Reseña: Fragmentos de honor (Bujold)

¿QUÉ ES FRAGMENTOS DE HONOR?

Se trata de la primera novela en orden cronológico (que no de publicación, aunque en este caso fue el segundo detrás de una historia corta) de la saga Vorkosigan. Sigue la historia de Cordelia Naismith y Aral Vorkosigan mientras se ven atrapados entre bandos rivales e intrigas políticas que pondrán a prueba sus creencias y seguridad en sí mismos.

Aunque existen rumores persistentes de que empezó como una obra fan de Star Trek han sido desmentidos por la autora. Podéis leerla hablar del tema, por ejemplo, en su página de Goodreads.

¿CÓMO ES FRAGMENTOS DE HONOR?

De hombre del espacio a cavernícola en tres días. Imaginamos que la civilización está en nosotros mismos, cuando en realidad está en nuestras cosas.

Siempre que voy a leer un libro de ciencia ficción una de las primeras cosas que quiero saber es su nivel de accesibilidad así que, por si sois como yo, voy a empezar diciendo que aunque las primeras páginas quizá parezcan un poco confusas esta es una lectura en la que no vais a encontrar dificultades y cuyo subgénero es la ópera espacial. Aunque parece que va a tener un tono serio y un poco técnico os aseguro que se relaja y que, de hecho, termina teniendo un sentido del humor destacable. Esto no quita, eso sí, que hasta el final es una novela dura en lo psicológico y con escenas fuertes.

Iba con muchas expectativas y aún así me sorprendió para bien.

En poco más de 300 páginas el libro tiene tres cambios de tono y una historia corta y pasa de parte a parte con maestría. Sin embargo, a pesar de que el argumento es sólido y brillante y trata temas difíciles con mucho tacto (y en 1986, para que luego digan que me tengo que tragar según qué cosas porque esos años eran así), su punto fuerte son los personajes.

Cordelia y Aral. No os voy a decir que estemos ante el romance del siglo. Lo que estamos es ante la tensión sexual mejor construida que me he encontrado en un libro. Os lo juro. A mí me cuesta muchísimo entrar en historias de amor. Y eso que soy una ñoña. Pero aquí es que solo puedo aplaudir y reírme.

Cuando él se corta, yo sangro.

Nuestros protagonistas empiezan la novela en puntos opuestos de casi todas las cosas que podríamos considerar definitorias en la vida. Son de civilizaciones enfrentadas y aparentemente contrarias, a Vorkosigan le persigue una fama de violencia bajo el nombre de el carnicero de Komarr y ella se encuentra en una misión científica.

¿Lo que les une? una situación al límite. La expedición de Cordelia ha sido atacada por las mismas personas que le han hecho un motín a Aral. Convertidos en compañeros por azar enseguida explota la química entre ellos.

Él confiesa varios asesinatos. Ella le dice cómo cocinar la carne.

Esto, que a mí me parece muy gracioso, es el meollo de la cuestión. Hablan, comparten cosas, están cómodos, tienen confidencias y debates existenciales. Da igual que estén en polos opuestos, encuentran motivos de respeto mutuo y un código de honor que funciona para ambos incluso cuando no están de acuerdo.

Lo que hay entre medias, como creo que deja entrever lo que comentaba de las civilizaciones enfrentadas, es una situación política tensa y prominente en la novela. De hecho el romance está siempre mezclado con la estrategia y es una herramienta más a disposición tanto de los protagonistas como de sus enemigos.

Me parece que la única diferencia entre sus amigos y sus enemigos es cuánto tiempo se dedican a charlar antes de dispararle.

Este entorno obliga a los personajes a vivir en situaciones extremas y este es, probablemente, el centro del argumento. Bujold nos da en Aral a un personaje maduro, acostumbrado a vivir en un ambiente de guerra, que entiende y se siente cerca de la muerte.

Aunque la historia es una tercera persona que sigue específicamente a Cordelia, es a través de Vorkosigan donde se nos plantea no solo la dificultad de seguir viviendo, también la dificultad de dejar vivir al resto. La valoración de hasta qué punto merece la pena seguir y qué harías cuando tu crianza y tu sociedad te empujan a la violencia constante.

Nuestra protagonista se ve lanzada a esa espiral y veremos en ella un creciente malestar y descontento hacia algunas situaciones que culmina en unos capítulos finales, una sección muy específica de la novela, en la que tiene que ver su propia cultura con nuevos ojos.

Es, simplemente, brillante.

Hay muchísimas cosas que me gustaría decir pero que se quedan en el tintero por spoilers. Lo fundamental es que amo esta novela, estoy deseando seguir con el resto y, cada vez que me dicen que si esto me ha gustado me voy a morir de amor con el resto, me emociono.

¿Por qué no puedes perder los nervios con tus subordinados, como la gente normal, en vez de con tus superiores como un lunático?

¿PARA QUIÉN ES FRAGMENTOS DE HONOR?

Si queréis una buena space opera con una trama política sólida y personajes memorables esta es vuestra novela. Para gustos colores, siempre es posible que no sea vuestro tipo, pero esta vez en español tenéis unas ediciones de bolsillo a buen precio con portadas maravillosas que creo que hacen menos arriesgado probar.

  • Autor: Lois McMaster Bujold
  • Editorial: DeBolsillo
  • Fecha de publicación original: 1986
  • Precio: 9’95 bolsillo. 6’99 eBook.
  • Páginas: 352
  • ISBN: 9788490708538
  • Traducción: Rafael Martín Trechera
  • Colección: Vorkosigan (1/16 + 6 historias cortas)

Reseña: the Kaiju Preservation Society (John Scalzi)

Antes de nada quiero dar las gracias a Netgalley y Macmillan-Tor/Forge por darme el libro para reseñar. Le tenía muchísimas ganas, lo pedí pensando que no me lo concederían ni de broma y aquí estamos. Más felices que perdices.

Por si no sabéis qué es Netgalley se trata de una plataforma que pone en contacto a reseñadores, libreros, autores, editoriales y, en general, gente interesada en la literatura, para poner a rodar nuevos lanzamientos.

¿QUÉ ES THE KAIJU PRESERVATION SOCIETY?

Y ahora entramos a la chicha. Este el primer libro de Scalzi publicado post pandemia. Una novela autoconclusiva, bastante corta (268 páginas de ebook) que ofrece una ciencia ficción centrada en la crítica social a través del humor. Y kaijus, no nos olvidemos de los kaijus.

Os dejo una traducción de la sinopsis:

Cuando el COVID-19 arrasa la ciudad de Nueva York, Jamie Gray está atrapado en un empleo sin futuro como conductor para una aplicación de comida a domicilio. Eso es hasta que Jamie hace una entrega a un antiguo conocido, Tom, que trabaja en lo que él llama «una organización para los derechos de los animales». El equipo de Tom necesita a última hora alguien que maneje el pesado trabajo de campo en la nueva expedición. Jaime, ansioso por hacer algo, acepta inmediatamente.

Lo que Tom no le dice a Jamie es que los animales que cuida su equipo no están aquí en la Tierra. No nuestra Tierra, al menos. En una dimensión alternativa, enormes criaturas parecidas a dinosaurios llamadas Kaiju deambulan un mundo cálido y libre de humanos. Son los pandas más grandes y peligrosos del universo y están en apuros.

La sociedad para la preservación de Kaijus no es la única que ha encontrado el camino al mundo alternativo. Otros también lo han hecho. Y sus negligencias podrían causar millones de muertos en nuestra Tierra.

¿CÓMO ES THE KAIJU PRESERATION SOCIETY?

Al final de la novela Scalzi la define como una canción pop. Una canción pop, añado yo, de esas que te engañan con un ritmo alegre cuando en realidad te están contando algo que te parte por dentro.

O quizá una canción pop, con perdón al autor, no es la mejor forma de definir a esta novela. Quizá, lo que más se acerca a una introducción breve, es decir que se trata de una conversación entre dos personas actuales con una gran pasión por la ciencia ficción. Es un hacer humor de la tragedia, intentar seguir adelante, ser agradable con la gente que te rodea aunque el mundo se haga pedazos a tu alrededor.

A lo mejor lo que tengo que deciros es que tengo un cuaderno lleno de frases célebres graciosísimas y que, de pronto, sin esperármelo, creo que sin que el propio autor se lo pudiera imaginar, estaba llorando con una carta en sus últimas páginas.

Sé que muchos de vosotros os vais a sentir identificados si os digo que la fantasía, el terror y la ciencia ficción son mi salvavidas. Han sido mi constante vital, desde muy pequeña. Una de las grandes piezas que me definen. Y cuando me encuentro a un autor que lo entiende, que se nota que ama esto tanto como yo, es uno de los mejores sentimientos del mundo.

Leer The Kaiju Preservation Society ha sido catártico en muchos sentidos. Una novela post encierro por pandemia, que se publica en un mundo occidental convulso, donde el argumento principal es disfrutar de las cosas que te gustan, hacer amigos y, sobre todo, no perder nunca el sentido de la maravilla. Todo esto a la vez que seguir luchando y reflejar un mundo de empleos de mierda, codicia, y un futuro negro e incierto.

Podría escribir millones de párrafos sobre este tema pero tengo que dejar espacio, por supuesto, para hablaros también de otras cosas.

Para empezar me gustan los personajes. El protagonista me ha caído simpático, tiene una frase que repite de manera cómica a menudo y que le hace parecer salido de un videojuego. Refleja muy bien la situación de las generaciones que convivimos ahora mismo. El resto de los personajes van por la misma línea. No se profundiza en ellos pero no hace falta, son reconocibles, parecen de carne y hueso y casi todos tienen algún momento bastante gracioso.

En representación también le doy buena nota aunque yo no sea la más adecuada para valorar este tema. A mí desde luego me ha gustado y siento que habla de una sociedad real, plural.

Otra cosa de la que yo no sé nada, pero que juzgo desde mi experiencia como lectora, es el apartado científico. Y de nuevo lo he apreciado mucho. Es interesante sin ser pesado. Utiliza palabras que te hacen sentir inteligente pero es básico para que cualquiera pueda entenderlo. Me gustan los kaiju y hay dos que se llaman Bella y Edward por Crepúsculo. Si eso no os convence para leer esta novela es que no tenéis salvación y probablemente acabéis en el infierno.

La construcción del mundo es, en general, muy atractiva. No busca reinventar la rueda ni falta que le hace. Es, básicamente, un homenaje constante a Godzilla, Jurassic Park y cualquier cosa que os podáis imaginar. Todo, como repito una y otra vez, con buenas dosis de humor.

El fallo principal lo tiene, para mi gusto, en la trama. No se me ha hecho aburrido en ningún momento pero sí que ha habido partes en las que resentía la falta de un gran evento que hilase la acción. Pasa demasiado tiempo presentándote la situación y aprovechándose, justo, de ese estupendo sentido de la maravilla que comentaba más arriba.

Para cuando por fin hay una acción que de verdad coge todas las anticipaciones y explota se me quedó un poco vacío de emoción. Además esto sucede muy tarde en la novela.

Por otro lado no llega a resultar decepcionante porque, aunque yo lo echaba en falta, la novela nunca te hace pensar que vaya a pasar otra cosa. Construye una mezcla entre eventos que cambian la vida, acción constante y eventos peligrosos con un ritmo algo pausado que busca dar una sensación de vida cotidiana.

Puntuación: 4.5 de 5.

¿PARA QUIÉN ES THE KAIJU PRESERVATION SOCIETY?

Para esta sección hoy lo tengo muy fácil ¿Te gusta la ciencia ficción con humor, las historias de aventuras, bichos grandes y buenas referencias constantes? ¿eres millennial? Pues es muy probable que te encante.

  • Título: The Kaiju Preservation Society
  • Autor: John Scalzi
  • Fecha de publicación: 15/03/2022
  • Editorial: Tor
  • ISBN: 9780765389121
  • Género: Ciencia Ficción. Humor
  • Páginas: 268
  • Novela

Reseña: este del oeste (Dragotta, Hickman, Martin)

¿QUÉ ES ESTE DEL OESTE?

Entre 2013 y 2019 el equipo formado por Hickman, Dragotta y Martin publicaba en Image las 45 grapas compiladas en 10 volúmenes que conforman este del oeste.

La historia nos presenta una distopía con estética western que busca zambullirse en las raíces de Estados Unidos con mucha violencia y cinismo. Un mensaje apocalíptico, los cuatro jinetes, un mundo enfrentado y una paranoia inmensa sirven de marco a una historia de familia intensa y excepcional.

¿CÓMO ES ESTE EL OESTE?

En 1908 Israel Zangwill popularizó el término The Melting Pot con su obra homónima. Esta idea del crisol de culturas ha servido, de manera específica, para hablar de la multiculturalidad y asimilación de Estados Unidos tanto desde un punto de vista positivo como para plantear todo tipo de críticas a un sistema que fuerza a lo homogéneo.

Este es, sin duda, el punto de partida de este del oeste.

Hickman escribe en el opuesto, sobre un Estados Unidos de ciencia ficción en el que el país está partido en secciones culturales y expone sus diferencias y similitudes en un ambiente cruento y sin casi amabilidad.

No quiere decir esto que el autor busque una equiparación moral a través del famoso son todos igual de malos, el libro está lleno de críticas a eventos pasados y presentes, si no que busca explorar la miseria humana desde distintos puntos de vista que se reflejan en las singularidades de su país.

Analizando este proceso, además, no podemos ignorar que los años de creación del cómic comprenden desde el segundo mandato de Obama hasta casi el final del tiempo de Trump en el poder. Si habéis leído antes a Hickman probablemente habréis notado que se baña en las anticipaciones, guiños y ciclos cerrados pero creo que hablando de falso idealismo, radicalización y violencia toda la historia de esos años ha quedado grabada en el ADN de su obra.

En cualquier caso hay algo que todas estas naciones culturales tienen en común y es el fin del mundo.

El final de todas las cosas va a llegar a través del cumplimiento de una profecía, el mensaje, y es responsabilidad de un grupo de poderosos elegidos cumplir con sus designios. Estas lecturas de futuro tienen varias peculiaridades. Por un lado aún no han terminado de escribirse y, como pasa con todos los textos religiosos, está tan abierto a interpretación que permite a sus creyentes manipular la situación a su antojo.

Uno de los puntos fuertes de esta obra es la representación de las motivaciones de los ricos, la búsqueda del caos y de poder y de cómo ni siquiera el fin del mundo es motivo suficiente para que muchos se paren a pensar en lo que están haciendo.

En este aspecto tiene un momento que me parece especialmente escalofriante cuando un personaje dictamina que este desorden solo puede suceder a través del control social y nunca desde las luchas sociales. Caos, sí, pero caos controlado.

Todo esto lleva a este del oeste a tratar con la muerte como eje central. El fin solo puede llegar a través de la destrucción. Para encontrar la paz los personajes se ven obligados a la guerra. Para la venganza, asesinato.

Algunos, incluso, necesitan a la muerte para enamorarse.

Creo que los cuatro jinetes del apocalipsis son un concepto interesantísimo y, cuando aparecen en una historia, suelo querer echarle un ojo. Aquí tenemos cuatro personajes complicados, desagradables, violentos y con un diseño maravilloso que son una delicia.

Y Muerte es, por supuesto, el protagonista.

Esta es una obra muy coral, con episodios en los que ni aparece ni se le menciona como un nombre propio, pero como concepto es omnipresente. Incluso cuando lo que Hickman busca es ofrecernos vida y esperanza siempre es a través del opuesto. Para que haya vida tiene que haber muerte.

Para mí, al margen del concepto, hay dos cosas que me acercan mucho a este personaje. Por una parte, aunque no ocupa muchísimo espacio, encuentro en el romance entre Muerte y su mujer uno de los puntos fuertes del cómic. No es una historia preciosa, es una historia épica. Por otro lado tiene una evolución, una secuencia de pérdida y lucha constante, que sin perder nunca de vista que no es un humano le convierte en lo más humano de todo este del oeste.

Con él Hickman despliega una oleada de sentimientos en desarrollo constante que luchan contra el cansancio existencial y que construyen varios triángulos de amigos y enemigos apasionantes.

Tampoco el resto de jinetes se queda atrás en cuanto a interés. Nunca son explorados de la misma manera pero sus personalidades están tan marcadas entre lo que damos por sentado y el increíble trabajo gráfico que llegamos a conocerles en profundidad. En especial hay una confrontación entre Guerra y Muerte que tanto en lo literal como en lo metafórico es de mis momentos de ficción favoritos.

El resto de personajes quizá son un poco desiguales. Las intrigas políticas y la idea del crisol de culturas opuesto que sirven de base solo son posibles a través de un grupo de protagonistas excesivamente grande que a veces, cuando estás demasiado enganchado a algo, puede llegar a entorpecer la lectura.

Aún así nunca me parece aburrido y el juego entre mandatarios y las personas a las que mandan está llevado con una gran elegancia y brillantez.

En todo esto es fundamental el aspecto estético. Los autores han optado por una estética western que busca subrayar el lugar donde acontece la ficción y que es una de las cosas que más me gustan. Esto es algo (como todo lo demás, en el fondo) completamente subjetivo. Pero los largos silencios, los sombreros, la rudeza, el ambiente en general, me llaman a gritos.

Dentro de esto es curioso cómo ata Dragotta su estilo de dibujo con lo que está contando. Este dibujante es dinámico al extremo, sus personajes siempre están llenos de emociones hasta el punto de que si empiezas a contar las viñetas de gente con la boca abierta y líneas de movimiento puede ser un poco chistoso, y lo hace funcionar en este ambiente de pausa característico del género.

Tiene además un estilo muy consistente a lo largo de los años que, de pronto, cristaliza en algunas de sus mejores viñetas justo en el último número.

Todo se complementa con un uso del color increíble de manos de Frank Martin y de la tipografía con Rus Wooton que es una delicia.

El equipo entero explora además un body horror muy bien llevado y expresivo. A veces no hay manera mejor de definir lo humano que romper a uno a trocitos. Incluso cuando no es del todo humano.

Con todo esto hemos hablado ya de los temas más grandiosos en este del oeste y, sin embargo, lo que lo convierte en una historia excepcional es que es un cómic sobre la familia y los amigos.

De este aspecto no se puede hablar demasiado sin hacer spoilers pero Hickman tiene entre manos una trama tierna, inocente y con algunas miradas que derriten entre personajes que están rotísimos pero quieren cuidar de otros. Rezuma amor, aunque sea un amor malo, y todo desemboca en un fin de ciclo perfecto de dolor, sanación, pérdida y encuentros.

Tiene además tiempo de explorar tipos de relaciones diferentes, crianzas poco ordinarias, algunas cuestiones de género aunque sea de pasada y un dibujo de lobo chiquitito que adoro con todo mi corazón. No todo lo que trata lo hace de manera perfecta, por ejemplo encuentro algo excesiva e incluso cómica la presentación de la maternidad a veces, pero el conjunto de todo lo que hay me gusta verlo.

En resumen aquí hay mucho drama, mucho sentimiento de inevitabilidad, desesperación y cosas malas pero también una muy necesaria aunque pequeña esperanza a la que aferrarnos.

¿PARA QUIÉN ES ESTE DEL OESTE?

Si os gustan las distopías de ciencia ficción, las historias apocalípticas y la estética de este cómic os lo recomiendo muchísimo.

  • Guionista: Jonathan Hickam
  • Arte: Nick Dragotta
  • Color: Frank Martin
  • Título original: East of West
  • ISBN: 978-84-679-1479-5
  • Precio: 17,00 €
  • Páginas: 152 
  • Género: CiFi, Western
  • Colección: Este del Oeste 1/10

Reseña: ReDawn (Janci Patterson & Brandon Sanderson)

¿QUÉ ES REDAWN?

Del proyecto de tres novelas que iba a ser Escuadrón ahora mismo nos hemos plantado en cuatro previstas más tres novelas cortas. ReDawn es la segunda de estas últimas y se sitúa en el mismo espacio de tiempo que Citónica, la tercera, aunque está pensada para leerse antes.

Es decir, ahora mismo el orden de lectura para la saga Escuadrón quedaría:

Si queréis antes de todo esto podéis añadir el relato defendiendo el Elíseo que es en el mismo universo aunque en otro momento y con diferentes personajes.

Aún así no es obligatorio leer estas historias entre Estelar y Citónica. De hecho aún se pueden conseguir solo en digital, en España aún no están traducidas y me imagino que esperarán hasta la compilación de las tres. Para más información sobre todo esto podéis ir a la entrada de Sunreach, donde hice una introducción más completa.

En esta novella seguimos a Alanik, la persona que Spensa estaba simulando ser en Estelar, cuando tras despertarse del coma vuelve a su planeta. Allí se encuentra una civilización dividida entre los que quieren pactar con la Superioridad y los que, como ella, no quieren sacrificar su libertad. Esta confrontación la llevará de vuelta a Detritus en busca de la ayuda humana.

¿CÓMO ES REDAWN?

Ya comentaba en la anterior novella que no soy una gran fan de este tipo de historias pequeñas que le gustan a Sanderson. Aún así ReDawn me ha gustado más que Sunreach y es que tiene bastante más chicha. Entiendo que para llegar hasta aquí era necesaria la parte anterior pero probablemente ambas se habrían beneficiado de ser más cortas y de verse unidas en una sola novela. Para mi gusto, claro. Sé que hay mucho público para este tipo de novelas cortas. Aunque en realidad, la verdad, no es tan corta. Tampoco lo era Sunreach. Y, aunque si te encanta o te presionas se puede leer rápido, yo no diría que es una lectura de una tarde.

En cualquier caso ReDawn tampoco me ha parecido ni apasionante ni vertiginosa en la manera en la que lo son las aventuras más largas del universo citónico. No quiero decir con esto que todas las historias tengan que ser vertiginosas ni mucho menos, claro. Pero aquí es una pequeña crítica porque parece que quiere serlo.

Como suele pasarme (aunque curiosamente no en el caso de Sunreach) una parte grande del problema es que, aunque tenía mucha curiosidad por Alanik, ella y sus amigos me daban igual en una escala cósmica. No sé por qué no tengo suficiente espacio emocional para llegar realmente a involucrarme con determinado tipo de tramas secundarias. Incluso los humanos están un poco deslucidos.

Sobre todo hay una tensión que intentan construir con Arturo que me ha dejado con la ceja un poco levantada.

Lo que pasa es que ReDawn, en lo positivo, tiene una tensión dramática bien construida que desemboca en un final brillante que deja todo en el aire. No sé si las 229 páginas lo justifican pero a mí me ha devuelto parte del sentimiento que tuve con el final de estelar. Aunque por lo que parece nada de esto es esencial para ponerse con citónica, como comentaba más arriba, muy probablemente en este caso termine siendo recomendable saber al menos parte de la trama. Cuando lea citónica revisaré esta parte de la reseña en cualquier caso.

Quizá es un poco injusto y desde luego algo totalmente subjetivo que valore más ReDawn que Sunreach. En Sunreach todo me importaba más porque me importaban el mundo y los personajes. Era más fácil entrar y en conjunto tiene una significación que, aunque menos espectacular, podemos decir que es más emotiva. En esta segunda historia es la sensación palomitera de la traca final lo que me ha comprado y lo ha hecho por un truco emocional.

Básico pero efectivo.

¿PARA QUIÉN ES REDAWN?

Si queréis la historia completa os lo recomiendo mucho. Aunque también podéis leer algún resumen para quedaros con la sensación general si no tenéis ganas de invertir tanto tiempo. Se puede leer en un día pero si no te enganchas muchísimo a Alanik va a ser pesado.

  • Título: ReDawn
  • Autores: Janci Patterson y Brandon Sanderson
  • Portada: Charlie Bowater
  • Fecha de publicación: 26/10/2021
  • Editorial: Delacorte Press
  • ISBN: 9780593566626
  • Género: Space Opera
  • Páginas: 229
  • Novella
  • Saga: Escuadrón 2.2/4

Reseña: Rayo Negro (Ahmed y Ward)

¿QUÉ ES RAYO NEGRO?

En 2016 Marvel tenía a sus inhumanos y a sus mutantes entre las cabeceras Muerte de X e Inhumanos VS X-Men. Esta confrontación dio lugar en 2017 a un relanzamiento de las franquicias con varias cabeceras bajo el nombre ResurrXion y, como os podéis imaginar, entre ellas encontramos Rayo Negro. Pero que esto no os importe demasiado. No es necesario haber seguido la trama para entender este cómic aunque me imagino que, por supuesto, se podrá hilar mejor todo lo que ha pasado con un mayor conocimiento.

Son solo doce grapas compiladas en un tomo autoconclusivo.

Lo que nos va a contar es la historia de Blackagar Boltagon, el silencioso rey de los inhumanos, a partir de su despertar en prisión sin, de momento, más explicaciones para el lector.

¿CÓMO ES RAYO NEGRO?

Tiene un principio impresionante. Me gusta muchísimo. Con una narración de voz en off en tercera persona nos sumergimos de cabeza no tenemos ni idea de dónde. O por lo menos yo no tenía ni idea, claro. Solo sabía que era una cárcel, que algo malo había pasado y que un personaje normalmente investido de un gran poder se veía relativamente indefenso en una nueva y desconcertante situación.

Consiguió toda mi curiosidad y empezó a entregarme momentos muy emotivos, una gran exploración de los sentimientos de culpabilidad y una colección de metáforas y mensajes como poco curiosos. Así que ahí estaba yo, en la cresta de la ola, pensando que solo iba a ir a mejor cuando, de pronto, llegó la segunda parte y se desinfló.

Pero rebobinemos un poco, hacia el momento de esplendor de este cómic en el que todo eran posibilidades y me quedé embelesada.

Rayo Negro te presenta durante su primer arco una sólida metáfora sobre el crimen y el castigo. Busca explorar el significado de la palabra proporcional y los grises en cada persona. Cómo dependiendo de la situación vas a obtener un lado u otro de lo poliédricos que somos. Consigue dar personajes muy carismáticos si bien algunos de ellos demasiado estereotípicos, sin espacio para plantear más sobre ellos en un relato que dominan Boltagon y el Hombre Absorbente.

No se escapa a esta parte de la trama que el lugar habitual de nuestro protagonista es como rey imponiendo los castigos en vez de recibiéndolos. Su parte de culpa en un sistema mucho más que falible. No llega en este apartado a romper el molde y siempre encuentro ligeramente ridícula la excusa del rey es bueno pero hay cosas que no sabía aunque, para el número de páginas y el objetivo, queda bien.

También consigue el desarrollo de Boltagon más allá de su título. El gobernante de Attilan es famoso por las capacidades destructoras de su voz, tan extremas que le han llevado a sumirse en un silencio absoluto excepto en casos de necesidad.

Fuera del ambiente real, privado de su marca de identidad, puede de pronto recuperar su voz. Aprender a hablar y a expresar sus pensamientos y deseos. Aún así, claro, reconozco que es un poco simplista reducir determinadas capacidades comunicativas a la voz, a lo verbal.

Sea como sea, en lo que al cómic se refiere, igual que con su posición como rey este es otro tópico que aunque menos profundo si lo abres a debate en el ámbito del cómic funciona.

Otra cosa que destaca de este primer período es un gran trabajo en lo épico. Frases que se pegan (ese name your crimes! repent your crimes! es soberbio) y un uso interesantísimo de la tercera persona acompañan a un apartado gráfico excelente tanto en el dibujo, en la rotulación como, sobre todo, en el color.

Christian Ward se luce. Y los números, también bajo la batuta de los otros dos artistas implicados, Frazer Irving y Stephanie Hans, tienen una calidad inmensa. Es una explosión de pintura, de lo extravagante, de colores llamativos que vuelven escenas oscuras.

Estoy enamorada desde la portada, la forma en la que la sombra de las rejas en la cara simulan un bozal.

Y esa es otra. Mandíbulas. Hay algo en retratar la vida de una persona y su perro que puede hacer que un personaje automáticamente gane muchísimos puntos. Aquí se tomaron muy buenas decisiones.

Sin embargo, por supuesto, el drama carcelario termina y empieza otra cosa.

No puedo extenderme demasiado para no hacer spoilers y no sé muy bien qué decir. No es que se vuelva un cómic horrible ni mucho menos. Es, simplemente, que se vuelve un poco anodino. Entretenido pero inconsecuente, centrado en atar cabos de una manera un poco pesada y larga. Doce grapas se queda corto para un sector y sin embargo se vuelve demasiado para el otro.

Aún así el final me gustó mucho. Para ese punto estaba ya tan dentro de este mundillo que había cosas que quería ver y me daba igual todo lo demás. Ese deseo me lo cumplió y, pese a todo, terminé con muy buen sabor de boca.

¿PARA QUIÉN ES RAYO NEGRO?

Si estáis buscando una época cerrada con la que meteros a algún personaje, que no sea un compromiso demasiado grande, creo que este es un lugar excepcional. También para explorar un poco a los inhumanos es un buen punto.

Por lo demás es un gran cómic de metáforas, excelentes gráficos y explosiones de color con una trama que, aunque sea desigual, da para mucho.

Puntuación: 3.5 de 5.
  • Guionista: Saladin Ahmed
  • Artistas: Christian Ward
  • Frazer Irving
  • Stephanie Hans
  • Título original: Black Bolt
  • Publicación: 2017-2018
  • ISBN: 978-8491675327
  • Páginas: 288
  • Precio: 25,00€
  • Franquicia: MARVEL

Reseña: Sunreach (Janci Patterson & Brandon Sanderson)

¿QUÉ ES SUNREACH?

Del proyecto de tres novelas que iba a ser Escuadrón ahora mismo nos hemos plantado en cuatro previstas más tres novelas cortas. Sunreach es la primera de estas últimas y se sitúa en el mismo espacio de tiempo que Citónica, la tercera, aunque está pensada para leerse antes.

Es decir, ahora mismo el orden de lectura para la saga Escuadrón quedaría:

Si queréis antes de todo esto podéis añadir el relato defendiendo el Elíseo que es en el mismo universo aunque en otro momento y con diferentes personajes.

Aún así no es obligatorio leer estas historias entre Estelar y Citónica. De hecho aún se pueden conseguir solo en digital, en España aún no están traducidas y me imagino que esperarán hasta la compilación de las tres.

¿Qué aportan entonces? Pues hablemos de ello, pero tened en cuenta que a partir de este punto de la entrada hay spoilers de Escuadrón y Estelar.

En un directo de YouTube (podéis leer la transcripción y escuchar el audio aquí) Sanderson explicó que empezó Estelar con un concepto muy diferente. El equipo protagonista iba a seguir junto y llegó a escribir bastante siguiendo esta idea. Sin embargo la evolución de Spensa no funcionaba del todo, la primera persona no cuajaba bien con otras estructuras y lo volvió a empezar de la manera en que terminó publicándose.

El problema es que no quería dejar a esos personajes atrás y, con Citónica manteniéndoles aún separados, la solución llegó de la mano de estas historias de menor longitud. Como Sanderson, aunque sea uno de los escritores más productivos de nuestra época, no puede llegar a todo, aquí entra en juego Janci Patterson.

Patterson es una autora de libros fundamentalmente dedicados al público juvenil con una lista larga de publicaciones entre manos. Fue estudiante de Sanderson y han tenido una buena relación al menos profesional desde hace bastantes años. Podemos encontrar menciones a su apoyo al escritor de Nebraska ya desde la época del primer ciclo de nacidos de la bruma, donde hay un personaje dedicado a ella (Lady Patresen).

Además esta no es la única colaboración publicada entre ambos y es que este año se espera que salga en septiembre Alcatraz Bastille versus the Evil Librarians: The Worldspire.

Según parece las ideas para las novellas las hablaban juntos, después ella hacía la escaleta, la debatían, ella escribía lo que habían acordado, él lo editaba y después iban los últimos pasos de nueva edición, corrección y betas.

Entonces ¿de qué va Sunreach?

Es una novela en primera persona centrada en FM, una de las compañeras de Escuadrón de Espensa. Sigue el proceso de los humanos en busca de sus propios motores capaces de salto, las primeras negociaciones con el exterior y cómo han evolucionado las vidas de los demás. En especial el camino de Jorgen hacia sus habilidades citónicas, el despertar de Alanik y una trama por ahí que a mí me ha gustado bastante de Rig.

Después de esta larguísima explicación (creo que la introducción más larga que he hecho en esta web) llega el momento de hablar de la obra en sí.

¿CÓMO ES SUNREACH?

No es apasionante pero de base es que no soy el público de este tipo de ideas de Sanderson. El problema no es con las aventuras espaciales, la longitud o los protagonistas. Veréis. A Sanderson le encanta meter historias cortas de otros personajes en medio de narrativas más grandes y creo que ninguna de las veces que lo ha hecho me ha gustado. No me gustan los interludios del archivo de las tormentas, no me gusta la novela corta que metió con el mismo concepto en el Arcanum, no me gustó The Hope of Elantris ni disfruté esquirla del amanecer. No las odio, la mayoría me parecen bien hechas, entretenidas, pero no son para mí. Me pesan. Y no es el único autor con el que me pasa.

Aún así, como me encanta este universo y mi gran queja sobre Estelar es la sensación de reinicio y abandono de los compañeros, tenía bastante curiosidad por estas novelas cortas. Además añadir a una escritora también era un buen reclamo para mi curiosidad.

La resolución final es que, como todas las que mencioné antes, no la odio y tiene cosas que me gustan mucho pero no me lo he pasado genial durante la lectura. Es muy corta y aún así es demasiado larga.

Me hace sentir como cuando llega el relleno en algún anime. Relleno de calidad, pero relleno.

Su punto fuerte está en lo adorable. Me gustan mucho los personajes, creo que está muy bien conseguida la unidad de estilo y la historia está rodeada de una sensación de ternura que me hace feliz.

No quiero decir con esto, sin embargo, que olvide el aspecto más oscuro de las anteriores novelas. Aquí sigue muriendo gente y sigue hablándose de la guerra.

Lo que pasa es que, sin poner contexto para no haceros spoilers, me gusta cuando personajes que aprecio se dan la mano. Y me gusta el tropo de la familia encontrada. Es mi favorito. Además el relleno suele ser una oportunidad para meter cosas un poco tontas y a veces abrazo eso con fuerza. Los Taynix son una maravilla y hay muchos sentimientos de inicio de etapa vital que me hacen sentir bien.

Además, que le hayan dado espacio en concreto a FM me parece una premisa atractiva. Y la portada de Charlie Bowater es preciosa.

Concluyendo todo esto se puede resumir en que en realidad no te cuentan casi nada nuevo en 200 páginas, no me ha gustado especialmente, pero le saco cosas positivas que sé que luego voy a recordar del Cytoverso con una sonrisa.

¿PARA QUIÉN ES SUNREACH?

Si os ha gustado mucho la saga hasta este punto echadle un ojo pero si no os está llamando demasiado yo diría que os lo podéis ahorrar. Sin haber leído lo anterior no tiene sentido ponerse con Sunreach

Puntuación: 2.5 de 5.
  • Título: Sunreach
  • Autores: Janci Patterson y Brandon Sanderson
  • Portada: Charlie Bowater
  • Fecha de publicación: 28/9/2021
  • Editorial: Delacorte Press
  • ASIN: B09FYV1V4Z
  • Género: Space Opera
  • Páginas: 208
  • Novella
  • Saga: Escuadrón 2.1/4

Reseña: Estelar (Brandon Sanderson)

  • Autor: Brandon Sanderson
  • Traductor: Manu Viciano
  • Editorial: Nova
  • Publicación en inglés: 26/11/2019
  • Páginas: 464
  • Precio: 19’90 (e-book 6’99)
  • ISBN: 978-8417347741
  • Colección: escuadrón 2/4

Como con todas las segundas partes os recomiendo que no leáis la reseña sin haber leído antes el primero, escuadrón, del que tenéis mi reseña aquí.

¿QUÉ ES ESTELAR?

El segundo número de la saga de cuatro que, junto a algunas novelas cortas, conforma la saga juvenil de Brandon Sanderson sobre la piloto Spensa y sus compañeros. En lugar de formar parte del Cosmere, el universo compartido de la mayor parte de historias adultas de Sanderson, forma parte del llamado Cytoverso.

Son parte de ese grupo: estos cuatro libros, las novelas cortas Sunreach y ReDawn y el relato Defending Elysium.

Según la editorial:

Este es el segundo libro de una serie épica sobre una chica que guarda un secreto en un peligroso mundo en guerra por el futuro de la humanidad. En él continúan las aventuras de Spensa Nightshade, la joven piloto que ha conseguido un puesto en el escuadrón de defensa de la humanidad contra los ataques alienígenas.

En realidad, ella siempre quiso ser piloto: poder probar que es una heroína, como su padre. Y aunque llegó a lo más alto, los secretos que desenmascaró sobre su padre fueron aplastantes.

Los rumores sobre su cobardía resultaron ciertos. Abandonó su vuelo durante la batalla contra los Krell. Peor aún… se volvió contra su equipo y los atacó. Sin embargo, Spensa está segura de que hay aún más por descubrir en esa historia. Y, si es necesario, viajará hasta el fin de la galaxia para salvar a la humanidad.

¿CÓMO ES ESTELAR?

Aunque es una secuela directa de escuadrón es muy diferente a su predecesor. Por supuesto no voy a decir por qué, sería un spoiler, pero este es un detalle importante para que no os llevéis una decepción como la mía. Y aquí un inciso. He leído bastantes burlas a las reseñas que dicen es una decepción porque esperaba… aduciendo que no es una crítica válida.

Claro que es una crítica válida.

Si el anterior como en este caso o el marketing te dan a entender una cosa y luego te encuentras otra puedes llevarte un chasco. Y, como las opiniones son subjetivas, lo vas a reflejar en tu reseña. Aquí no estamos para pontificar si no para hablar y debatir.

Sigamos. El caso es que estelar tiene mis cinco estrellas de Goodreads, aunque afinaría más en 4’5, pero lo que yo quería en base a escuadrón y lo que Sanderson me dio son dos cosas completamente diferentes. Si antes teníamos Top Gun en el espacio con nave cínica ahora tenemos una peli de espías muy peculiar.

Si leísteis mi reseña de escuadrón comentaba ahí que lo mejor eran sus personajes. Pues bien, el autor toma la arriesgada decisión de solucionar la mayoría de los cliffhangers que dejó en este apartado con una o dos frases y se lanza de cabeza y sin frenos en otra dirección.

Escuadrón brillaba en su apartado humano y estelar brilla en su apartado épico.

Esto no quiere decir que los personajes sean malos, de hecho hay algunas cosas muy llamativas y aportaciones en diversidad bastante interesantes en especial en Sanderson, pero sí que siento desandado una parte del viaje. También es cierto que quizá tenía las manos un poco atadas porque, aunque con un misterio muy grande como cierre, el primero acaba de una manera tan redonda que continuarlo sin más habría podido ser redundante. Ya sabéis, hay que tener cuidado con lo que se desea.

Parte de a lo que se enfrenta con estelar es a una narrativa tan inmensa que se vuelve, para mí, demasiado en algunas ocasiones. Aprecio mucho su saber hacer en que esos momentos son breves y la construcción del mundo es en general apasionante. No obstante nada de eso quita que también me he sentido abrumada.

Creo que una de las cosas más interesantes siendo lector habitual de Sanderson está siendo ver su evolución en el trato de temas políticos y sociales. Si habéis seguido su carrera sabréis que es mormón, que su religión es claramente de gran importancia para él y que ha tendido a mantenerse al margen de polémicas. Incluso cuando estas han ido dirigidas contra él. A la vez en lo literario ha hecho una gran evolución en los temas y personajes que escribe y ha ido introduciendo diversidad en los medios en los que aparece, como su podcast. Pero esto siempre con matices como no aparecer él en determinados programas.

En estelar tenemos a una protagonista que se enfrenta a muchos de sus prejuicios, a enormes diferencias sociales. Sanderson lo aprovecha para hacer una exploración social profunda que además es un reto también para su escritura, incluyendo varios personajes agénero. A veces siento que hay mucho del autor en Spensa y en su descubrimiento y aceptación de otras personas que chocan con sus creencias.

Es posible que veáis esta evolución insuficiente o forzada. Me parecería muy comprensible. En lo personal, a mí me está haciendo bastante feliz.

Otra cosa de la que os hablaba en la reseña de escuadrón es de la versatilidad de Sanderson. En estelar me ha sorprendido todavía más. Si hubiera leído el Arcanum antes ya lo sabría pero, como no fue ese mi orden de lectura, no descubrí hasta este momento que si quisiese escribir terror escribiría muy buen terror. Hay un par de cosas en este libro y en concreto una secuencia que me parecen escalofriantes.

Esta novela es, además, más dramática que la anterior. Los momentos en que te parte el corazón son la mayoría bastante diferentes (aunque tiene espacio para todo) y tiene un desarrollo de la ansiedad y la claustrofobia que me llegaron muy dentro. Igual que con el terror no estaba preparada para varios de los giros psicológicos que presenta y que están muy ligados a la impresionante evolución de Spensa.

Creo que es un personaje muy bien montado con las dosis justas de cambio y seguir siendo la misma persona, sabiendo que las mejoras no suceden de la noche a la mañana porque sabes que deberías ser menos impulsiva o expresarte de otra manera. Con esto, además, se asegura de no anular los traumas que arrastra.

Aquí entra uno de los temas más importantes de estelar y es la definición de la agresividad. Creo que este es el culmen narrativo de esta parte de la historia, la manera en la que define la violencia psicológica y la física y expresa la dificultad de luchar contra la primera cuando se disfraza de pacifismo. Con unas escenas desquiciantes que resultan incómodas de leer se ganó todo mi amor.

Decía más arriba que estelar tiene su punto fuerte en la epicidad y quiero cerrar esta entrada hablando, como siempre sin spoilers, de una de las mejores tracas finales de un libro.

Hace poco descubrí la existencia del término Sanderlanche, mezcla de las palabras Sanderson y Avalanche (avalancha) y que algunos fans utilizan para hablar de las más o menos cien últimas páginas de sus libros y lo vertiginosas y emocionantes que se vuelven. En esta novela está en una de mis favoritas. Menudas escenas de acción, menudos giros, menudo dolor.

Pero, a la vez, tiene una resolución que me hace pensar que va a volver a jugar con lo mismo que me frustró del paso entre novelas y que voy a resentir el cambio a cuatro en vez de tres libros.

Veremos. Estoy totalmente abierta a que Sanderson me sorprenda, como siempre.

Puntuación: 4.5 de 5.

Reseña: Escuadrón (Brandon Sanderson)

  • Autor: Brandon Sanderson
  • Traducción: Manu Viciano
  • Editorial: Nova
  • Publicación original: 6/11/2018
  • Precio: 19’90 (e-book 6’99)
  • Páginas: 615
  • ISBN: 9788417347277
  • Colección: escuadrón 1/4
  • Género: Ciencia ficción, fantasía, distopía

¿QUÉ ES ESCUADRÓN?

El primer número de la saga de cuatro que, junto a algunas novelas cortas, conforma la saga juvenil de Brandon Sanderson sobre la piloto Spensa y sus compañeros. En lugar de formar parte del Cosmere, el universo compartido de la mayor parte de historias adultas de Sanderson, forma parte del llamado Cytoverso.

Son parte de ese grupo los cuatro que conforman esta saga, las novelas cortas Sunreach y ReDawn y el relato Defending Elysium.

Según la editorial:

El mundo lleva siglos en guerra; la humanidad está atrapada en un planeta constantemente atacado por unos alienígenas decididos a destruirla. Los pilotos son los únicos héroes dispuestos a combatir al enemigo.

Spensa es una joven que siempre ha soñado con convertirse en piloto y defender a la Tierra. Pero su destino se cruza con el de su padre, un piloto que fue asesinado tras abandonar a su equipo, anulando sus opciones de asistir a la escuela de vuelo. De pronto, el ataque alienígena ha hecho duplicar la flota aérea de los humanos, facilitando que Spensa ahora sí pueda volar al espacio…

¿CÓMO ES ESCUADRÓN?

En el anuncio oficial de la novela el autor definió su concepción como una versión del tropo el niño y su dragón pero con máquinas, algo con un aire similar a Top Gun o el juego de Ender. Creo que esta es la mejor forma de introducir esta novela.

Sanderson es sobre todo conocido por sus mundos complejos, historias largas con ramificaciones y por sus sistemas mágicos. Tiene una marca muy bien establecida y reconocible que admiro mucho. Pero lo que más me sorprende de él es que, además, es muy versátil.

Si un día quiere hacer historias adultas de ciencia ficción, un relato de terror o una fantasía espacial como escuadrón el trabajo que realiza es también soberbio.

Escuadrón me parece uno de los trabajos más emocionantes de Sanderson. Esperaba disfrutarlo pero no esperaba el nudo en la garganta, las ganas de aplaudir y de llorar mientras lees una acción rápida que siempre está avanzando.

Es una de esas novelas que, en vez de intentar enamorarte a través del lenguaje, hace que a veces te olvides de que tienes un libro en la mano. Tiene, de manera absoluta, vocación audiovisual. Esto no es per se ni bueno ni malo pero aquí funciona excelente.

Su mayor virtud es, probablemente, un grupo de personajes carismáticos con personalidades arraigadas en el final de la adolescencia que a mí se me hacen bastante creíbles y no irritantes. Un problema que tengo a menudo con las obras que ponen a sus protagonistas en esos rangos de edad es que la manera en la que intentan desafiar las normas y hacer su propio camino no cuaja en absoluto conmigo. Y no lo digo refiriéndome a la yo adulta solo, también a la yo que fue adolescente.

En escuadrón Spensa y sus compañeros quieren cambiar la sociedad y enfrentarse a los mayores y lo hacen desde dentro del propio sistema, siendo conscientes del por qué de muchas cosas y siendo capaces bastante rápido de hacer equipo. A la vez no aceptan tonterías, saben poner límites entre ellos y a la situación y pasan de estar divirtiéndose a estar serios de manera natural y agradable para el lector.

Es una historia sobre amistad y crear lazos de confianza. El romance queda muy desplazado (casi desaparecido, aunque hay) y de nuevo esto no es ni bueno ni malo pero a esta novela le pega.

En este sentido, aunque la trama es muy dura y sabe no perder eso de vista en ningún momento, destaca bastante el uso de la comedia y sobre todo el personaje de M-Bot, el que sería el equivalente al dragón de la historia y una de esas personalidades Sandersonianas que destacan por su cinismo en medio de un mar de autosuperación. Un clásico en su obra. Y es que, aunque antes he querido destacar su versatilidad, escuadrón se siente puramente suyo. Un trabajo con todos sus grandes sellos de identidad y que sustituye la magia por un sistema tecnológico llamativo.

Como explicaba arriba esta saga no está en el Cosmere, el universo al que pertenecen la mayoría de los libros adultos de Sanderson, pero eso no le impide adentrarse en una construcción compleja donde las diferencias y tensiones entre grupos humanos están muy bien conseguidas.

Me gusta especialmente cómo las condiciones del entorno afectan a las decisiones morales y el desarrollo en la personalidad bravucona y valiente de la protagonista.

Para ir cerrando esta reseña quiero hablar brevemente de si es una novela dirigida a un público juvenil o para adultos. En el anuncio del lanzamiento Sanderson dice que el marketing de EEUU iba a los jóvenes mientras el sello inglés iba a publicarlas en su línea general. Yo añado que incluso en la edición inglesa los colores son diferentes, no sigue su blanco habitual, e incluso en la tipografía y maquetación se nota cierta intención de distinguirlos de sus trabajos más populares.

Desde mi punto de vista, sobre en qué estantería de las tiendas debería estar, creo que entramos en el debate de siempre ¿qué es exactamente la literatura juvenil?

Sea como sea, este me parece un trabajo mucho más complejo que otros de sus libros. Quizá tiene un tono menos grandilocuente a veces y una sensación de ligereza no tan habitual en su obra pero también me parece una de sus historias más desgarradoras y dramáticas. Supongo que todo depende de la apreciación que hagamos a algunos temas.

Soy consciente de que la estoy poniendo por las nubes y no suele ser bueno hacer reseñas así porque suelen llevar a decepciones lectoras después. A mí me pasa mucho cuando leo las de otras personas. Lo que pasa es que, aunque Sanderson es uno de mis autores favoritos, soy muy crítica con muchas de sus decisiones. El aliento de los dioses y sus implicaciones morales me dejaron con una sensación inmensa de frustración, Vin y su definición constante de la feminidad me irritaron de manera profunda y siempre le ha costado escribir buenas relaciones de amistad entre mujeres.

En escuadrón, excepto una frase del padre de la protagonista sobre que si su hija se rompe el brazo estando con él el problema sería la bronca que le echaría la madre, no tengo ninguna queja. Esto para mí, con él, es mucho y hace que ame esta novela con pasión.

¿PARA QUIÉN ES ESCUADRÓN?

Si os gusta Sanderson pero tenéis reservas porque no os gustó The Reckonners os recomiendo que le echéis un ojo de todas formas. A mí esa saga no me gustó y en cambio aquí estoy en mi salsa.

Por lo demás si buscáis una fantasía espacial sólida, sobre pilotos, y con buenos giros, esta es vuestra novela.

Reseña: Ogres (Adrian Tchaikovsky)

  • Autor: Adrian Tchaikovsky
  • Título: Ogres
  • Publicación: 15 de marzo de 2022
  • Editorial: Rebellion, Solaris
  • ISBN: 9781786185280
  • Páginas: 144 (tapa dura)
  • Precio hardcover: £25.00
  • Precio digital: £7.49
  • Género: Fantasía/Sci-Fi

Gracias a Rebellion (la editorial británica) y Netgalley (un portal en el que editoriales y autores pueden ofrecer sus obras a reseñadores) he conseguido un ejemplar de esta novela para reseñar. Estará a la venta a partir del 15 de marzo de 2022 aunque ya podéis realizar la pre-compra.

¿QUÉ ES OGRES?

Una novela corta (tiene 144 páginas en su edición impresa) que mezcla fantasía y ciencia ficción. Os traduzco la sinopsis de la editorial:

Los Ogros son más grandes que tú.

Los Ogros son más fuertes que tú.

Los Ogros dominan el mundo.

Todo es idílico en los pueblos hasta que llega el terrateniente.

Porque el terrateniente es un Ogro. Y los Ogros dominan el mundo, con su tamaño y fuerza y apetitos. Siempre ha sido así. Es el orden natural del mundo. Y solo comen gente de vez en cuando.

Pero cuando el hijo del jefe, Torquell, se atreve a levantar la mano contra el hijo del terrateniente, emprende el camino para conocer la terrible verdad sobre los Ogros y sobre las ciencias oscuras que aseguraron su dominio.

¿CÓMO ES OGRES?

Lo primero que os va a llamar la atención si le dais una oportunidad es que está escrito en segunda persona. He hablado alguna vez en esta web sobre lo que admiro el uso que hace Robin Hobb de la primera persona para introducir mentiras sutiles y trampear la lectura. Algo similar es lo que hace Tchaikovsky aquí aunque con el matiz de que la lectura se hace muy personal.

No tengo nada en común con Torquell, el protagonista, pero es un héroe tan arquetípico que consigue mimetizar muy bien al lector con el narrador. Una parte muy importante de Ogres es teorizar con Torquell hasta el final. Ver los puntos donde te choca y dónde no que alguien te diga .

Esto no significa que el libro os vaya a sorprender pero sí que parte de lo más atrayente es la sensación de estar teniendo una conversación con otra persona a la que no conoces pero que te conoce a ti, a la faceta de tu mente que ha mimetizado ya al héroe arquetípico, de manera muy profunda.

A partir de eso vais a entrar en un in crescendo que fusiona de manera perfecta la fantasía con la ciencia ficción.

Ogres empieza como un cuento típico. El hijo del jefe de un pueblo actúa como la ficción define casi siempre al típico joven inmaduro, carismático, que siempre está transgrediendo las normas con el beneplácito y cariño de sus conciudadanos, hasta que un día cruza la raya y los Ogros, dueños de la tierra, toman represalias.

Desde este punto empieza un viaje del héroe que es un viaje, de manera metafórica, entre épocas. Si os fijáis en la portada hay varios elementos victorianos pero también la silueta de un helicóptero. El paso de campo a ciudad y la forma en la que introduce la verdad son un ejercicio soberbio de escritura.

Quizá peca de ser un poco lenta al principio pero creo que es una construcción necesaria, un suma y sigue que desemboca en un final perfecto. Todo en las últimas páginas me parece intachable y reconozco que yo hay algo que sí que no me esperaba.

Hay tantísimas cosas de las que me gustaría hablaros en esta reseña. Los ogros, el folklore sobre comer carne y cómo ha aplicado eso aquí, la manera en la que va introduciendo los motivos de colisión social, evolución, manipulación, ciencia, historia, naturaleza y economía. Pero tengo que mantener todo esto lo más ambiguo y abstracto posible. El hilo que une todos lo detalles es muy fino y merece la pena descubrirlo todo poco a poco.

Mi primer acercamiento a Tchaikovsky no podría haber sido mejor y os recomiendo muchísimo esta novela corta.

Todo lo que hay aquí es para hablarlo largo y tendido con una buena taza de té. Nunca me gustan más estos géneros que cuando especulan así con la sociedad.

¿PARA QUIÉN ES OGRES?

Todo el mundo. No digo esto a menudo pero si os gustan la fantasía o la ciencia ficción creo que merece la pena que le deis una oportunidad. Si se os hace pesado el principio intentad aguantar un poco más porque yo creo que a muchos de vosotros os va a encantar.

Puntuación: 5 de 5.

Reseña: Noor (Nnedi Okorafor)

  • Autora: Nnedi Okorafor
  • Título: Noor
  • Fecha de publicación: 16 de noviembre de 2021
  • Editorial: DAW
  • ISBN: 9780756416096
  • Número de páginas: 214 en la edición de tapa dura
  • Género: ciencia ficción

¿QUÉ ES NOOR?

Gracias a DAW (la editorial estadounidense) y Netgalley (un portal en el que editoriales y autores pueden ofrecer sus obras a reseñadores) he conseguido un ejemplar de esta novela que se publica el 16 de noviembre de 2021. No creo que lleguen a leer esto nunca y menos estando en español pero yo estoy muy emocionada.

Y ¿de qué va? pues os traduzco la sinopsis:

Anwuli Okwufili prefiere ser llamada AO. Para ella estas iniciales siempre han significado Organismo Artificial. AO nunca se ha sentido… natural, y eso es quedarse corta. Sus padres pasaron el tiempo previo a su nacimiento rezando porque tuviese una muerte pacífica ya que desde el útero estaba mal. Pero sobrevivió. Y después llegó el accidente de tráfico que la dejaría aún peor. Sin embargo en lugar de ver su cuerpo como el resto del mundo, como extraño, antinatural, incluso tocado por el diablo, AO abraza lo que es: una mujer con un montón de mejoras tecnológicas corporales. Pero entonces un día va al mercado local y todo sale mal.

Una vez a la fuga conoce a un pastor Fulani llamado ADN y la carrera contra el tiempo a través de los desiertos del norte de Nigeria empieza. En un mundo en el que todas las cosas están en línea todos están expectantes por el momento en el que la asesina y el terrorista tengan que rendir cuentas y por el final de la saga de la mujer perversa y el hombre loco.

¿CÓMO ES NOOR?

Es muy fácil que me desespere con una descripción y empiece a leer en vertical. Por eso siempre me sorprende cuando un autor me captura a través del uso de los cinco sentidos en su mundo. En Noor Nnedi Okorafor ha puesto cuerpo y alma en que este libro pueda definirse como luz, olor, respiración, comida, el tacto de la arena en los pies y el calor sobre la piel.

Aunque también es verdad que una historia de carretera, que se siente apocalíptica, en la que los protagonistas viajan con una vaca y un toro estaba destinada a gustarme. No puedo ser objetiva aquí.

Pero bueno, obra de carretera y cinco sentidos. Algunas narrativas de viaje se regodean en lo cotidiano y la normalidad mientras el entorno cambia y dejan un sentimiento agradable por ello. Este es el caso de Noor que, aunque está hablándote de una situación terrible en un entorno durísimo, te regala una sensación hogareña, de pertenencia y de sentir las cosas entre tus manos. Y de familia, adoro las historias de familia encontrada y en esta el juego Adán/Eva que crea me tiene comprada.

Por supuesto es también, y por encima de todo, una obra de ciencia ficción. Okorafor nos introduce en un futuro en el que la ciencia tras las energías renovables ha sido capaz de canalizar la energía potencial que ofrecen los desiertos y, además, de enviarla al resto del mundo. Esto no significa que partamos de una utopía en absoluto y es que la humanidad, siendo la humanidad, sigue manipulando la información y no distribuyendo los recursos de una manera justa.

A la hora de plantear el concepto científico la autora se ha basado en un proyecto real en Marruecos, la Planta Solar de Nur Uarzazat, que pretende convertirse en la productora de más de la mitad de la energía del país a medio plazo. Esto lo mezcla además con conflictos también reales como la denuncia de los pastores Fulani respecto a los asesinatos indiscriminados que padecen por acusaciones de terrorismo.

Del libro esperad en general una buena mezcla entre elementos humanos y tecnológicos que siempre van salpicados por unas cuantas dosis de realidad.

Otro avance que cubre es el de las prótesis dirigidas tanto a compensar problemas como mejoras simplemente por gusto. Y este es el tema más delicado tanto de la novela como de la reseña.

AO, la protagonista, nació con algunas malformaciones que se agravaron después de un accidente. Una parte muy grande de la trama tiene que ver con lo difícil que es para su entorno aceptar sus miembros metálicos o sus implantes neurológicos. Todo este proceso se vive como una especie de renacimiento constante lleno de nuevas posibilidades que, aunque está lleno de partes oscuras y explora qué abarca en realidad la capacidad de decisión, tiene desde luego un sentido empoderante y de liberación.

Y qué pasa con esto. Pues que Okorafor utiliza un lenguaje bastante duro y que se considera hasta cierto punto inapropiado para referirse a las malformaciones. He visto varias reseñas que hacen mención a que se les llegó a hacer violento y desagradable.

Mi opinión al respecto es irrelevante porque lo que sí que importa para entender esto es que una escoliosis severa que necesitó de operación llevó a una entonces muy deportista autora a sufrir parálisis de la cintura para abajo. Tuvo que volver a aprender a andar y el dolor de todo el proceso fue, por supuesto, enorme. Si queréis saber más sobre su experiencia parece que habló sobre el tema en Broken Places Outer Spaces.

Está claro que, aunque no fue el mismo recorrido vital para ambas, todos los comentarios salen desde un punto muy personal que creo que no es mi lugar ni afirmar ni debatir. Solo os aviso de todo.

En lo que sí puedo entrar es en cómo aprovecha este punto para exponer también la manera en la que, cuando la sociedad considera que no eres adecuado, da igual todo lo que hagas para intentar ser normal que nunca van a aceptarte. Creo que lo hace desde una perspectiva muy acertada y que, de nuevo, la manera en la que lo ata con el concepto de lo que es una decisión y lo que no lo es hacen muy realistas el mundo y los personajes.

Eso sí, no os imaginéis la obra como un panfleto pro máquinas. No. Si os habéis fijado en el nombre del protagonista masculino sus iniciales son ADN y viene a mostrar un estilo de vida más tradicional y lejos de todo lo que representa AO. Juntos hacen una suerte de nuevos Adán y Eva como comentaba más arriba no porque sean los últimos de la tierra, si no por la sensación de renacimiento y de reseteo que busca el texto, de unión entre diferentes decisiones que no tienen por qué chocar.

A estas alturas quizá os estáis preguntando si solo tengo cosas buenas que decir de Noor y la verdad es que no. Hay una, cerca del principio, que no me gustó nada. Hay dos momentos en la narrativa en los que se interrumpe el ciclo normal de los acontecimientos para contarte un evento pasado que la historia necesita para avanzar. Una de las veces, la segunda, está muy bien planteado. La primera, sin embargo, es una transcripción de un podcast entero sobre una señora y sus avances en la ciencia que sirve de construcción de mundo entera y que se me hizo pesadísima.

No le niego parte de genialidad al podcast, que se llama Africanfuturism y es un relato por sí mismo que fuera habría valorado mucho. El problema es que dentro rompe con la manera en la que la historia está creciendo en el lector.

Para ir cerrando esta entrada os voy a contar que hay algunas similitudes muy de pasada entre Dune y Noor, no sé si buscadas o no, que he apreciado mucho. Aquí por supuesto tenemos un relato contado desde el punto de vista real de los colonizados, el color azul se cambia por el rojo y, aunque encontramos puntos similares en la concepción del desierto como parte fundamental del futuro humano, Okorafor habla de la tecnología y de sus personajes desde un tono completamente diferente al de Herbert.

¿PARA QUIÉN ES NOOR?

Fans de la ciencia ficción que busquen diferentes puntos de vista sobre temas que son a la vez muy populares siempre y a la vez muy tapados. Aunque da mucha información al principio y está el detalle grande de la construcción de mundo que no me gusta es fácil, ameno y corto.

Puntuación: 4 de 5.