Reseña: Unknown Number (Blue Neustifter)

Estoy enamorada de este relato, uno de los nominados a los Hugo 2022.

Narrado como una conversación en mensajería instantánea, está subido como capturas de pantalla en Twitter. Podéis encontrar el hilo aquí. La autora las ha etiquetado todas así que si las imágenes son un problema para vosotros no os preocupéis, os tiene cubiertos.

El diálogo se produce entre dos personas hasta el momento desconocidas, en un contexto misterioso, ya que una de ellas parece conocer una cantidad excesiva de detalles privados sobre la vida de la otra. La realidad queda clara enseguida, probablemente podéis sospecharlo desde el primer pantallazo por un detalle de la imagen, pero no voy a desvelarlo porque sé que hay gente que prefiere no saber absolutamente nada y la historia es muy corta.

Lo que sí os puedo decir es que el formato da una lectura ágil, al grano, sientes que lo has leído en un suspiro y está cargada de una sensación personal que le queda estupenda. Es un tipo de ficción social, la parte de explicación científica no importa demasiado aunque se dé alguna que otra pequeña explicación, y la verdad es que yo tengo predilección por este enfoque.

Además habla de un tema muy duro desde un tono que, aunque sea desgarrador, no olvida el sentido del humor. El objetivo final es dejar al lector con esperanza y lo consigue muy bien.

Reseña: Where Oaken Hearts Do Gather (Sarah Pinsker)

Relato corto nominado a los Hugo y Locus y ganador del Nebula 2022.

Where Oaken Hearts Do Gather (Roud 423, Child 313) is a traditional English folk ballad.

Este relato es un ejercicio de formato maravilloso. Imitando una conversación entre varios personajes en un servidor online, Pinsker nos introduce en un debate sobre una balada de folk inglesa tradicional ficticia (al menos hasta donde yo sé): Where Oaken Hearts Do Gather.

No tengo datos personales sobre la autora pero lo que tengo clarísimo es que parte de un amor musical profundo y de una pasión por el estudio de la tradición y su influencia. El concepto y cómo se construyen las piezas es una delicia.

El problema es que, aunque aprecio muchísimo el conjunto, mientras lo estaba leyendo me estaba aburriendo. Su mayor punto fuerte, la forma, es también para mí su peor enemigo. Es como estudiar para un examen de literatura en el que no te has leído la obra y estás buscando resúmenes en internet. Puede llegar un momento en el que reúnas las piezas, te haga click y empiece a interesarte pero, sin conocer realmente ni el argumento, es al menos para mí muy pesado.

Pero lo cierto es que la historia no funcionaría de otra forma.

One autumn as the wind blew cold

and stripped red leaves from branches

Fair Ellen ran to meet her love

Where oaken hearts do gather

La historia en sí tiene dos temas críticos que están relacionados. El primero es cuál es el significado real de la letra cuya traducción es, como siempre, debatible. Puede estar hablando de amor o de una historia de terror. El otro es una desaparición.

Las ramificaciones de todo eso, los diferentes puntos de vista entre diversos humanos pese a tener la misma información, la pasión de unos, la búsqueda por simplificar de otros, nuestra relación con las plataformas y lo que sale de la colaboración de varias personas están muy logrados.

Como podéis ver es una historia breve que da para mucho. Si os animáis a leerlo fijaos en que en una sección de varios links hay uno que funciona de verdad.

Puntuación: 3 de 5.

Reseña: The Sin of America (Catherynne M. Valente)

Es uno de los relatos nominados a los Hugo y Locus en 2022. Podéis leerlo de manera gratuita en la revista Uncanny 39, publicada el 2 de marzo de 2021. Si lo preferís también está disponible en versión podcast en la misma dirección.

There’s a woman outside of Sheridan and she is eating the sin of America

Aunque sé que es normal y común siempre frunzo un poco el ceño ante la utilización de América como sinónimo de Estados Unidos. O, si lo preferís, como diminutivo de Estados Unidos de América. El significado sigue siendo el mismo, sigue haciéndome fruncir el ceño y, por supuesto, no soy yo quien ni para decir nada ni para quejarme. Pero aquí estamos. En cualquier caso esto es una opinión insustancial que no ha afectado a mi valoración del relato.

The Sin of America es una de esas historias que te lanzan a una curva de aprendizaje pronunciada y dependen de que sigas leyendo por curiosidad, sin entender nada. En este caso funciona bien en gran medida porque tiene un título muy bien escogido (sí, sí, obviando mi propio primer párrafo).

Tiene una imaginería grotesca y espectacular, decadente e impactante que, si habéis leído algo de Valente antes, probablemente y os podéis imaginar. Está, en general, muy en la línea de cuento muy onírico con crítica social de que gusta la autora. O, por lo menos, dentro de lo que yo he leído de ella, claro.

There’s a woman outside of Sheridan and she is ordering the sin of America off a plastic menu with a turquoise buffalo on the cover whose peeed and blistered thought bubble faintly complains: Hurry up, I’m STARVING

Para el argumento se zambulle en una reflexión de lo cíclica que es la historia, del efecto generacional de las crisis económicas y lo enfoca en cosas universales que son, a la vez, el tópico de lo estadounidense. La búsqueda del éxito de una bailarina que se lesiona, el típico bar, el fútbol americano, el malestar social y la desinformación.

Y, sobre todo, el cristianismo. Aunque estamos hablando de un país que acoge un sin fin de fes, en su fundación encontramos una importancia fuerte de esta religión en diferentes envoltorios que ha hecho definirse a muchos de sus habitantes.

No quiere decir esto que el relato sea una apología religiosa, en absoluto. Es que esa imaginería tan chocante es una reinterpretación del sacrificio de Jesús para salvar a la humanidad desde la primera frase. No es la única referencia pero merece la pena descubrirlas en la lectura y decidir por uno mismo qué significan.

Y al final esa es una de las gracias de este relato. Aunque tiene un mensaje bastante claro, a la vez, las interpretaciones que se le pueden dar son profundamente subjetivas. Como la belleza de una mariposa.

No point watching the news these days, honestly. It just never ends.

Puntuación: 4 de 5.

Reseña: Proof by Induction (José Pablo Iriarte)

¿QUÉ ES PROOF BY INDUCTION?

Paulie es un matemático que, tras el fallecimiento de su padre, tiene la oportunidad de volver a hablar con una recreación suya gracias a la tecnología CODA. Esta representación de su padre no es ningún tipo de resurrección. Corresponde a un programa incapaz de aprender o recordar y contiene la personalidad del fallecido al final de su vida.

En el aire, entre ambos, han quedado muchas cosas. Su relación no era fácil. Pero Paulie va a intentar resolver la obra de la vida de ambos a través de sus conversaciones.

Ha sido nominada al Hugo, al Locus y al Nebula en 2022 en la categoría de relato corto.

Podéis leerla en su lugar original de publicación, la revista Uncanny. Está en inglés.

¿CÓMO ES PROOF BY INDUCTION?

Los sentimientos son maravillosos y horriblemente complejos. Quizá muchos de vosotros tengáis un gran conocimiento propio pero yo desde luego me fascino y me frustro y me tengo que dar mil vueltas a veces para entenderme. También están los momentos en los que puedo identificar de manera clara lo que siento pero resulta imposible expresarlo, hablarlo con la gente que me rodea. Poner lo abstracto en un idioma conocido y sencillo.

Proof by Induction va justo a esto. Iriarte usa un lenguaje que suena indiscutiblemente matemático aunque sea inventado (habla de ello en la entrevista que dio para Uncanny 5/6 2021) y, a través de ello, habla de comunicación, sentimientos enterrados y la incapacidad para conectar.

Para mayor efecto dramático la imposibilidad de evolución en el personaje del padre, la fotografía perpetua de ver cómo se quedaron las cosas, hace un trabajo excelente.

Todo esto lo mezcla con trozos de lo cotidiano, lo que sucede mientras procesas el duelo, y la relación del protagonista con su hija pequeña. A través de este apartado explora uno de lo significados semánticos del título y es qué heredamos y en qué intentamos romper con lo que recibimos de nuestros padres.

En el apartado científico, de nuevo citando al autore en la entrevista de Uncanny, dice que su ficción es más fuerte en emociones que en argumento y esto es importante aquí. CODA, el mecanismo utilizado, no necesita mayor explicación que saber que existe. Es solo una herramienta para la exploración de sentimientos y no un intento de definir el futuro o una exploración tecnológica.

Por otro lado está el ya mencionado lenguaje matemático. La verdad es que me parece una idea brillante como metáfora y estoy impactada por este relato. Pero a la vez se me hacía pesada la lectura constante de algo que no entendía y que sonaba como mis peores pesadillas.

No me hagáis mucho caso en eso, en cualquier caso, porque por supuesto la gracia es leer entre líneas. El efecto es totalmente buscado y como os digo incluso yo lo aprecio mucho en lo conceptual.

¿PARA QUIÉN ES PROOF BY INDUCTION?

Si leéis en inglés, os gustan los relatos de ciencia ficción con momentos cotidianos y más fuertes en los sentimientos que en lo científico dadle una oportunidad. Es muy cortito, es gratis y creo que merece la pena.

Puntuación: 4 de 5.

Reseña: «Fragmentos de honor» (Bujold)

¿QUÉ ES FRAGMENTOS DE HONOR?

Se trata de la primera novela en orden cronológico (que no de publicación, aunque en este caso fue el segundo detrás de una historia corta) de la saga Vorkosigan. Sigue la historia de Cordelia Naismith y Aral Vorkosigan mientras se ven atrapados entre bandos rivales e intrigas políticas que pondrán a prueba sus creencias y seguridad en sí mismos.

Aunque existen rumores persistentes de que empezó como una obra fan de Star Trek han sido desmentidos por la autora. Podéis leerla hablar del tema, por ejemplo, en su página de Goodreads.

¿CÓMO ES FRAGMENTOS DE HONOR?

De hombre del espacio a cavernícola en tres días. Imaginamos que la civilización está en nosotros mismos, cuando en realidad está en nuestras cosas.

Siempre que voy a leer un libro de ciencia ficción una de las primeras cosas que quiero saber es su nivel de accesibilidad así que, por si sois como yo, voy a empezar diciendo que aunque las primeras páginas quizá parezcan un poco confusas esta es una lectura en la que no vais a encontrar dificultades y cuyo subgénero es la ópera espacial. Aunque parece que va a tener un tono serio y un poco técnico os aseguro que se relaja y que, de hecho, termina teniendo un sentido del humor destacable. Esto no quita, eso sí, que hasta el final es una novela dura en lo psicológico y con escenas fuertes.

Iba con muchas expectativas y aún así me sorprendió para bien.

En poco más de 300 páginas el libro tiene tres cambios de tono y una historia corta y pasa de parte a parte con maestría. Sin embargo, a pesar de que el argumento es sólido y brillante y trata temas difíciles con mucho tacto (y en 1986, para que luego digan que me tengo que tragar según qué cosas porque esos años eran así), su punto fuerte son los personajes.

Cordelia y Aral. No os voy a decir que estemos ante el romance del siglo. Lo que estamos es ante la tensión sexual mejor construida que me he encontrado en un libro. Os lo juro. A mí me cuesta muchísimo entrar en historias de amor. Y eso que soy una ñoña. Pero aquí es que solo puedo aplaudir y reírme.

Cuando él se corta, yo sangro.

Nuestros protagonistas empiezan la novela en puntos opuestos de casi todas las cosas que podríamos considerar definitorias en la vida. Son de civilizaciones enfrentadas y aparentemente contrarias, a Vorkosigan le persigue una fama de violencia bajo el nombre de el carnicero de Komarr y ella se encuentra en una misión científica.

¿Lo que les une? una situación al límite. La expedición de Cordelia ha sido atacada por las mismas personas que le han hecho un motín a Aral. Convertidos en compañeros por azar enseguida explota la química entre ellos.

Él confiesa varios asesinatos. Ella le dice cómo cocinar la carne.

Esto, que a mí me parece muy gracioso, es el meollo de la cuestión. Hablan, comparten cosas, están cómodos, tienen confidencias y debates existenciales. Da igual que estén en polos opuestos, encuentran motivos de respeto mutuo y un código de honor que funciona para ambos incluso cuando no están de acuerdo.

Lo que hay entre medias, como creo que deja entrever lo que comentaba de las civilizaciones enfrentadas, es una situación política tensa y prominente en la novela. De hecho el romance está siempre mezclado con la estrategia y es una herramienta más a disposición tanto de los protagonistas como de sus enemigos.

Me parece que la única diferencia entre sus amigos y sus enemigos es cuánto tiempo se dedican a charlar antes de dispararle.

Este entorno obliga a los personajes a vivir en situaciones extremas y este es, probablemente, el centro del argumento. Bujold nos da en Aral a un personaje maduro, acostumbrado a vivir en un ambiente de guerra, que entiende y se siente cerca de la muerte.

Aunque la historia es una tercera persona que sigue específicamente a Cordelia, es a través de Vorkosigan donde se nos plantea no solo la dificultad de seguir viviendo, también la dificultad de dejar vivir al resto. La valoración de hasta qué punto merece la pena seguir y qué harías cuando tu crianza y tu sociedad te empujan a la violencia constante.

Nuestra protagonista se ve lanzada a esa espiral y veremos en ella un creciente malestar y descontento hacia algunas situaciones que culmina en unos capítulos finales, una sección muy específica de la novela, en la que tiene que ver su propia cultura con nuevos ojos.

Es, simplemente, brillante.

Hay muchísimas cosas que me gustaría decir pero que se quedan en el tintero por spoilers. Lo fundamental es que amo esta novela, estoy deseando seguir con el resto y, cada vez que me dicen que si esto me ha gustado me voy a morir de amor con el resto, me emociono.

¿Por qué no puedes perder los nervios con tus subordinados, como la gente normal, en vez de con tus superiores como un lunático?

¿PARA QUIÉN ES FRAGMENTOS DE HONOR?

Si queréis una buena space opera con una trama política sólida y personajes memorables esta es vuestra novela. Para gustos colores, siempre es posible que no sea vuestro tipo, pero esta vez en español tenéis unas ediciones de bolsillo a buen precio con portadas maravillosas que creo que hacen menos arriesgado probar.

  • Autor: Lois McMaster Bujold
  • Editorial: DeBolsillo
  • Fecha de publicación original: 1986
  • Precio: 9’95 bolsillo. 6’99 eBook.
  • Páginas: 352
  • ISBN: 9788490708538
  • Traducción: Rafael Martín Trechera
  • Colección: Vorkosigan (1/16 + 6 historias cortas)

Reseña: the Kaiju Preservation Society (John Scalzi)

Antes de nada quiero dar las gracias a Netgalley y Macmillan-Tor/Forge por darme el libro para reseñar. Le tenía muchísimas ganas, lo pedí pensando que no me lo concederían ni de broma y aquí estamos. Más felices que perdices.

Por si no sabéis qué es Netgalley se trata de una plataforma que pone en contacto a reseñadores, libreros, autores, editoriales y, en general, gente interesada en la literatura, para poner a rodar nuevos lanzamientos.

¿QUÉ ES THE KAIJU PRESERVATION SOCIETY?

Y ahora entramos a la chicha. Este el primer libro de Scalzi publicado post pandemia. Una novela autoconclusiva, bastante corta (268 páginas de ebook) que ofrece una ciencia ficción centrada en la crítica social a través del humor. Y kaijus, no nos olvidemos de los kaijus.

Os dejo una traducción de la sinopsis:

Cuando el COVID-19 arrasa la ciudad de Nueva York, Jamie Gray está atrapado en un empleo sin futuro como conductor para una aplicación de comida a domicilio. Eso es hasta que Jamie hace una entrega a un antiguo conocido, Tom, que trabaja en lo que él llama «una organización para los derechos de los animales». El equipo de Tom necesita a última hora alguien que maneje el pesado trabajo de campo en la nueva expedición. Jaime, ansioso por hacer algo, acepta inmediatamente.

Lo que Tom no le dice a Jamie es que los animales que cuida su equipo no están aquí en la Tierra. No nuestra Tierra, al menos. En una dimensión alternativa, enormes criaturas parecidas a dinosaurios llamadas Kaiju deambulan un mundo cálido y libre de humanos. Son los pandas más grandes y peligrosos del universo y están en apuros.

La sociedad para la preservación de Kaijus no es la única que ha encontrado el camino al mundo alternativo. Otros también lo han hecho. Y sus negligencias podrían causar millones de muertos en nuestra Tierra.

¿CÓMO ES THE KAIJU PRESERATION SOCIETY?

Al final de la novela Scalzi la define como una canción pop. Una canción pop, añado yo, de esas que te engañan con un ritmo alegre cuando en realidad te están contando algo que te parte por dentro.

O quizá una canción pop, con perdón al autor, no es la mejor forma de definir a esta novela. Quizá, lo que más se acerca a una introducción breve, es decir que se trata de una conversación entre dos personas actuales con una gran pasión por la ciencia ficción. Es un hacer humor de la tragedia, intentar seguir adelante, ser agradable con la gente que te rodea aunque el mundo se haga pedazos a tu alrededor.

A lo mejor lo que tengo que deciros es que tengo un cuaderno lleno de frases célebres graciosísimas y que, de pronto, sin esperármelo, creo que sin que el propio autor se lo pudiera imaginar, estaba llorando con una carta en sus últimas páginas.

Sé que muchos de vosotros os vais a sentir identificados si os digo que la fantasía, el terror y la ciencia ficción son mi salvavidas. Han sido mi constante vital, desde muy pequeña. Una de las grandes piezas que me definen. Y cuando me encuentro a un autor que lo entiende, que se nota que ama esto tanto como yo, es uno de los mejores sentimientos del mundo.

Leer The Kaiju Preservation Society ha sido catártico en muchos sentidos. Una novela post encierro por pandemia, que se publica en un mundo occidental convulso, donde el argumento principal es disfrutar de las cosas que te gustan, hacer amigos y, sobre todo, no perder nunca el sentido de la maravilla. Todo esto a la vez que seguir luchando y reflejar un mundo de empleos de mierda, codicia, y un futuro negro e incierto.

Podría escribir millones de párrafos sobre este tema pero tengo que dejar espacio, por supuesto, para hablaros también de otras cosas.

Para empezar me gustan los personajes. El protagonista me ha caído simpático, tiene una frase que repite de manera cómica a menudo y que le hace parecer salido de un videojuego. Refleja muy bien la situación de las generaciones que convivimos ahora mismo. El resto de los personajes van por la misma línea. No se profundiza en ellos pero no hace falta, son reconocibles, parecen de carne y hueso y casi todos tienen algún momento bastante gracioso.

En representación también le doy buena nota aunque yo no sea la más adecuada para valorar este tema. A mí desde luego me ha gustado y siento que habla de una sociedad real, plural.

Otra cosa de la que yo no sé nada, pero que juzgo desde mi experiencia como lectora, es el apartado científico. Y de nuevo lo he apreciado mucho. Es interesante sin ser pesado. Utiliza palabras que te hacen sentir inteligente pero es básico para que cualquiera pueda entenderlo. Me gustan los kaiju y hay dos que se llaman Bella y Edward por Crepúsculo. Si eso no os convence para leer esta novela es que no tenéis salvación y probablemente acabéis en el infierno.

La construcción del mundo es, en general, muy atractiva. No busca reinventar la rueda ni falta que le hace. Es, básicamente, un homenaje constante a Godzilla, Jurassic Park y cualquier cosa que os podáis imaginar. Todo, como repito una y otra vez, con buenas dosis de humor.

El fallo principal lo tiene, para mi gusto, en la trama. No se me ha hecho aburrido en ningún momento pero sí que ha habido partes en las que resentía la falta de un gran evento que hilase la acción. Pasa demasiado tiempo presentándote la situación y aprovechándose, justo, de ese estupendo sentido de la maravilla que comentaba más arriba.

Para cuando por fin hay una acción que de verdad coge todas las anticipaciones y explota se me quedó un poco vacío de emoción. Además esto sucede muy tarde en la novela.

Por otro lado no llega a resultar decepcionante porque, aunque yo lo echaba en falta, la novela nunca te hace pensar que vaya a pasar otra cosa. Construye una mezcla entre eventos que cambian la vida, acción constante y eventos peligrosos con un ritmo algo pausado que busca dar una sensación de vida cotidiana.

Puntuación: 4.5 de 5.

¿PARA QUIÉN ES THE KAIJU PRESERVATION SOCIETY?

Para esta sección hoy lo tengo muy fácil ¿Te gusta la ciencia ficción con humor, las historias de aventuras, bichos grandes y buenas referencias constantes? ¿eres millennial? Pues es muy probable que te encante.

  • Título: The Kaiju Preservation Society
  • Autor: John Scalzi
  • Fecha de publicación: 15/03/2022
  • Editorial: Tor
  • ISBN: 9780765389121
  • Género: Ciencia Ficción. Humor
  • Páginas: 268
  • Novela

Reseña: «Este del oeste» (Dragotta, Hickman, Martin)

¿QUÉ ES ESTE DEL OESTE?

Entre 2013 y 2019 el equipo formado por Hickman, Dragotta y Martin publicaba en Image las 45 grapas compiladas en 10 volúmenes que conforman este del oeste.

La historia nos presenta una distopía con estética western que busca zambullirse en las raíces de Estados Unidos con mucha violencia y cinismo. Un mensaje apocalíptico, los cuatro jinetes, un mundo enfrentado y una paranoia inmensa sirven de marco a una historia de familia intensa y excepcional.

¿CÓMO ES ESTE EL OESTE?

En 1908 Israel Zangwill popularizó el término The Melting Pot con su obra homónima. Esta idea del crisol de culturas ha servido, de manera específica, para hablar de la multiculturalidad y asimilación de Estados Unidos tanto desde un punto de vista positivo como para plantear todo tipo de críticas a un sistema que fuerza a lo homogéneo.

Este es, sin duda, el punto de partida de este del oeste.

Hickman escribe en el opuesto, sobre un Estados Unidos de ciencia ficción en el que el país está partido en secciones culturales y expone sus diferencias y similitudes en un ambiente cruento y sin casi amabilidad.

No quiere decir esto que el autor busque una equiparación moral a través del famoso son todos igual de malos, el libro está lleno de críticas a eventos pasados y presentes, si no que busca explorar la miseria humana desde distintos puntos de vista que se reflejan en las singularidades de su país.

Analizando este proceso, además, no podemos ignorar que los años de creación del cómic comprenden desde el segundo mandato de Obama hasta casi el final del tiempo de Trump en el poder. Si habéis leído antes a Hickman probablemente habréis notado que se baña en las anticipaciones, guiños y ciclos cerrados pero creo que hablando de falso idealismo, radicalización y violencia toda la historia de esos años ha quedado grabada en el ADN de su obra.

En cualquier caso hay algo que todas estas naciones culturales tienen en común y es el fin del mundo.

El final de todas las cosas va a llegar a través del cumplimiento de una profecía, el mensaje, y es responsabilidad de un grupo de poderosos elegidos cumplir con sus designios. Estas lecturas de futuro tienen varias peculiaridades. Por un lado aún no han terminado de escribirse y, como pasa con todos los textos religiosos, está tan abierto a interpretación que permite a sus creyentes manipular la situación a su antojo.

Uno de los puntos fuertes de esta obra es la representación de las motivaciones de los ricos, la búsqueda del caos y de poder y de cómo ni siquiera el fin del mundo es motivo suficiente para que muchos se paren a pensar en lo que están haciendo.

En este aspecto tiene un momento que me parece especialmente escalofriante cuando un personaje dictamina que este desorden solo puede suceder a través del control social y nunca desde las luchas sociales. Caos, sí, pero caos controlado.

Todo esto lleva a este del oeste a tratar con la muerte como eje central. El fin solo puede llegar a través de la destrucción. Para encontrar la paz los personajes se ven obligados a la guerra. Para la venganza, asesinato.

Algunos, incluso, necesitan a la muerte para enamorarse.

Creo que los cuatro jinetes del apocalipsis son un concepto interesantísimo y, cuando aparecen en una historia, suelo querer echarle un ojo. Aquí tenemos cuatro personajes complicados, desagradables, violentos y con un diseño maravilloso que son una delicia.

Y Muerte es, por supuesto, el protagonista.

Esta es una obra muy coral, con episodios en los que ni aparece ni se le menciona como un nombre propio, pero como concepto es omnipresente. Incluso cuando lo que Hickman busca es ofrecernos vida y esperanza siempre es a través del opuesto. Para que haya vida tiene que haber muerte.

Para mí, al margen del concepto, hay dos cosas que me acercan mucho a este personaje. Por una parte, aunque no ocupa muchísimo espacio, encuentro en el romance entre Muerte y su mujer uno de los puntos fuertes del cómic. No es una historia preciosa, es una historia épica. Por otro lado tiene una evolución, una secuencia de pérdida y lucha constante, que sin perder nunca de vista que no es un humano le convierte en lo más humano de todo este del oeste.

Con él Hickman despliega una oleada de sentimientos en desarrollo constante que luchan contra el cansancio existencial y que construyen varios triángulos de amigos y enemigos apasionantes.

Tampoco el resto de jinetes se queda atrás en cuanto a interés. Nunca son explorados de la misma manera pero sus personalidades están tan marcadas entre lo que damos por sentado y el increíble trabajo gráfico que llegamos a conocerles en profundidad. En especial hay una confrontación entre Guerra y Muerte que tanto en lo literal como en lo metafórico es de mis momentos de ficción favoritos.

El resto de personajes quizá son un poco desiguales. Las intrigas políticas y la idea del crisol de culturas opuesto que sirven de base solo son posibles a través de un grupo de protagonistas excesivamente grande que a veces, cuando estás demasiado enganchado a algo, puede llegar a entorpecer la lectura.

Aún así nunca me parece aburrido y el juego entre mandatarios y las personas a las que mandan está llevado con una gran elegancia y brillantez.

En todo esto es fundamental el aspecto estético. Los autores han optado por una estética western que busca subrayar el lugar donde acontece la ficción y que es una de las cosas que más me gustan. Esto es algo (como todo lo demás, en el fondo) completamente subjetivo. Pero los largos silencios, los sombreros, la rudeza, el ambiente en general, me llaman a gritos.

Dentro de esto es curioso cómo ata Dragotta su estilo de dibujo con lo que está contando. Este dibujante es dinámico al extremo, sus personajes siempre están llenos de emociones hasta el punto de que si empiezas a contar las viñetas de gente con la boca abierta y líneas de movimiento puede ser un poco chistoso, y lo hace funcionar en este ambiente de pausa característico del género.

Tiene además un estilo muy consistente a lo largo de los años que, de pronto, cristaliza en algunas de sus mejores viñetas justo en el último número.

Todo se complementa con un uso del color increíble de manos de Frank Martin y de la tipografía con Rus Wooton que es una delicia.

El equipo entero explora además un body horror muy bien llevado y expresivo. A veces no hay manera mejor de definir lo humano que romper a uno a trocitos. Incluso cuando no es del todo humano.

Con todo esto hemos hablado ya de los temas más grandiosos en este del oeste y, sin embargo, lo que lo convierte en una historia excepcional es que es un cómic sobre la familia y los amigos.

De este aspecto no se puede hablar demasiado sin hacer spoilers pero Hickman tiene entre manos una trama tierna, inocente y con algunas miradas que derriten entre personajes que están rotísimos pero quieren cuidar de otros. Rezuma amor, aunque sea un amor malo, y todo desemboca en un fin de ciclo perfecto de dolor, sanación, pérdida y encuentros.

Tiene además tiempo de explorar tipos de relaciones diferentes, crianzas poco ordinarias, algunas cuestiones de género aunque sea de pasada y un dibujo de lobo chiquitito que adoro con todo mi corazón. No todo lo que trata lo hace de manera perfecta, por ejemplo encuentro algo excesiva e incluso cómica la presentación de la maternidad a veces, pero el conjunto de todo lo que hay me gusta verlo.

En resumen aquí hay mucho drama, mucho sentimiento de inevitabilidad, desesperación y cosas malas pero también una muy necesaria aunque pequeña esperanza a la que aferrarnos.

¿PARA QUIÉN ES ESTE DEL OESTE?

Si os gustan las distopías de ciencia ficción, las historias apocalípticas y la estética de este cómic os lo recomiendo muchísimo.

  • Guionista: Jonathan Hickam
  • Arte: Nick Dragotta
  • Color: Frank Martin
  • Título original: East of West
  • ISBN: 978-84-679-1479-5
  • Precio: 17,00 €
  • Páginas: 152 
  • Género: CiFi, Western
  • Colección: Este del Oeste 1/10

Reseña: ReDawn (Janci Patterson & Brandon Sanderson)

¿QUÉ ES REDAWN?

Del proyecto de tres novelas que iba a ser Escuadrón ahora mismo nos hemos plantado en cuatro previstas más tres novelas cortas. ReDawn es la segunda de estas últimas y se sitúa en el mismo espacio de tiempo que Citónica, la tercera, aunque está pensada para leerse antes.

Es decir, ahora mismo el orden de lectura para la saga Escuadrón quedaría:

Si queréis antes de todo esto podéis añadir el relato defendiendo el Elíseo que es en el mismo universo aunque en otro momento y con diferentes personajes.

Aún así no es obligatorio leer estas historias entre Estelar y Citónica. De hecho aún se pueden conseguir solo en digital, en España aún no están traducidas y me imagino que esperarán hasta la compilación de las tres. Para más información sobre todo esto podéis ir a la entrada de Sunreach, donde hice una introducción más completa.

En esta novella seguimos a Alanik, la persona que Spensa estaba simulando ser en Estelar, cuando tras despertarse del coma vuelve a su planeta. Allí se encuentra una civilización dividida entre los que quieren pactar con la Superioridad y los que, como ella, no quieren sacrificar su libertad. Esta confrontación la llevará de vuelta a Detritus en busca de la ayuda humana.

¿CÓMO ES REDAWN?

Ya comentaba en la anterior novella que no soy una gran fan de este tipo de historias pequeñas que le gustan a Sanderson. Aún así ReDawn me ha gustado más que Sunreach y es que tiene bastante más chicha. Entiendo que para llegar hasta aquí era necesaria la parte anterior pero probablemente ambas se habrían beneficiado de ser más cortas y de verse unidas en una sola novela. Para mi gusto, claro. Sé que hay mucho público para este tipo de novelas cortas. Aunque en realidad, la verdad, no es tan corta. Tampoco lo era Sunreach. Y, aunque si te encanta o te presionas se puede leer rápido, yo no diría que es una lectura de una tarde.

En cualquier caso ReDawn tampoco me ha parecido ni apasionante ni vertiginosa en la manera en la que lo son las aventuras más largas del universo citónico. No quiero decir con esto que todas las historias tengan que ser vertiginosas ni mucho menos, claro. Pero aquí es una pequeña crítica porque parece que quiere serlo.

Como suele pasarme (aunque curiosamente no en el caso de Sunreach) una parte grande del problema es que, aunque tenía mucha curiosidad por Alanik, ella y sus amigos me daban igual en una escala cósmica. No sé por qué no tengo suficiente espacio emocional para llegar realmente a involucrarme con determinado tipo de tramas secundarias. Incluso los humanos están un poco deslucidos.

Sobre todo hay una tensión que intentan construir con Arturo que me ha dejado con la ceja un poco levantada.

Lo que pasa es que ReDawn, en lo positivo, tiene una tensión dramática bien construida que desemboca en un final brillante que deja todo en el aire. No sé si las 229 páginas lo justifican pero a mí me ha devuelto parte del sentimiento que tuve con el final de estelar. Aunque por lo que parece nada de esto es esencial para ponerse con citónica, como comentaba más arriba, muy probablemente en este caso termine siendo recomendable saber al menos parte de la trama. Cuando lea citónica revisaré esta parte de la reseña en cualquier caso.

Quizá es un poco injusto y desde luego algo totalmente subjetivo que valore más ReDawn que Sunreach. En Sunreach todo me importaba más porque me importaban el mundo y los personajes. Era más fácil entrar y en conjunto tiene una significación que, aunque menos espectacular, podemos decir que es más emotiva. En esta segunda historia es la sensación palomitera de la traca final lo que me ha comprado y lo ha hecho por un truco emocional.

Básico pero efectivo.

¿PARA QUIÉN ES REDAWN?

Si queréis la historia completa os lo recomiendo mucho. Aunque también podéis leer algún resumen para quedaros con la sensación general si no tenéis ganas de invertir tanto tiempo. Se puede leer en un día pero si no te enganchas muchísimo a Alanik va a ser pesado.

  • Título: ReDawn
  • Autores: Janci Patterson y Brandon Sanderson
  • Portada: Charlie Bowater
  • Fecha de publicación: 26/10/2021
  • Editorial: Delacorte Press
  • ISBN: 9780593566626
  • Género: Space Opera
  • Páginas: 229
  • Novella
  • Saga: Escuadrón 2.2/4

Reseña: «Rayo Negro» (Ahmed y Ward)

¿QUÉ ES RAYO NEGRO?

En 2016 Marvel tenía a sus inhumanos y a sus mutantes entre las cabeceras Muerte de X e Inhumanos VS X-Men. Esta confrontación dio lugar en 2017 a un relanzamiento de las franquicias con varias cabeceras bajo el nombre ResurrXion y, como os podéis imaginar, entre ellas encontramos Rayo Negro. Pero que esto no os importe demasiado. No es necesario haber seguido la trama para entender este cómic aunque me imagino que, por supuesto, se podrá hilar mejor todo lo que ha pasado con un mayor conocimiento.

Son solo doce grapas compiladas en un tomo autoconclusivo.

Lo que nos va a contar es la historia de Blackagar Boltagon, el silencioso rey de los inhumanos, a partir de su despertar en prisión sin, de momento, más explicaciones para el lector.

¿CÓMO ES RAYO NEGRO?

Tiene un principio impresionante. Me gusta muchísimo. Con una narración de voz en off en tercera persona nos sumergimos de cabeza no tenemos ni idea de dónde. O por lo menos yo no tenía ni idea, claro. Solo sabía que era una cárcel, que algo malo había pasado y que un personaje normalmente investido de un gran poder se veía relativamente indefenso en una nueva y desconcertante situación.

Consiguió toda mi curiosidad y empezó a entregarme momentos muy emotivos, una gran exploración de los sentimientos de culpabilidad y una colección de metáforas y mensajes como poco curiosos. Así que ahí estaba yo, en la cresta de la ola, pensando que solo iba a ir a mejor cuando, de pronto, llegó la segunda parte y se desinfló.

Pero rebobinemos un poco, hacia el momento de esplendor de este cómic en el que todo eran posibilidades y me quedé embelesada.

Rayo Negro te presenta durante su primer arco una sólida metáfora sobre el crimen y el castigo. Busca explorar el significado de la palabra proporcional y los grises en cada persona. Cómo dependiendo de la situación vas a obtener un lado u otro de lo poliédricos que somos. Consigue dar personajes muy carismáticos si bien algunos de ellos demasiado estereotípicos, sin espacio para plantear más sobre ellos en un relato que dominan Boltagon y el Hombre Absorbente.

No se escapa a esta parte de la trama que el lugar habitual de nuestro protagonista es como rey imponiendo los castigos en vez de recibiéndolos. Su parte de culpa en un sistema mucho más que falible. No llega en este apartado a romper el molde y siempre encuentro ligeramente ridícula la excusa del rey es bueno pero hay cosas que no sabía aunque, para el número de páginas y el objetivo, queda bien.

También consigue el desarrollo de Boltagon más allá de su título. El gobernante de Attilan es famoso por las capacidades destructoras de su voz, tan extremas que le han llevado a sumirse en un silencio absoluto excepto en casos de necesidad.

Fuera del ambiente real, privado de su marca de identidad, puede de pronto recuperar su voz. Aprender a hablar y a expresar sus pensamientos y deseos. Aún así, claro, reconozco que es un poco simplista reducir determinadas capacidades comunicativas a la voz, a lo verbal.

Sea como sea, en lo que al cómic se refiere, igual que con su posición como rey este es otro tópico que aunque menos profundo si lo abres a debate en el ámbito del cómic funciona.

Otra cosa que destaca de este primer período es un gran trabajo en lo épico. Frases que se pegan (ese name your crimes! repent your crimes! es soberbio) y un uso interesantísimo de la tercera persona acompañan a un apartado gráfico excelente tanto en el dibujo, en la rotulación como, sobre todo, en el color.

Christian Ward se luce. Y los números, también bajo la batuta de los otros dos artistas implicados, Frazer Irving y Stephanie Hans, tienen una calidad inmensa. Es una explosión de pintura, de lo extravagante, de colores llamativos que vuelven escenas oscuras.

Estoy enamorada desde la portada, la forma en la que la sombra de las rejas en la cara simulan un bozal.

Y esa es otra. Mandíbulas. Hay algo en retratar la vida de una persona y su perro que puede hacer que un personaje automáticamente gane muchísimos puntos. Aquí se tomaron muy buenas decisiones.

Sin embargo, por supuesto, el drama carcelario termina y empieza otra cosa.

No puedo extenderme demasiado para no hacer spoilers y no sé muy bien qué decir. No es que se vuelva un cómic horrible ni mucho menos. Es, simplemente, que se vuelve un poco anodino. Entretenido pero inconsecuente, centrado en atar cabos de una manera un poco pesada y larga. Doce grapas se queda corto para un sector y sin embargo se vuelve demasiado para el otro.

Aún así el final me gustó mucho. Para ese punto estaba ya tan dentro de este mundillo que había cosas que quería ver y me daba igual todo lo demás. Ese deseo me lo cumplió y, pese a todo, terminé con muy buen sabor de boca.

¿PARA QUIÉN ES RAYO NEGRO?

Si estáis buscando una época cerrada con la que meteros a algún personaje, que no sea un compromiso demasiado grande, creo que este es un lugar excepcional. También para explorar un poco a los inhumanos es un buen punto.

Por lo demás es un gran cómic de metáforas, excelentes gráficos y explosiones de color con una trama que, aunque sea desigual, da para mucho.

Puntuación: 3.5 de 5.
  • Guionista: Saladin Ahmed
  • Artistas: Christian Ward
  • Frazer Irving
  • Stephanie Hans
  • Título original: Black Bolt
  • Publicación: 2017-2018
  • ISBN: 978-8491675327
  • Páginas: 288
  • Precio: 25,00€
  • Franquicia: MARVEL

Reseña: «Sunreach» (Janci Patterson & Brandon Sanderson)

¿QUÉ ES SUNREACH?

Del proyecto de tres novelas que iba a ser Escuadrón ahora mismo nos hemos plantado en cuatro previstas más tres novelas cortas. Sunreach es la primera de estas últimas y se sitúa en el mismo espacio de tiempo que Citónica, la tercera, aunque está pensada para leerse antes.

Es decir, ahora mismo el orden de lectura para la saga Escuadrón quedaría:

Si queréis antes de todo esto podéis añadir el relato defendiendo el Elíseo que es en el mismo universo aunque en otro momento y con diferentes personajes.

Aún así no es obligatorio leer estas historias entre Estelar y Citónica. De hecho aún se pueden conseguir solo en digital, en España aún no están traducidas y me imagino que esperarán hasta la compilación de las tres.

¿Qué aportan entonces? Pues hablemos de ello, pero tened en cuenta que a partir de este punto de la entrada hay spoilers de Escuadrón y Estelar.

En un directo de YouTube (podéis leer la transcripción y escuchar el audio aquí) Sanderson explicó que empezó Estelar con un concepto muy diferente. El equipo protagonista iba a seguir junto y llegó a escribir bastante siguiendo esta idea. Sin embargo la evolución de Spensa no funcionaba del todo, la primera persona no cuajaba bien con otras estructuras y lo volvió a empezar de la manera en que terminó publicándose.

El problema es que no quería dejar a esos personajes atrás y, con Citónica manteniéndoles aún separados, la solución llegó de la mano de estas historias de menor longitud. Como Sanderson, aunque sea uno de los escritores más productivos de nuestra época, no puede llegar a todo, aquí entra en juego Janci Patterson.

Patterson es una autora de libros fundamentalmente dedicados al público juvenil con una lista larga de publicaciones entre manos. Fue estudiante de Sanderson y han tenido una buena relación al menos profesional desde hace bastantes años. Podemos encontrar menciones a su apoyo al escritor de Nebraska ya desde la época del primer ciclo de nacidos de la bruma, donde hay un personaje dedicado a ella (Lady Patresen).

Además esta no es la única colaboración publicada entre ambos y es que este año se espera que salga en septiembre Alcatraz Bastille versus the Evil Librarians: The Worldspire.

Según parece las ideas para las novellas las hablaban juntos, después ella hacía la escaleta, la debatían, ella escribía lo que habían acordado, él lo editaba y después iban los últimos pasos de nueva edición, corrección y betas.

Entonces ¿de qué va Sunreach?

Es una novela en primera persona centrada en FM, una de las compañeras de Escuadrón de Espensa. Sigue el proceso de los humanos en busca de sus propios motores capaces de salto, las primeras negociaciones con el exterior y cómo han evolucionado las vidas de los demás. En especial el camino de Jorgen hacia sus habilidades citónicas, el despertar de Alanik y una trama por ahí que a mí me ha gustado bastante de Rig.

Después de esta larguísima explicación (creo que la introducción más larga que he hecho en esta web) llega el momento de hablar de la obra en sí.

¿CÓMO ES SUNREACH?

No es apasionante pero de base es que no soy el público de este tipo de ideas de Sanderson. El problema no es con las aventuras espaciales, la longitud o los protagonistas. Veréis. A Sanderson le encanta meter historias cortas de otros personajes en medio de narrativas más grandes y creo que ninguna de las veces que lo ha hecho me ha gustado. No me gustan los interludios del archivo de las tormentas, no me gusta la novela corta que metió con el mismo concepto en el Arcanum, no me gustó The Hope of Elantris ni disfruté esquirla del amanecer. No las odio, la mayoría me parecen bien hechas, entretenidas, pero no son para mí. Me pesan. Y no es el único autor con el que me pasa.

Aún así, como me encanta este universo y mi gran queja sobre Estelar es la sensación de reinicio y abandono de los compañeros, tenía bastante curiosidad por estas novelas cortas. Además añadir a una escritora también era un buen reclamo para mi curiosidad.

La resolución final es que, como todas las que mencioné antes, no la odio y tiene cosas que me gustan mucho pero no me lo he pasado genial durante la lectura. Es muy corta y aún así es demasiado larga.

Me hace sentir como cuando llega el relleno en algún anime. Relleno de calidad, pero relleno.

Su punto fuerte está en lo adorable. Me gustan mucho los personajes, creo que está muy bien conseguida la unidad de estilo y la historia está rodeada de una sensación de ternura que me hace feliz.

No quiero decir con esto, sin embargo, que olvide el aspecto más oscuro de las anteriores novelas. Aquí sigue muriendo gente y sigue hablándose de la guerra.

Lo que pasa es que, sin poner contexto para no haceros spoilers, me gusta cuando personajes que aprecio se dan la mano. Y me gusta el tropo de la familia encontrada. Es mi favorito. Además el relleno suele ser una oportunidad para meter cosas un poco tontas y a veces abrazo eso con fuerza. Los Taynix son una maravilla y hay muchos sentimientos de inicio de etapa vital que me hacen sentir bien.

Además, que le hayan dado espacio en concreto a FM me parece una premisa atractiva. Y la portada de Charlie Bowater es preciosa.

Concluyendo todo esto se puede resumir en que en realidad no te cuentan casi nada nuevo en 200 páginas, no me ha gustado especialmente, pero le saco cosas positivas que sé que luego voy a recordar del Cytoverso con una sonrisa.

¿PARA QUIÉN ES SUNREACH?

Si os ha gustado mucho la saga hasta este punto echadle un ojo pero si no os está llamando demasiado yo diría que os lo podéis ahorrar. Sin haber leído lo anterior no tiene sentido ponerse con Sunreach

Puntuación: 2.5 de 5.
  • Título: Sunreach
  • Autores: Janci Patterson y Brandon Sanderson
  • Portada: Charlie Bowater
  • Fecha de publicación: 28/9/2021
  • Editorial: Delacorte Press
  • ASIN: B09FYV1V4Z
  • Género: Space Opera
  • Páginas: 208
  • Novella
  • Saga: Escuadrón 2.1/4