también para su escritura, incluyendo varios personajes agénero. A veces siento que hay mucho del autor en Spensa y en su descubrimiento y aceptación de otras personas que chocan con sus creencias.

Es posible que veáis esta evolución insuficiente o forzada. Me parecería muy comprensible. En lo personal, a mí me está haciendo bastante feliz.

Otra cosa de la que os hablaba en la reseña de escuadrón es de la versatilidad de Sanderson. En estelar me ha sorprendido todavía más. Si hubiera leído el Arcanum antes ya lo sabría pero, como no fue ese mi orden de lectura, no descubrí hasta este momento que si quisiese escribir terror escribiría muy buen terror. Hay un par de cosas en este libro y en concreto una secuencia que me parecen escalofriantes.

Esta novela es, además, más dramática que la anterior. Los momentos en que te parte el corazón son la mayoría bastante diferentes (aunque tiene espacio para todo) y tiene un desarrollo de la ansiedad y la claustrofobia que me llegaron muy dentro. Igual que con el terror no estaba preparada para varios de los giros psicológicos que presenta y que están muy ligados a la impresionante evolución de Spensa.

Creo que es un personaje muy bien montado con las dosis justas de cambio y seguir siendo la misma persona, sabiendo que las mejoras no suceden de la noche a la mañana porque sabes que deberías ser menos impulsiva o expresarte de otra manera. Con esto, además, se asegura de no anular los traumas que arrastra.

Aquí entra uno de los temas más importantes de estelar y es la definición de la agresividad. Creo que este es el culmen narrativo de esta parte de la historia, la manera en la que define la violencia psicológica y la física y expresa la dificultad de luchar contra la primera cuando se disfraza de pacifismo. Con unas escenas desquiciantes que resultan incómodas de leer se ganó todo mi amor.

Decía más arriba que estelar tiene su punto fuerte en la epicidad y quiero cerrar esta entrada hablando, como siempre sin spoilers, de una de las mejores tracas finales de un libro.

Hace poco descubrí la existencia del término Sanderlanche, mezcla de las palabras Sanderson y Avalanche (avalancha) y que algunos fans utilizan para hablar de las más o menos cien últimas páginas de sus libros y lo vertiginosas y emocionantes que se vuelven. En esta novela está en una de mis favoritas. Menudas escenas de acción, menudos giros, menudo dolor.

Pero, a la vez, tiene una resolución que me hace pensar que va a volver a jugar con lo mismo que me frustró del paso entre novelas y que voy a resentir el cambio a cuatro en vez de tres libros.

Veremos. Estoy totalmente abierta a que Sanderson me sorprenda, como siempre.

Puntuación: 4.5 de 5.

Reseña: Escuadrón (Brandon Sanderson)

  • Autor: Brandon Sanderson
  • Traducción: Manu Viciano
  • Editorial: Nova
  • Publicación original: 6/11/2018
  • Precio: 19’90 (e-book 6’99)
  • Páginas: 615
  • ISBN: 9788417347277
  • Colección: escuadrón 1/4
  • Género: Ciencia ficción, fantasía, distopía

¿QUÉ ES ESCUADRÓN?

El primer número de la saga de cuatro que, junto a algunas novelas cortas, conforma la saga juvenil de Brandon Sanderson sobre la piloto Spensa y sus compañeros. En lugar de formar parte del Cosmere, el universo compartido de la mayor parte de historias adultas de Sanderson, forma parte del llamado Cytoverso.

Son parte de ese grupo los cuatro que conforman esta saga, las novelas cortas Sunreach y ReDawn y el relato Defending Elysium.

Según la editorial:

El mundo lleva siglos en guerra; la humanidad está atrapada en un planeta constantemente atacado por unos alienígenas decididos a destruirla. Los pilotos son los únicos héroes dispuestos a combatir al enemigo.

Spensa es una joven que siempre ha soñado con convertirse en piloto y defender a la Tierra. Pero su destino se cruza con el de su padre, un piloto que fue asesinado tras abandonar a su equipo, anulando sus opciones de asistir a la escuela de vuelo. De pronto, el ataque alienígena ha hecho duplicar la flota aérea de los humanos, facilitando que Spensa ahora sí pueda volar al espacio…

¿CÓMO ES ESCUADRÓN?

En el anuncio oficial de la novela el autor definió su concepción como una versión del tropo el niño y su dragón pero con máquinas, algo con un aire similar a Top Gun o el juego de Ender. Creo que esta es la mejor forma de introducir esta novela.

Sanderson es sobre todo conocido por sus mundos complejos, historias largas con ramificaciones y por sus sistemas mágicos. Tiene una marca muy bien establecida y reconocible que admiro mucho. Pero lo que más me sorprende de él es que, además, es muy versátil.

Si un día quiere hacer historias adultas de ciencia ficción, un relato de terror o una fantasía espacial como escuadrón el trabajo que realiza es también soberbio.

Escuadrón me parece uno de los trabajos más emocionantes de Sanderson. Esperaba disfrutarlo pero no esperaba el nudo en la garganta, las ganas de aplaudir y de llorar mientras lees una acción rápida que siempre está avanzando.

Es una de esas novelas que, en vez de intentar enamorarte a través del lenguaje, hace que a veces te olvides de que tienes un libro en la mano. Tiene, de manera absoluta, vocación audiovisual. Esto no es per se ni bueno ni malo pero aquí funciona excelente.

Su mayor virtud es, probablemente, un grupo de personajes carismáticos con personalidades arraigadas en el final de la adolescencia que a mí se me hacen bastante creíbles y no irritantes. Un problema que tengo a menudo con las obras que ponen a sus protagonistas en esos rangos de edad es que la manera en la que intentan desafiar las normas y hacer su propio camino no cuaja en absoluto conmigo. Y no lo digo refiriéndome a la yo adulta solo, también a la yo que fue adolescente.

En escuadrón Spensa y sus compañeros quieren cambiar la sociedad y enfrentarse a los mayores y lo hacen desde dentro del propio sistema, siendo conscientes del por qué de muchas cosas y siendo capaces bastante rápido de hacer equipo. A la vez no aceptan tonterías, saben poner límites entre ellos y a la situación y pasan de estar divirtiéndose a estar serios de manera natural y agradable para el lector.

Es una historia sobre amistad y crear lazos de confianza. El romance queda muy desplazado (casi desaparecido, aunque hay) y de nuevo esto no es ni bueno ni malo pero a esta novela le pega.

En este sentido, aunque la trama es muy dura y sabe no perder eso de vista en ningún momento, destaca bastante el uso de la comedia y sobre todo el personaje de M-Bot, el que sería el equivalente al dragón de la historia y una de esas personalidades Sandersonianas que destacan por su cinismo en medio de un mar de autosuperación. Un clásico en su obra. Y es que, aunque antes he querido destacar su versatilidad, escuadrón se siente puramente suyo. Un trabajo con todos sus grandes sellos de identidad y que sustituye la magia por un sistema tecnológico llamativo.

Como explicaba arriba esta saga no está en el Cosmere, el universo al que pertenecen la mayoría de los libros adultos de Sanderson, pero eso no le impide adentrarse en una construcción compleja donde las diferencias y tensiones entre grupos humanos están muy bien conseguidas.

Me gusta especialmente cómo las condiciones del entorno afectan a las decisiones morales y el desarrollo en la personalidad bravucona y valiente de la protagonista.

Para ir cerrando esta reseña quiero hablar brevemente de si es una novela dirigida a un público juvenil o para adultos. En el anuncio del lanzamiento Sanderson dice que el marketing de EEUU iba a los jóvenes mientras el sello inglés iba a publicarlas en su línea general. Yo añado que incluso en la edición inglesa los colores son diferentes, no sigue su blanco habitual, e incluso en la tipografía y maquetación se nota cierta intención de distinguirlos de sus trabajos más populares.

Desde mi punto de vista, sobre en qué estantería de las tiendas debería estar, creo que entramos en el debate de siempre ¿qué es exactamente la literatura juvenil?

Sea como sea, este me parece un trabajo mucho más complejo que otros de sus libros. Quizá tiene un tono menos grandilocuente a veces y una sensación de ligereza no tan habitual en su obra pero también me parece una de sus historias más desgarradoras y dramáticas. Supongo que todo depende de la apreciación que hagamos a algunos temas.

Soy consciente de que la estoy poniendo por las nubes y no suele ser bueno hacer reseñas así porque suelen llevar a decepciones lectoras después. A mí me pasa mucho cuando leo las de otras personas. Lo que pasa es que, aunque Sanderson es uno de mis autores favoritos, soy muy crítica con muchas de sus decisiones. El aliento de los dioses y sus implicaciones morales me dejaron con una sensación inmensa de frustración, Vin y su definición constante de la feminidad me irritaron de manera profunda y siempre le ha costado escribir buenas relaciones de amistad entre mujeres.

En escuadrón, excepto una frase del padre de la protagonista sobre que si su hija se rompe el brazo estando con él el problema sería la bronca que le echaría la madre, no tengo ninguna queja. Esto para mí, con él, es mucho y hace que ame esta novela con pasión.

¿PARA QUIÉN ES ESCUADRÓN?

Si os gusta Sanderson pero tenéis reservas porque no os gustó The Reckonners os recomiendo que le echéis un ojo de todas formas. A mí esa saga no me gustó y en cambio aquí estoy en mi salsa.

Por lo demás si buscáis una fantasía espacial sólida, sobre pilotos, y con buenos giros, esta es vuestra novela.

Reseña: Ogres (Adrian Tchaikovsky)

  • Autor: Adrian Tchaikovsky
  • Título: Ogres
  • Publicación: 15 de marzo de 2022
  • Editorial: Rebellion, Solaris
  • ISBN: 9781786185280
  • Páginas: 144 (tapa dura)
  • Precio hardcover: £25.00
  • Precio digital: £7.49
  • Género: Fantasía/Sci-Fi

Gracias a Rebellion (la editorial británica) y Netgalley (un portal en el que editoriales y autores pueden ofrecer sus obras a reseñadores) he conseguido un ejemplar de esta novela para reseñar. Estará a la venta a partir del 15 de marzo de 2022 aunque ya podéis realizar la pre-compra.

¿QUÉ ES OGRES?

Una novela corta (tiene 144 páginas en su edición impresa) que mezcla fantasía y ciencia ficción. Os traduzco la sinopsis de la editorial:

Los Ogros son más grandes que tú.

Los Ogros son más fuertes que tú.

Los Ogros dominan el mundo.

Todo es idílico en los pueblos hasta que llega el terrateniente.

Porque el terrateniente es un Ogro. Y los Ogros dominan el mundo, con su tamaño y fuerza y apetitos. Siempre ha sido así. Es el orden natural del mundo. Y solo comen gente de vez en cuando.

Pero cuando el hijo del jefe, Torquell, se atreve a levantar la mano contra el hijo del terrateniente, emprende el camino para conocer la terrible verdad sobre los Ogros y sobre las ciencias oscuras que aseguraron su dominio.

¿CÓMO ES OGRES?

Lo primero que os va a llamar la atención si le dais una oportunidad es que está escrito en segunda persona. He hablado alguna vez en esta web sobre lo que admiro el uso que hace Robin Hobb de la primera persona para introducir mentiras sutiles y trampear la lectura. Algo similar es lo que hace Tchaikovsky aquí aunque con el matiz de que la lectura se hace muy personal.

No tengo nada en común con Torquell, el protagonista, pero es un héroe tan arquetípico que consigue mimetizar muy bien al lector con el narrador. Una parte muy importante de Ogres es teorizar con Torquell hasta el final. Ver los puntos donde te choca y dónde no que alguien te diga .

Esto no significa que el libro os vaya a sorprender pero sí que parte de lo más atrayente es la sensación de estar teniendo una conversación con otra persona a la que no conoces pero que te conoce a ti, a la faceta de tu mente que ha mimetizado ya al héroe arquetípico, de manera muy profunda.

A partir de eso vais a entrar en un in crescendo que fusiona de manera perfecta la fantasía con la ciencia ficción.

Ogres empieza como un cuento típico. El hijo del jefe de un pueblo actúa como la ficción define casi siempre al típico joven inmaduro, carismático, que siempre está transgrediendo las normas con el beneplácito y cariño de sus conciudadanos, hasta que un día cruza la raya y los Ogros, dueños de la tierra, toman represalias.

Desde este punto empieza un viaje del héroe que es un viaje, de manera metafórica, entre épocas. Si os fijáis en la portada hay varios elementos victorianos pero también la silueta de un helicóptero. El paso de campo a ciudad y la forma en la que introduce la verdad son un ejercicio soberbio de escritura.

Quizá peca de ser un poco lenta al principio pero creo que es una construcción necesaria, un suma y sigue que desemboca en un final perfecto. Todo en las últimas páginas me parece intachable y reconozco que yo hay algo que sí que no me esperaba.

Hay tantísimas cosas de las que me gustaría hablaros en esta reseña. Los ogros, el folklore sobre comer carne y cómo ha aplicado eso aquí, la manera en la que va introduciendo los motivos de colisión social, evolución, manipulación, ciencia, historia, naturaleza y economía. Pero tengo que mantener todo esto lo más ambiguo y abstracto posible. El hilo que une todos lo detalles es muy fino y merece la pena descubrirlo todo poco a poco.

Mi primer acercamiento a Tchaikovsky no podría haber sido mejor y os recomiendo muchísimo esta novela corta.

Todo lo que hay aquí es para hablarlo largo y tendido con una buena taza de té. Nunca me gustan más estos géneros que cuando especulan así con la sociedad.

¿PARA QUIÉN ES OGRES?

Todo el mundo. No digo esto a menudo pero si os gustan la fantasía o la ciencia ficción creo que merece la pena que le deis una oportunidad. Si se os hace pesado el principio intentad aguantar un poco más porque yo creo que a muchos de vosotros os va a encantar.

Puntuación: 5 de 5.

Reseña: Noor (Nnedi Okorafor)

  • Autora: Nnedi Okorafor
  • Título: Noor
  • Fecha de publicación: 16 de noviembre de 2021
  • Editorial: DAW
  • ISBN: 9780756416096
  • Número de páginas: 214 en la edición de tapa dura
  • Género: ciencia ficción

¿QUÉ ES NOOR?

Gracias a DAW (la editorial estadounidense) y Netgalley (un portal en el que editoriales y autores pueden ofrecer sus obras a reseñadores) he conseguido un ejemplar de esta novela que se publica el 16 de noviembre de 2021. No creo que lleguen a leer esto nunca y menos estando en español pero yo estoy muy emocionada.

Y ¿de qué va? pues os traduzco la sinopsis:

Anwuli Okwufili prefiere ser llamada AO. Para ella estas iniciales siempre han significado Organismo Artificial. AO nunca se ha sentido… natural, y eso es quedarse corta. Sus padres pasaron el tiempo previo a su nacimiento rezando porque tuviese una muerte pacífica ya que desde el útero estaba mal. Pero sobrevivió. Y después llegó el accidente de tráfico que la dejaría aún peor. Sin embargo en lugar de ver su cuerpo como el resto del mundo, como extraño, antinatural, incluso tocado por el diablo, AO abraza lo que es: una mujer con un montón de mejoras tecnológicas corporales. Pero entonces un día va al mercado local y todo sale mal.

Una vez a la fuga conoce a un pastor Fulani llamado ADN y la carrera contra el tiempo a través de los desiertos del norte de Nigeria empieza. En un mundo en el que todas las cosas están en línea todos están expectantes por el momento en el que la asesina y el terrorista tengan que rendir cuentas y por el final de la saga de la mujer perversa y el hombre loco.

¿CÓMO ES NOOR?

Es muy fácil que me desespere con una descripción y empiece a leer en vertical. Por eso siempre me sorprende cuando un autor me captura a través del uso de los cinco sentidos en su mundo. En Noor Nnedi Okorafor ha puesto cuerpo y alma en que este libro pueda definirse como luz, olor, respiración, comida, el tacto de la arena en los pies y el calor sobre la piel.

Aunque también es verdad que una historia de carretera, que se siente apocalíptica, en la que los protagonistas viajan con una vaca y un toro estaba destinada a gustarme. No puedo ser objetiva aquí.

Pero bueno, obra de carretera y cinco sentidos. Algunas narrativas de viaje se regodean en lo cotidiano y la normalidad mientras el entorno cambia y dejan un sentimiento agradable por ello. Este es el caso de Noor que, aunque está hablándote de una situación terrible en un entorno durísimo, te regala una sensación hogareña, de pertenencia y de sentir las cosas entre tus manos. Y de familia, adoro las historias de familia encontrada y en esta el juego Adán/Eva que crea me tiene comprada.

Por supuesto es también, y por encima de todo, una obra de ciencia ficción. Okorafor nos introduce en un futuro en el que la ciencia tras las energías renovables ha sido capaz de canalizar la energía potencial que ofrecen los desiertos y, además, de enviarla al resto del mundo. Esto no significa que partamos de una utopía en absoluto y es que la humanidad, siendo la humanidad, sigue manipulando la información y no distribuyendo los recursos de una manera justa.

A la hora de plantear el concepto científico la autora se ha basado en un proyecto real en Marruecos, la Planta Solar de Nur Uarzazat, que pretende convertirse en la productora de más de la mitad de la energía del país a medio plazo. Esto lo mezcla además con conflictos también reales como la denuncia de los pastores Fulani respecto a los asesinatos indiscriminados que padecen por acusaciones de terrorismo.

Del libro esperad en general una buena mezcla entre elementos humanos y tecnológicos que siempre van salpicados por unas cuantas dosis de realidad.

Otro avance que cubre es el de las prótesis dirigidas tanto a compensar problemas como mejoras simplemente por gusto. Y este es el tema más delicado tanto de la novela como de la reseña.

AO, la protagonista, nació con algunas malformaciones que se agravaron después de un accidente. Una parte muy grande de la trama tiene que ver con lo difícil que es para su entorno aceptar sus miembros metálicos o sus implantes neurológicos. Todo este proceso se vive como una especie de renacimiento constante lleno de nuevas posibilidades que, aunque está lleno de partes oscuras y explora qué abarca en realidad la capacidad de decisión, tiene desde luego un sentido empoderante y de liberación.

Y qué pasa con esto. Pues que Okorafor utiliza un lenguaje bastante duro y que se considera hasta cierto punto inapropiado para referirse a las malformaciones. He visto varias reseñas que hacen mención a que se les llegó a hacer violento y desagradable.

Mi opinión al respecto es irrelevante porque lo que sí que importa para entender esto es que una escoliosis severa que necesitó de operación llevó a una entonces muy deportista autora a sufrir parálisis de la cintura para abajo. Tuvo que volver a aprender a andar y el dolor de todo el proceso fue, por supuesto, enorme. Si queréis saber más sobre su experiencia parece que habló sobre el tema en Broken Places Outer Spaces.

Está claro que, aunque no fue el mismo recorrido vital para ambas, todos los comentarios salen desde un punto muy personal que creo que no es mi lugar ni afirmar ni debatir. Solo os aviso de todo.

En lo que sí puedo entrar es en cómo aprovecha este punto para exponer también la manera en la que, cuando la sociedad considera que no eres adecuado, da igual todo lo que hagas para intentar ser normal que nunca van a aceptarte. Creo que lo hace desde una perspectiva muy acertada y que, de nuevo, la manera en la que lo ata con el concepto de lo que es una decisión y lo que no lo es hacen muy realistas el mundo y los personajes.

Eso sí, no os imaginéis la obra como un panfleto pro máquinas. No. Si os habéis fijado en el nombre del protagonista masculino sus iniciales son ADN y viene a mostrar un estilo de vida más tradicional y lejos de todo lo que representa AO. Juntos hacen una suerte de nuevos Adán y Eva como comentaba más arriba no porque sean los últimos de la tierra, si no por la sensación de renacimiento y de reseteo que busca el texto, de unión entre diferentes decisiones que no tienen por qué chocar.

A estas alturas quizá os estáis preguntando si solo tengo cosas buenas que decir de Noor y la verdad es que no. Hay una, cerca del principio, que no me gustó nada. Hay dos momentos en la narrativa en los que se interrumpe el ciclo normal de los acontecimientos para contarte un evento pasado que la historia necesita para avanzar. Una de las veces, la segunda, está muy bien planteado. La primera, sin embargo, es una transcripción de un podcast entero sobre una señora y sus avances en la ciencia que sirve de construcción de mundo entera y que se me hizo pesadísima.

No le niego parte de genialidad al podcast, que se llama Africanfuturism y es un relato por sí mismo que fuera habría valorado mucho. El problema es que dentro rompe con la manera en la que la historia está creciendo en el lector.

Para ir cerrando esta entrada os voy a contar que hay algunas similitudes muy de pasada entre Dune y Noor, no sé si buscadas o no, que he apreciado mucho. Aquí por supuesto tenemos un relato contado desde el punto de vista real de los colonizados, el color azul se cambia por el rojo y, aunque encontramos puntos similares en la concepción del desierto como parte fundamental del futuro humano, Okorafor habla de la tecnología y de sus personajes desde un tono completamente diferente al de Herbert.

¿PARA QUIÉN ES NOOR?

Fans de la ciencia ficción que busquen diferentes puntos de vista sobre temas que son a la vez muy populares siempre y a la vez muy tapados. Aunque da mucha información al principio y está el detalle grande de la construcción de mundo que no me gusta es fácil, ameno y corto.

Puntuación: 4 de 5.

Reseña: el último hombre (Mary Wollstonecraft Shelley)

  • Autora: Mary Wollstonecraft Shelley
  • Traducción: Lucía Márquez de la Plata
  • Editorial: Akal
  • Colección: Clásicos de la literatura
  • Tipo de libro: novela
  • Fecha de publicación: 13/07/2020 (original 1826)
  • Precio: 25 €
  • Páginas: 576
  • Formato: 14×22. Rústica
  • ISBN: 978-84-460-4856-5

QUÉ ES EL ÚLTIMO HOMBRE

Es una novela publicada en 1826 por Mary W. Shelley y una de las primeras (si no la primera) de tema apocalíptico/postapocalíptico. Probablemente la más famosa de sus obras después de Frankenstein, aunque en su día no contase con críticas favorables.

En los datos de la novela os he dejado los de una edición española de 2020 pero conviene recordar que su edición original (inglés) está ya libre de derechos de autor. Así, como casi todo este tipo de obras, podéis encontrarlo de manera legal y gratuita en el Proyecto Gutenberg. No he leído la traducción, yo he usado el texto del link que os he puesto, así que no puedo deciros si es buena o no. No he puesto el nombre del autor de la portada porque Akal no facilita ese dato en la ficha del libro de su web.

El argumento, según Akal: El último hombre da título a esta novela distópica publicada por Mary Shelley en 1826, en la que retrata una sociedad futura del siglo XXI que ha sido arrasada por una terrible plaga. El narrador, Lionel Verney, único superviviente de la enfermedad, recuerda los años finales de la existencia de la raza humana, cuyo fin profético había sido ya revelado en unas hojas incompletas halladas en la Cueva de la Sibila. Verney es quien con su narración de los acontecimientos deja testimonio del cumplimiento de la profecía y describe el desarrollo de los funestos sucesos que condujeron al triste destino de la humanidad.

CÓMO ES EL ÚLTIMO HOMBRE

Guerra, fuego, la plaga.

Evadne en el último hombre.

Denso y largo. Adictivo y fascinante. Es difícil para mí decir si me gustó o no. Siendo sincera me aburría, pero a la vez necesitaba terminarlo y en ocasiones, más que por la propia obra, era por los paralelismos con la vida de la autora y la contraposición a Frankenstein.

Como muchos sabréis, El Moderno Prometeo se ideó en una estancia en la Villa Diodati durante el año sin verano. Estancia que pasó con su marido y amigos cuando tenía unos veinte años. Aunque ya había vivido varias tragedias (si queréis saber más de esto hablé de ello aquí) estaba rodeada de sus seres queridos y el mundo estaba lleno de posibilidades. Sin embargo, apenas ocho años más tarde, cuando aparece El Último Hombre Mary está sola, en una situación económica apurada y nada de lo que publique puede ofender a su único benefactor: su reticente suegro. Es especialmente dramático si pensáis que para este momento la autora tenía veintinueve años y fallecería muy joven ella misma, con cincuenta y tres.

Así pues, es la ciencia ficción el arma que vuelve a escoger para explorar su situación. Y lo hace presentando al lector una visión apocalíptica de un mundo que va siendo arrasado por vaivenes políticos y una plaga. Detalle con mucho sentido dentro de su propia vida, pues es una epidemia de malaria lo que desencadenaría una gran parte de sus problemas.

Aunque este tipo de apocalipsis resulta una trama común hoy en día en su momento fue algo novedoso. La mentalidad de su época achacaba el destino de la humanidad a los actos divinos, mientras que en su novela es la naturaleza como tal la que se vuelve en contra de la humanidad. Esto la alinea con pensamientos de corte naturalista, que aún tardarían años en ser popularmente reconocidos. Es más, algunos de sus contemporáneos negaban que la extinción del ser humano fuese posible.

Estas líneas de pensamiento permeaban por supuesto a la literatura y el gótico basaba mucho de sus señas de identidad en una visión idealizada y llena de inocencia de la naturaleza. Ideas con las que, pese a enmarcarse la novela completamente en el gótico, Shelly rompe en el último hombre.

Para que podáis ubicaros mejor temporalmente el origen de las especies de Darwin no se publicaría hasta 1859.

Así pues uno de los rasgos más destacables del último hombre, antes y ahora, es que la plaga es el antagonista principal, haciendo al ser humano presa de la naturaleza.

Con esta información podría parecer que el grueso de la novela esté ocupado por un único personaje (Lionel, el último hombre) pero en realidad el tema principal de la novela es la familia, tanto la genética como, por encima de todo, la familia que escogemos y nos escoge.

Los protagonistas, que son en realidad bastantes, están inmersos en su vida, en la política de su momento, en aprender filosofía y en sus relaciones mutuas. E incluso durante un tiempo piensan que la moral podría protegerles de la plaga que se está expandiendo por todo el mundo. Se sienten, en cierto sentido, elegidos. Igual que Mary Shelley se refiere en sus diarios a su grupo de amigos con ese término. La mayoría de sus actos son asociables a sus compañeros en la vida real y el evento del sol negro recuerda además sin duda al ya mencionado año sin verano.

En sus diarios vemos:

El último hombre. Podría muy bien describir los sentimientos de ese ser solitario, sintiéndome yo misma la última reliquia de mi querida raza, mis compañeros extintos antes que yo

Mary Shelley. 14 de mayo de 1824

En este sentido es interesante destacar que, siendo contemporánea Mary Shelley a la Revolución Francesa, el reinado del terror y Napoleón, en la Inglaterra de su novela nos narra cómo la decadencia de la casa Windsor da paso a un gobierno republicano.

Entre otras referencias y guiños políticos, especialmente relevante para nosotros en tiempos de Brexit, está cómo los personajes se ven a sí mismos inmunes a las plagas del resto del mundo por vivir aislados en una isla. No obstante la enfermedad llega y les deja algunos disgustos extra.

También la visión del resto de animales en la novela resulta muy llamativa. El texto empieza en la cueva de la Sibila donde en teoría aparece el manuscrito. Allí se encuentra también el esqueleto fosilizado de una cabra. En la parte final de la novela encontramos una viva atando el futuro con el pasado de una manera muy curiosa. Shelley en teoría entra en la cueva en 1818 y el encuentro del protagonista al final con estos animales se da en torno al año 2100.

La aparición de la cabra ha dado lugar a muchas teorías. Por un lado su posible relación con las tragedias griegas, donde eran sacrificadas como ofrenda al principio de las obras, o también con el dios Pan. Pan es un viejo conocido en la obra de la autora (véase el relato Midas, por ejemplo) pero además es uno de los posibles orígenes etimológicos de la palabra pandemia. También están las interpretaciones judeo-cristianas y la cabra como símbolo del inocente que carga con los pecados de otros.

Siguiendo la visión imperante en la época los humanos se sienten por encima de los animales. Pero al final de la novela la autora demuestra también que se posiciona a favor de las nuevas teorías naturalistas que no defienden un mundo antropocéntrico. Mientras la plaga ha acabado con los humanos no lo ha hecho con el resto e incluso se teoriza con una nueva especie dominante.

Dentro de esto el nombre del protagonista no es casual, evocando el nombre de Lionel la naturaleza animal de los seres humanos. Además su historia es la de una persona que al principio necesita ser civilizada y al final, frente a la soledad, necesita volver a su estado inicial.

Más sobre Mary Shelley aquí

PARA QUIÉN ES EL ÚLTIMO HOMBRE

Si te interesa la madre de la ciencia ficción este libro sin duda te va a atraer, incluso aunque la manera de escribir de Shelley te eche un poco para atrás. En lo personal no tiene mi estilo favorito y este tipo de narrativa no me resulta muy divertida, pero lo ha compensado con lo fascinante que me parece a nivel conceptual. También es cierto que me pasa lo mismo que con Frankenstein, así que si entrasteis bien en la primera yo creo que es más probable que os guste esta.

Si os gusta el género apocalíptico es posible que os atraiga ver donde empezaron y cómo algunos de sus tópicos actuales.

Quitando estas cosas no es una obra que recomiende muchísimo.

FUENTES

The Grim Unreality. Mary Shelley’s extinction narrative in the Last Man (Kaitlin Mondello)

The Last Man (Mary Shelley). Proyecto Gutenberg.

Reseña: Estela Plateada (Dan Slott y los Allred)

  • Guionista: Dan Slott
  • Dibujante: Michael Allred
  • Colorista: Laura Allred
  • Editorial: Panini/Marvel
  • Título original: Silver Surfer
  • ISBN: 9788413343624
  • Páginas: 696 (omnibus)
  • Precio: 45€

¿QUÉ ES ESTELA PLATEADA?

Este omnibus comprende toda la etapa (más algunos extras) de Slott y los Allred al mando de Estela Plateada.

En él seguimos la historia del héroe de nombre homónimo y sus aventuras con la terrícola Dawn Greenwod mientras descubren el universo. Sigue un formato autoconclusivo. Cada historia presenta nuevos personajes que se quedarán en su propio mundo hasta que por A o por B tengan que volver a encontrarse con nuestros protagonistas en los momentos decisivos.

¿CÓMO ES ESTELA PLATEADA?

Volver a casa.

Para mí ha sido el equivalente a empezar otra vez Doctor Who, recuperar ese sentimiento de maravilla y fascinación que pensaba que ya no volvería desde cero. Pero para vosotros puede ser cualquier otra obra de ciencia ficción con viajes por el universo, compañeros terrícolas, familias de sangre y elegidas, diversión a raudales y lágrimas imparables.

Estela Plateada es un homenaje a la cultura pop. A los sueños de la infancia que reflejaron este tipo de historias y que nos acompañaron cuando nos hicimos adultos y quisimos seguir soñando.

Volver a casa.

Porque todo viaje tiene que responder a la pregunta ¿hay un sitio al que volver? ¿quieres perderte en el espacio? y Dan Slott y los Allred exprimen cada sentimiento al respecto para hacerte reír y llorar y adorar este relato maravilloso sobre encontrar tu lugar.

Volver a casa.

Y es que existen diferentes tipos de hogar. Puedes volver al sitio donde naciste, que te vio crecer, pero también puedes descubrir que tu casa está junto a la persona que se ha convertido en tu templo. Puedes descubrir que tu lugar no era el sitio físico si no las personas que lo habitan. Pero también que, después de todo, las cosas que querías encontrar no estaban tan lejos como pensabas.

Volver a casa.

Explorando los problemas de autoestima y culpa que nos impiden vivir de verdad en el presente y en el lugar en el que estamos, encerrándonos en una celda mental que se refleja también en nuestro físico. Hablando de superación y de volver a mirarnos en el espejo, hablando incluso de moda y de las cosas que nos ponemos que los demás van a asociar como su hogar.

Volver a casa.

Una casa en la que cabemos todos.

El apartado artístico con el matrimonio Allred al volante es soberbio. Está repleto de imágenes icónicas, de gestos y movimientos que hacen sentir a la historia muy viva, con un color maravilloso que ayuda muchísimo a ver las cosas sin tener que detenerte de más.

Y el guion. Todo lo que he dicho arriba. Dan Slott creó una obra maestra y no tiene sentido darle más vueltas.

¿PARA QUIÉN ES ESTELA PLATEADA?

Fans de la ciencia ficción de viajes por el espacio y compañeros. Recomendar cosas siempre me parece muy complicado pero si os gustan ese tipo de historias esta es una de las pocas veces que siento, seguro, que este cómic no puede fallar. Reconozco que si no leéis cómic puede abrumar un poco (sobre todo por el tamaño) pero si tenéis curiosidad por el medio por algún sitio hay que empezar.

No hace falta ningún conocimiento sobre el personaje en realidad. La historia de Estela se va explicando poco a poco según avanza el tomo y, aunque salen otros supers de Marvel de nuevo creo que no hay referencias que dificulten la lectura en ningún sentido.

Reseña: el nombre del mundo es Bosque (Ursula K. Le Guin)

  • Autora: Ursula K. Le Guin
  • Título original: The Word for World Is Forest
  • Editorial: Minotauro
  • Fecha de publicación original: 1972
  • Precio: 16’95€ eBook 7’99€
  • Páginas: 160
  • ISBN: 978-84-450-0978-9
  • Traducción: Matilde Horne
  • Saga: ciclo de Ekumen o Hainish Cycle

¿QUÉ ES EL NOMBRE DEL MUNDO ES BOSQUE?

En el planeta Atshe, el ciclo de la vida, la cultura, las costumbres, los procesos mentales nacen y se desarrollan en la estabilidad autónoma del cosmos, pero la llegada de una expedición terrestre cambiará dramáticamente el pacífico modo de vida de los nativos del planeta.

Aunque es una novela completamente autoconclusiva forma parte del ciclo de Ekumen, un universo compartido en el que Ursula K. Le Guin exploraba en clave de ciencia ficción asuntos antropológicos y sociológicos. Junto a los desposeídos y la mano izquierda de la oscuridad cierra la tríada de las obras más famosas de la autora en este grupo.

El nombre del mundo es Bosque se publicó primero en la colección de relatos Again, Dangerous Visions de 1972. El año siguiente apareció como novella y se hizo además con el Hugo en dicha categoría amén de numerosas nominaciones de renombre, como el National Book Award. Este período temporal corresponde, además, con los últimos años de la guerra de Vietnam (finalizó en el 75) y con un fuerte sentimiento ecologista, que culminaría con varios tratados en EEUU entre el 73 y el 75 para proteger la flora y la fauna.

¿CÓMO ES EL NOMBRE DEL MUNDO ES BOSQUE?

Aviso de contenido: violaciones

Uno de los temas que más me gustan en la ciencia ficción es el análisis de las implicaciones sociales de la carrera espacial. No sólo nos permite enfrentarnos a la idealización del futuro de la humanidad, si no que es una forma estupenda de explorar lo que estamos haciendo ahora y desde hace muchos siglos en la Tierra.

Le Guin se lanza a abordar este tema y lo hace desde un punto de vista antropológico, criticando el abuso de poder colonialista. Desde la destrucción del hábitat en nombre de la búsqueda de recursos al racismo, pasando por los cambios que se producen en las civilizaciones oprimidas y las personalidades de los conquistadores, tenemos ante nosotros una historia cruda y dolorosa.

La sensación de desasosiego y tristeza mientras algo muy importante se va perdiendo es constante. Ni siquiera las pequeñas esperanzas levantan el ánimo en una historia que habla de lucha pero también de los cambios que requiere enfrentarte a quien intenta aniquilar tu forma de vida. Es una lectura muy interesante pero muy desagradable.

No os imaginéis, sin embargo, que este sea un libro en el que seas o muy bueno o muy malo y nada entre medias. Una de las cosas más apasionantes en esta novela corta es, como comentaba de pasada más arriba, la personalidad de los conquistadores.

La única manera de hacer el mal no es ser un descerebrado abiertamente agresivo. También puedes pensar que eres una buena persona, creer que estas haciendo lo correcto y que eres bondadoso, y estar sin embargo perpetuando un sistema que exprime los recursos del mundo hasta dejarlo inhabitable.

Es fascinante cómo algunos personajes son incapaces de entender las reacciones de la población nativa, como si no asesinar a alguien fuese suficiente para ganarte su aprecio y lealtad. Enseñar que lo voluntario es siempre dependiente de recursos, situación social y miedo es un tema de actualidad perpetua para la humanidad.

De aquí además pasa a otro tema punzante y también siempre presente, el consentimiento. La autora toma la decisión, claramente consciente, de poner las relaciones hombre/mujer en este ambiente violento en paralelo. Siempre son una parte fundamental de la acción pero siempre hay un silencio en torno a ellas que da para una historia de terror.

Hay una escena, casi nada más empezar, en la que un personaje habla de violaciones como si no fuesen tal por no recibir una lucha abierta y violenta que es, además de escalofriante, un sumario para toda la novela.

Tampoco es una historia que pretenda hablar de gente que necesita cambiar su percepción, villanos que lo han pasado muy mal y a los que hay que comprender y bondad y pureza por defecto alteradas por una mala vida No. En el nombre del mundo es bosque hay retratos de maldad pura y dura, de desprecio y de ir mucho más allá de lo que las órdenes requerirían.

Entrando en el terreno de lo no tan positivo para mí.

La novella es excelente, podría hablar de ella durante horas porque el concepto es interesantísimo, pero no me ha enganchado. Es difícil expresar esto bien porque este texto no busca entretenerte, su vocación es la de incomodarte. Y ese apartado lo hace perfecto y no es ahí donde me pierde un poco.

Es en que el lenguaje, lo pausada que se hace pese a lo corta que es, el ambiente ligeramente onírico, hacen que me distraiga. Me costaba horrores mantenerme centrada en lo que estaba leyendo. Me pasó demasiado a menudo darme cuenta de que hacía un rato que ya no estaba conectada con la lectura.

Además desde el propio título queda claro que esta no es una novela de personajes si no de ambientación. De nuevo, esto también es complicado de expresar. La construcción del mundo ocupa mucho menos espacio que la acción de los personajes y la base antropológica es el motor de la narración. Sin embargo lo que Le Guin busca hacer (y hace con maestría de hecho) es vincular la salud del mundo, la manera en la que nuestro lenguaje se basa en lo que nos rodea, con todos los aspectos personales y culturales. Es apasionante pero no es, de base, el tipo de lectura que me engancha.

¿PARA QUIÉN ES EL NOMBRE DEL MUNDO ES BOSQUE?

Si os gusta la ciencia ficción con base social lo más probable es que os encante. Le Guin es una diosa en lo que hace e, incluso si tenéis gustos parecidos a los míos y no es el tipo de narrativa que más os engancha, creo que tiene muchísimas otras cosas que hacen que merezca la pena.

Eso sí, es una lectura dura, dolorosa, desagradable. Preparaos para enfadaros muchísimo.

El hombre león de Hohlenstein-Stadel

  • Prehistoria
  • Arte mueble
  • Período: Paleolítico superior. Auriñaciense
  • Cronología: 40.000/35.000BP
  • Soporte: marfil
  • Técnica: tallado

Que yo sepa el hombre león de Hohlenstein-Stadel es la representación de un ser imaginario más antigua que conservamos. Aunque solo tenemos teorías sobre las simbologías prehistóricas es obvio que se trata de una escultura con cuerpo humanoide y una cabeza de león, algo que no existe ni ha existido.

Con una altura de 31’1cm, esta figurita fue tallada de un colmillo de mamut con un extremo hueco, el lado en el que se hicieron las piernas y uno de los motivos por los que debieron hacerse separadas. El resto, con los brazos pegados al cuerpo y la posición estática, corresponderían al resto de la forma del colmillo.

Según la web del museo que lo alberga (el Ulmer, en una ciudad alemana llamada Ulm) el lado izquierdo parece haber sido tallado con un mayor cuidado y se pueden distinguir en él algunas incisiones decorativas como, por ejemplo, sobre la oreja.

En caso de que os estéis preguntando si es un león o una leona ante la falta de melena os diré dos cosas. La primera es que representa a un león de las cavernas, que no tenían esas cabelleras, y, la segunda que es un tema del que se ha debatido bastante y cuyas principales teorías han ido cambiando a lo largo del tiempo. Ahora mismo la más aceptada es que, basándose en la placa triangular entre las piernas, falte una pieza de representación fálica. Por otro lado, como decía al principio, quién sabe qué pensaban en la prehistoria sobre todo esto.

Si os habéis fijado en la pequeña ficha que encabeza la entrada habréis visto que la datación ocupa un período muy amplio, del 40.000 al 35.000 BP. BP o AP son siglas para before present/antes del presente, la medida de tiempo que se usó para homogeneizar entre los calendarios las dataciones por radiocarbono. Para el calendario gregoriano marca el año 1950 d.C. Así quedaría, por ejemplo, que esta podría ser una pieza realizada 40.000 años antes de 1950. Hay bastante más a este tema, pero no es el tópico de la entrada y no voy a entretenerme más en esto.

Lo importante es que es difícil llegar con exactitud a saber la fecha de fabricación y hay un abanico amplísimo. Para el león obtenemos este estimado, de nuevo según el Ulmer, de que esa es la longevidad de la capa en la que se hallaron los restos en conjunto.

Observando la foto queda bastante claro el estado fragmentado de la figura. Cuando Otto Völzing y Robert Wetzel la encontraron el 25 de agosto de 1939 era simplemente un grupo de pedazos del que no podía sospecharse la figura que escondían. El inicio de la segunda guerra mundial apenas unos días después paralizaría la investigación, quedando los restos del león en una colección de cajas de cartón en espera de tiempos más calmados.

Su momento llega en 1969 cuando Joachim Hahn, encargado de hacer inventario de la colección, se ve alertado por las marcas de tallado en las piezas de marfil y comienza el rompecabezas con unos amigos.

Desde ese momento en adelante la búsqueda, recuperación y reordenación han seguido avanzando hasta que de la mano de Nicole Ebinger-Rist, en 2013, llegó la versión que podemos observar en la actualidad, compuesta de casi 300 fragmentos.

En el apartado simbólico, aunque no podemos saber nada seguro, sí que podemos aventurar algunas cosas. Para empezar el hombre león estaba situado en un área de la cueva de Stadel similar a una cámara y acompañado de otros objetos notables. En el conjunto se observan, además, otras piezas que podrían corresponder a híbridos pero el estado de conservación pone difícil saberlo. Por ubicación, la cueva en la que fue encontrada no era un buen sitio para vivir y podría representar más un lugar de reunión ocasional, indicado por lo tanto, quizá, como sitio de culto.

Desde luego según las categorías de clasificación del arte mueble de Leroi-Gourhan, un famoso especialista en prehistoria y antropología, esta sería parte de los objetos religiosos.

Fuese cual fuese su uso asumimos que debió tener cierto valor social aunque solo sea porque intentar replicarla, en un experimento llamado hombre león 2.0, resultó ser un trabajo que llevó 360 horas. El vídeo está en alemán con subtítulos en inglés:

Este tipo de representaciones, seres híbridos mitad animal, mitad humano, reciben el nombre de teriántropos. La variante león/felino humanoide es, con diferencia, una de las más comunes y ha plagado la historia de la humanidad desde las religiones a los mundos de fantasía con gran popularidad.

A diferencia de otras entradas de la sección hacia la ficción contemporánea donde primero hago una explicación y luego lo comparo a lo que tenemos hoy en día, esta vez os voy a dejar con la lista de TV Tropes, muy completa aunque en inglés, de este tipo de seres en diversos medios. El motivo principal es que, aunque sea un tema al que hemos vuelto millones de veces, me resulta imposible trazar cuál sería la influencia concreta de esta figura. Que la idea de los teriántropos nos ha acompañado desde entonces y con ella también la imaginación de lo fantástico es a lo único a lo que puedo aspirar con esta entrada.

Aunque la mayor parte de la información está en alemán os recomiendo encarecidamente que echéis un ojo a la web del museo Ulm, que tiene bastantes fotografías y es fascinante.

FUENTES

Reseña: The Umbrella Academy: Dallas (Way, Bá, Stewart)

  • Guionista: Gerard Way
  • Dibujo: Gabriel Bá
  • Color: Dave Stewart
  • Rotulación original: Nate Piekos de Blambot
  • En español: Joan Moreno
  • Traducción: Marc Galante y Sergio Colomino
  • ISBN: 978-84-6790-108-5
  • Precio: 16,00 €
  • Páginas: 216
  • Colección: The Umbrella Academy (2/4)

¿QUÉ ES THE UMBRELLA ACADEMY: DALLAS?

Segundo tomo de la historia de los hermanos Hargraves, cuenta con el siguiente argumento: Después del casi Apocalipsis y la muerte de Pogo, los chicos de Umbrella Academy están abatidos y confusos: Rumor ha perdido la voz y su poder, Spaceboy no para de comer, Número 5 se ha metido en asuntos algo turbios y Kraken cree que encontrar a su desaparecido hermano pequeño le ayudará a resolver una serie de misteriosas muertes… ¡relacionadas con un complot para matar a JFK!

¿CÓMO ES THE UMBRELLA ACADEMY: DALLAS?

A Gerard Way le gusta construir desde las ruinas. Dos tomos que llevo de The Umbrella Academy dos tomos que empiezan con la familia Hargreeves separada, con pequeñas reminiscencias de su infancia y, pese a haber centrado toda su educación en funcionar como equipo, tener que aprender de nuevo a trabajar juntos.

Si en el primero, para mi gusto, no alcanzó a crear unos personajes carismáticos como para que me importase y además hizo un lío de poderes y de trama, aquí, en cambio, le ha sacado todo el partido posible y ha sabido lucirse.

Esta vez The Umbrella Academy sí que es capaz de adaptarse al formato en el que se desarrolla, maneja bien sus tiempos y la información de sus viñetas y da un sentido de relevancia a la historia. Dallas es mucho más sólido y con una trama que no parece construida de escenas al tuntún.

Los personajes por su lado tienen espacio para ser distinguibles y diferenciables. Lo más importante, esta vez los antagonistas son atractivos no sólo por los dibujos de Gabriel Bá y el color de Stewart, también por el guion.

Hazel y Cha Cha trascienden lo maravilloso de su diseño y se acompañan de unos diálogos divertidos, con un humor basado en una violencia extrema mezclada con un candor infantil que les hace ideales para el surrealismo de la trama. No necesitan un gran trasfondo ni muchas páginas para comerse la historia.

La agencia de los viajes en el tiempo y el jefe pez funcionan muy bien para mover la trama y, sobre todo, para crear el marco de Número Cinco. Aunque The Umbrella Academy intenta dar importancia a todos sus protagonistas está claro que en este volumen el niño/anciano que puede saltar en el tiempo es el protagonista indiscutible.

Igual que Hazel y Cha Cha hace gala de una inocencia y actos impulsivos propios de un niño que hacen un contraste estupendo con su verdadera edad. Sabes que todo va mal en un mundo viendo a alguien en ese cuerpo haciendo esas acciones y con esos diálogos. Le da un humor brillante.

El resto de hermanos, en general, también están muy bien. Sobre todo en sus interacciones entre sí. El mayor problema es que por un lado el Violín Blanco no sale casi y por otro Rumor no aporta nada, dejando a Way con un plantel en el que todos sus personajes más llamativos son masculinos. Es una pena porque me encanta el poder de Rumor, tiene una portada para ella que es una gran idea y podría estar muy bien en general pero lo cierto es que al no poder entrar en la dialéctica del resto de Hargreeves se vuelve muy irrelevante.

Por lo demás el tono es tan maravillosamente surrealista como colorido, todo es oscuro pero brillante, el apartado artístico sigue siendo maravilloso y hay algunos momentos (como una aparición de, supuestamente, Dios) que encuentro excelentes. Esta es una de las pocas historias en las que aprecio la manera en la que se centra en Estados Unidos por la maravillosa parodia que hace. Aquí, sobre todo, se luce Diego. Un personaje que per se no me gusta pero que da al cómic un toque estupendo.

¿PARA QUIÉN ES THE UMBRELLA ACADEMY: DALLAS?

En general si os gustó el primero estoy segura de que os gustará este. Pero además si os pasó como a mí y el anterior no os pudo dar más igual a lo mejor encontráis el amor aquí. Si venís por la serie de televisión y dejasteis a medias el primero porque no os enganchaba, probad de todas maneras con el segundo.

Puntuación: 4 de 5.