Reseña: «La canción de Aquiles» (Madeline Miller)

¿QUÉ ES LA CANCIÓN DE AQUILES?

Primera novela de la autora estadounidense Madeline Miller. Aunque es autoconclusiva se mueve en el mismo universo mitológico griego que el resto de sus obras. Es decir, si os gusta esta podéis ir directamente a por Circe o a por la historia de Galatea.

Según la editorial:

Grecia en la era de los héroes. Patroclo, un príncipe joven y torpe, ha sido exiliado al reino de Ftía, donde vive a la sombra del rey Peleo y su hijo divino, Aquiles. Aquiles, el mejor de los griegos, es todo lo que no es Patroclo: fuerte, apuesto, hijo de una diosa. Un día Aquiles toma bajo su protección al lastimoso príncipe y ese vínculo provisional da paso a una sólida amistad mientras ambos se convierten en jóvenes habilidosos en las artes de la guerra. Pero el destino nunca está lejos de los talones de Aquiles. Cuando se extiende la noticia del rapto de Helena de Esparta, se convoca a los hombres de Grecia para asediar la ciudad de Troya. Aquiles, seducido por la promesa de un destino glorioso, se une a la causa, y Patroclo, dividido entre el amor y el miedo por su compañero, lo sigue a la guerra. Poco podía imaginar que los años siguientes iban a poner a prueba todo cuanto habían aprendido y todo cuanto valoraban profundamente.

¿CÓMO ES LA CANCIÓN DE AQUILES?

Saber cómo tenía que terminar la historia no me libró de la llorera. Este libro es una mezcla de ternura y dolor, de impotencia contra el futuro mientras saboreas y sufres el presente.

Madre mía. A ver cómo os cuento todo esto sin acabar con el corazón roto otra vez.

El argumento sigue la historia de la Ilíada y un pelín de la Odisea desde el punto de vista de Patroclo. Si estáis interesados en las historias clásicas, habéis visto la película de Troya o cualquier cosa por el estilo será un viejo conocido vuestro. Aunque sea de pasada. En caso contrario os diré que Patroclo es un personaje de gran importancia para una historia en la que es, a la vez, un secundario que queda bastante al margen de las grandes gestas que le rodean.

Patroclo era el compañero más cercano de Aquiles, el novio vaya. Sí, sí. Sé que hay muchos debates sobre la representación de la homosexualidad en la Grecia clásica y mucho no se puede usar la visión de hoy en día para juzgar cosas del pasado. Pero tampoco se pueden invisibilizar realidades y qué queréis que os diga, Madeline Miller lo borda.

Cuando cogí La canción de Aquiles ya era una obra muy famosa pero aún no tantísimo como ahora. Las reseñas que había leído se centraban siempre en la prosa llena de lirismo de la autora, en la cadencia clásica y bien investigada de su narrativa. Y todo eso son atributos que, sin duda, tiene y destacan. Pero a mí lo que me pudo fue el romance.

Ver a Aquiles a través de los ojos de Patroclo.

El punto cumbre de Miller aquí, que luego será diferente en Circe, es bañarnos en por qué contamos esta historia una y otra vez. Por qué occidente vuelve siempre a la Ilíada y a la Odisea. Los sentimientos universales. Es tan fácil entender todo esto y está tan bien contado.

Patroclo no encaja en su lugar natal. Su familia está rota. Y él termina sintiéndose roto después de un incidente muy serio que le manda a servir al padre de Aquiles. Allí sigue sin encajar hasta que su relación con el joven semidiós rubio despega y terminan convirtiéndose en inseparables. Encuentran juntos su hogar y en perlas diminutas hayan una felicidad que se aleja de su vida real y de lo que se espera de ambos.

Pero Aquiles no es capaz de separarse de lo que se espera de él, de su necesidad de destacar, usar sus dones, tener una historia que será contada. Y por lo tanto de lanzarse a su oscuro destino.

En este aspecto Miller escribe además a una brillante y dura de leer madre de Aquiles, un personaje difícil de llevar por su entendible rencor a los humanos, por el miedo a lo que espera a su hijo y con una relación difícil con todo lo que le rodea.

Existe todo un mundo de pulsiones en torno a Aquiles. Un deseo de protegerle, de engrandecerle, de disfrutar de su sonrisa y a la vez de su incapacidad para la empatía a menudo, que empuja a los personajes cercanos y ataca a los demás con una envidia y deseos de manipulación que concluyen en un final perfecto. Perfecto y desesperante. Y lento. Y sobrecogedor.

En su esencia es, además, una historia sobre la guerra, como no podría ser de otra manera. Miller no es una gran escritora de batallas si no de sentimientos humanos. Su versión de esta historia se centra en una reflexión sobre qué mueve a los héroes y la cantidad terrorífica de pequeñas crueldades que terminan confluyendo para crear las peores de todas ellas.

Es una historia sobre nombres y apellidos mientras mueren colectivos. Sobre a qué obedecen las cosas que perdemos cuando la gente que está por encima de nosotros se pelea. Sobre el destino. Sobre el miedo al olvido y nuestra visión de nosotros mismos.

Aquiles se ve aterrado por la pérdida de lo que considera su esencia y su visión no termina de construirse hasta que no descubre qué es lo que le compone realmente.

Para terminar quiero volver, brevemente, al tema de la prosa de Miller. He comentado de pasada su lirismo y academicismo pero es importante destacar que no es una lectura que se sienta densa. Lo cogí con miedo pero fue muy fluido incluso pese a haberlo leído en inglés. No os recomiendo que os lancéis a ello si no estáis acostumbrados a leer en este idioma, claro. Tampoco es eso. Pero si ya lleváis ritmo con el tema no os va a costar.

¿PARA QUIÉN ES LA CANCIÓN DE AQUILES?

Si os gustan las historias sobre mitología clásica que se centran más en las personas que en los dioses, disfrutáis del lenguaje y de narrativas que se centran en disfrutarlo, si queréis leer una buena y trágica historia de amor, este es vuestro libro.

Además la edición española es preciosa. Lo leí en inglés y prefiero los libros en tapas blandas pero es innegable que la editorial ha puesto bastante mimo en los libros de esta autora.

Puntuación: 5 de 5.
  • Título original: The Song of Achilles
  • Autora: Madeline Miller
  • Traductor: José Miguel Pallarés Sanmiguel
  • Publicación: 2011
  • Editorial: Alianza
  • Páginas: 392
  • ISBN: 978-84-1362-213-2 EPUB: 978-84-1362-214-9
  • Precio: 20,95€ (papel)/12,49€ (epub)
  • Género: Fantasía/Retelling mitológico
  • Autoconclusivo

Reseña: Thomas the Rhymer (Ellen Kushner)

¿QUÉ ES THOMAS THE RHYMER?

Ganador del Fantasy Award (empatado con Only Begotten Daughter) y del Mythopoeic Fantasy de 1991, es una versión novelada de una historia medieval escocesa.

Os traduzco el argumento aunque, como siempre, recordad que no soy una profesional.

Un juglar vive de sus palabras, su música y, a veces, de sus mentiras. Pero cuando el audaz y talentoso joven Thomas the Rhymer despierta el deseo de la poderosa reina del País de los Elfos, descubre que las palabras no son suficientes para salvarle de su destino. A medida que la Reina le arrastra lejos de la gente que ha conocido dentro de su reino de magia, opulencia y cautiverio aprende lo que es verdaderamente ser humano. Cuando regresa a casa con el regalo de despedida de la Reina, su gran tarea será buscar a la chica a la que amó y agravió y ofrecerle por fin una lengua que no puede mentir.

¿CÓMO ES THOMAS THE RHYMER?

Escogí esta lectura por curiosidad, porque pensaba que había ganado el Fantasy Award el año que nací y porque lo único que había leído antes de Kushner, A punta de espada, me había gustado. Resultó que lo había ganado otro año, que podría estar escrito por otra persona para lo que se parece a lo que había leído suyo y que me metió en un parón lector tremendo. A Thomas the Rhymer le he dedicado sangre, sudor y lágrimas. Pero eso no significa que no me haya gustado, me parece muy buena novela.

Vamos a entrar al trapo.

La novela se divide en cuatro narradores. Los primeros son Gavin y Meg, un matrimonio que acoge a Thomas, el propio Thomas, que es el centro de la historia, y su amor mortal, Elspeth. El orden de estos personajes corresponde a las diferentes secciones del libro y esto es una parte importante para explicar cómo funciona la novela.

El principio, con Gavin y Meg, es costumbrista y una introducción más a un estilo de vida que a la historia en sí. Son páginas lentas, muy lentas. En este punto de la lectura apreciaba el estilo de Kushner pero estaba a punto de abandonar la lectura.

De ahí pasamos al relato de Thomas y su historia con la reina de las hadas. Esta parte es sexual, curiosa y a la vez un poco extraña. No ayuda que Thomas es un personaje, a mi gusto, muy desagradable. Su trato y opinión de las mujeres me irritan sobremanera y la escasez de carisma se hace notoria.

Para el final está Elspeth, el amor mortal, una representación del paso del tiempo y las expectativas. Cierra la historia de una manera que difícilmente se puede considerar satisfactoria pero que cuaja mucho con lo que está contando, a mí en ese sentido se me ha hecho perfecto.

La construcción del mundo y el sistema mágico son muy básicos y no ocupan mucho espacio. Pero, aunque es contradictorio, en el mundo, en la pluma de Kushner haciéndote evocar, es donde está el fuerte de esta novela. Para mí lo mejor de Thomas the Rhymer es la sensación ambiental que crea.

Está escrito en un estilo lírico pero no sobrecargado, al servicio de una soberbia sensación de historia antigua de hadas, clásica. A este aura contribuyen también algunas portadas, que son una delicia.

En ese aspecto destaco, por cierto, que aunque yo he puesto en la ficha del libro una de las portadas que menciono la edición que más fácilmente vais a encontrar es la de Fantasy Masterworks de 2015, mucho más sencilla y mucho menos apropiada para este libro en mi opinión.

Aprovechando esto os aviso también de que no está en español, no parece que haya sido traducida nunca, y no es un libro nada amigable con gente que no esté habituada a leer en inglés. No porque use un lenguaje exageradamente complicado y ya os digo que no está sobrecargado, pero a toda la historia la acompaña una densidad que creo que se puede atragantar fácilmente.

El argumento en sí, como os podréis imaginar por todo lo anterior, tampoco es muy complicado y también sirve para el ambiente. Además es una historia que ya existía y Kushner tomó la decisión de ser muy fiel. De nuevo todo puntos que bajan la agilidad de la lectura pero que aumentan lo que la autora claramente quería, ahondar en la sensación de cotidianeidad e historia de hadas clásica

Un aspecto paralelo a la trama, y que liga tanto con el lenguaje como con la intención de la autora de ceñirse al original por lo menos en gran medida, es la presentación del dilema de la verdad y la mentira. Si habéis leído el argumento habréis visto cómo la manipulación y el carisma se definen desde el principio como aspectos esenciales al personaje y que esto va a estar confrontado con los eventos a los que se enfrenta.

Thomas the Rhymer tiene mucho de intentar escribir conversación sin diálogo y de debate entre qué consideramos una bendición y qué es un castigo disfrazado. Este planteamiento es mi otra cosa favorita.

También juega a su favor ser un libro de fantasía no muy largo y conclusivo. A mí desde luego es algo que me ayudó mucho cuando más cuesta arriba se me hacía la lectura.

In the sleepless dark, all things are possible, the worst most likely, all darkness visible. There he lay, as near as comfort, as far as the other side of death, silent and far away in sleep.

Thomas the Rhymer (Kushner)

OTROS AUTORES

Llegados a este punto siento que me faltan medios para poder explicar esta novela como se merece y creo que mi mejor opción es hablaros de ella en perspectiva a otros autores.

Voy a empezar con Patrick Rothfuss ¿Habéis leído el Temor de un Hombre Sabio? En la segunda entrega de la Crónica del Asesino de Reyes hay una trama extraordinariamente parecida entre el protagonista, Kvothe, y una fae llamada Felurian. Que la trama sea parecida no tiene mucha relevancia porque los secuestros féericos de este estilo son un elemento bastante común en este tipo de historias.

El tema es que Rothfuss también tiene un estilo muy lírico sin ser sobrecargado y que cuentan lo mismo, con protagonistas con opiniones sobre lo femenino que te pueden hacer fruncir el ceño y ambas historias tienden a dejar un regusto amargo en la boca.

En mi opinión Kvothe es mucho más carismático que Thomas y es una saga contada con bastante humor. Por encima de todo, la escritura de Rothfuss se basa en el misterio y en Thomas the Rhymer el argumento pasa muy desapercibido. Es como si intentaseis descontextualizar ese episodio completamente del resto de la saga de Kvothe.

Por contra Rothfuss en ningún momento tiene (ni busca) esa ambientación tan envolvente que destaca en Kushner.

No sé si el autor estadounidense ha leído Thomas the Rhymer pero en base a la foto que podéis ver aquí de él llevando merchandaising de la saga La Ribera, podemos asumir que disfruta las obras de esta autora.

También es una pluma similar a la de Neil Gaiman en algunos momentos de American Gods, cuando lo grande no importa y el mundo parece hacerse más recogido pese a la magia.

Una comparación un tanto tramposa y surgida del apartado más costumbrista es Cien Años de Soledad, de García Marquéz. En la obra del autor colombiano al principio la familia Buendía tiene unas tramas exuberantes y luminosas que se van apagando con una sensación de pérdida de magia que permea cada página. De esto hay mucho en la separación entre personajes y en cómo está contada la novela.

Aunque no la he leído me han dicho que tiene una prosa similar a la de Patricia McKillip, autora que ha sido recuperada recientemente por Duermevela con un una edición que se ve preciosa de Las bestias olvidadas de Eld.

A punta de espada, el primero de la saga La Ribera y el único otro libro de Kushner que he leído, la autora con la que podría compararlo es Lynn Flewelling. Es un libro mucho más ágil, con mayor construcción de mundo. Hay más importancia en los personajes, que son más carismáticos y se vuelve, en general, una lectura mucho más amable y divertida. Con esto no quiero decir nada bueno o malo. Simplemente que son tipos de historias y maneras de narrar diferentes.

¿PARA QUIÉN ES ES THOMAS THE RHYMER?

Creo que Thomas the Rhymer gana mucho si estás metido en el mundo del romance medieval de Reino Unido (Thomas Learmont era escocés) o, simplemente, si antes de lanzarte a por él buscas de dónde viene todo esto. No es necesario, en cualquier caso. Se entiende bien, todos tenemos una idea cultural de qué tipo de historia es a través de otras y al final se trata de disfrutar la escritura de Kushner.

Como decía no vais a poder leerla en español de momento y no os recomiendo que os lancéis a ella sin estar acostumbrados a leer en inglés (o en cualquiera de los otros idiomas a los que sí ha sido traducido).

  • Autora: Ellen Kushner
  • Publicación: 1990
  • Género: fantasía/cuento de hadas
  • ISBN: 9780553586978
  • Páginas: 258 
  • Precio: 6,80€

Reseña: Dorohedoro (Q.Hayashida)

Kaiman, protagonista del manga Dorohedoro, come gyozas
©Q.Hayashida

¿QUÉ ES DOROHEDORO?

Publicado entre el 2000 y el 2018, Dorohedoro es un manga de 167 episodios recopilados en 23 volúmenes tankōbon. Pasó por varias revistas pero todas ellas bajo el sello de publicación de la inmensa Shogakukan, que a su vez es parte de uno de los mayores grupos editoriales de Japón.

Está catalogado como un seinen, es decir, una historia para adultos. El tono es de fantasía oscura repleta de body horror.

Empieza con Kaiman, un hombre sin recuerdos y con cabeza de animal que está intentando descubrir su pasado y a la persona que le maldijo. Le ayuda su gran amiga y cocinera de gyozas, Nikaido. No obstante es una historia con un plantel muy plural y que va dividiendo protagonismo según avanza.

¿CÓMO ES DOROHEDORO?

Tiene, de lejos, uno de mis principios favoritos en la ficción.

Kaiman, el protagonista, se introduce la cabeza de uno de sus enemigos en la boca y le pregunta qué le ha dicho el hombre en su interior.

Kaiman, protagonista del manga Dorohedoro, se introduce la cabeza de uno de sus enemigos en la boca

Es potente, inquietante, con un dibujo excelente y deja planteado todo lo que hace falta para desplegar la extrañísima historia de este manga.

Dorohedoro es curioso. Se baña en lo gore, incómodo, en la reducción del cuerpo a sus mínimas partes, en la crueldad. Pero a la vez es, por encima de todo, una historia sobre vida cotidiana y familia. Un relato sobre gente leal, que quiere mucho a los suyos, que hace cosas extremas y que se lleva a matar con todo el resto del mundo. Quitando una trama de dos personajes todos los grupos de Dorohedoro me han funcionado y he sufrido muchísimo cuando tenía que verles enfrentarse. Y, encima de todo, es muy gracioso.

Como buena historia sobre familia también es una historia sobre comida. Sobre el elemento centralizador que supone, sobre cocina y la gente que cocina y sobre el toque hogareño en los lugares más extraños del universo.

Kaiman y Nikaido, del manga Dorohedoro, cocinan juntos
©Q.Hayashida

A esto sumadle un sistema mágico que me ha dado algunos de mis momentos favoritos. Nunca os rías de alguien capaz de crear setas, os lo advierto. Es sencillo, muy bien explorado y con una buena capacidad de dejar en shock a la vez que provocar carcajadas.

Esta debe ser la primera vez que me gusta una cucaracha gigante.

Lo estético lo marcan el amor por lo feo y lo grotesco mezclados con grandes dosis de gusto por moda de tribus urbanas, desde el punk al metal. Destacan las máscaras, que se mueven muy bien entre lo espeluznante y la comedia. Todo son partes de un puzzle visual post-apocalíptico grandioso.

Noi, Shin, Fujita, Ebisu y En del manga Dorohedoro sentados juntos de frente a la cámara.
©Q.Hayashida

Nada de esto impide, sin embargo, un gusto por la belleza en un sentido más tradicional y que crea algunas escenas repletas de dulzura. Lo que hace Hayashida es digno de los mayores elogios.

Reconozco que a veces es una obra un tanto confusa y que puede perder un poco el norte. No obstante para mí la trama se mantuvo interesante hasta el final. La autora supo tomar las decisiones que más convenían al manga y utilizar a sus personajes en consecuencia.

Incluso en los momentos en lo que, por un motivo u otro, desaparecían mis favoritos, no decaía. Otro personaje se vuelve soberbio y tira de Dorohedoro hasta una conclusión que creo que es la que necesitaba.

Lo que mejor mantiene la historia en estos 23 tomos es la capacidad de Hayashida de mezclar escenas completamente delirantes con momentos de horror escalofriantes de verdad. He hablado varias veces de lo dulce y lo familiar en esta reseña pero que eso no os engañe. Cuando esta obra quiere incomodarte te incomoda.

También es importante recalcar que, aunque a mí no me ha molestado demasiado en la lectura, la sexualización de personajes femeninos puede llegar a ser bastante exagerada. Los personajes en sí, excepto una, me gustan mucho. Pero puede ser bastante indeseable para según que lector así que merece la pena avisar en la reseña.

En resumen Dorohedoro es un manga que mezcla muy bien lo inquietante con la comedia, tiene unos personajes excelentes y se mantiene con una calidad consistente a lo largo de sus 23 volúmenes.

Un demonio del manga Dorohedoro saluda con la mno
©Q.Hayashida

¿PARA QUIÉN ES DOROHEDORO?

Si estáis buscando un cómic adulto que os haga sentir bien pero os de body horror y cosas turbias esta es vuestra historia.

Portada del maga Dorohedoro publicado por ECC
  • Autora: Q. Hayashida
  • Nombre original: ドロヘドロ
  • Publicación original: 2000-2018
  • Editorial: ECC
  • Género: Fantasía para adultos
  • Tomos: 23
  • ISBN: 978-84-17316-47-1
  • Precio: 9,95 €

Reseña: «Gideon la novena» (Tamsyn Muir)

¿QUÉ ES GIDEON LA NOVENA?

Ciencia ficción que sabe a fantasía con necromancia intergaláctica y buena representación LGBTQ+. Es la historia de Gideon y Harrow en una mansión muy siniestra con toques de Agatha Christie.

¿CÓMO ES GIDEON LA NOVENA?

Qué libro tan divertido y macarra.

A estas alturas creo que he repetido hasta la saciedad en Gorgonas que lo que a mí me engancha a un libro, salvo contadas excepciones, son los personajes y las dinámicas entre ellos. Gideon trata de esto y, aunque tiene muchas más virtudes, en realidad esta es la única que importa.

Y es que no creo que se pueda disfrutar esta novela si no te enamoras un poco de su protagonista.

La historia funciona a través de una pila de cosas chulas. Gafas de sol, necromancia, castillos, referencias a saco a la cultura pop y a memes, duelos entre gente exageradamente guapa, seducción. Y todo al servicio de un enemigos a amantes a fuego lento que creo que debe hacerse pesadísimo si no conectas con ellas.

A esto añadidle un principio en el que los eventos se suceden de una manera un tanto atropellada y falta de interés mezclando algunas ideas que, para mí, luego desmerecen a las protagonistas. Es una exposición del mundo que no consigue estar a la altura de la historia que Muir nos está contando. Y eso pese a tener una secuencia de inicio brillante en la que se explica que Gideon no corre para llegar a los sitios.

Tampoco ayuda que a veces se vuelva caótico. A pesar de tener una guía al inicio tardé en ubicarme con los personajes secundarios y eso evitó que la mayoría me interesasen lo suficiente como para entrar bien en sus momentos de emoción o drama.

En cualquier caso con todo esto no pretendo disuadir a nadie de su lectura. A mí me ha entrado genial. Es una obra palomitera, con un sentido del humor maravilloso, a veces tontísimo y que una vez coge ritmo ata secuencia inolvidable tras secuencia inolvidable.

En lo personal, me ha encantado. Es literalmente un libro que he intentado escribir y no he sido capaz. La autora tiene toda mi admiración.

Como digo, Gideon, que es la protagonista, y Harrow, su contrapartida, son la base de la trama y si te gustan ellas probablemente esto lo vas a gozar muchísimo. Tienen una manera tan exageradamente carismática de hablar, de vestir, de interactuar entre ambas. Y que desde el principio de la historia sepamos que Gideon tiene revistas porno y la manera en la que trata la sexualidad y las representaciones variadas es simplemente brillante. Como han dicho en todas partes, lesbianas en el espacio. Es un sí mayúsculo.

Además tienen un matiz muy curioso y es que en este enemigos a amantes los personajes no necesariamente han cambiado en ningún sentido. Es más un proceso de curva de aprendizaje en otras áreas que junta unas cosas con otras. Esto es muy importante porque convierte al libro entero en un puzzle maravilloso.

También destaco que las anticipaciones y las consecuencias son apasionantes y al final las apuestas están tan altas que es difícil despegar la nariz del libro. Solo quería más.

Y la portada. Qué maravilla de ilustración. Es una representación perfecta de todas las cosas buenas que he querido transmitir en esta reseña. En especial se puede ver a golpe de vista la mezcla de géneros/épocas para juntar todas las cosas excitantes que definen Gideon la novena.

¿PARA QUIÉN ES GIDEON LA NOVENA?

Si tenéis ganas de una relación tortuosa y maravillosa entre dos mujeres cuyo principal trabajo es ser espectaculares esta es vuestra novela. Es graciosa, la atmósfera es atractiva a más no poder y toca todos los palos en el terror, la fantasía y la ciencia ficción.

Portada de Gideon la novena de Tamsyn Muir. Publicado por Nova
  • Autora: Tamsyn Muir
  • Traductor: David Tejera Expósito
  • Nombre original: Gideon The Ninth
  • Publicación: 10/9/2019
  • Género: fantasía/cifi
  • Saga: La tumba sellada 1/4
  • ISBN: 9788417347970

Reseña: «Reyes de la Tierra Salvaje» (Nicholas Eames)

¿QUÉ ES REYES DE LA TIERRA SALVAJE?

Me sorprende que hayamos tardado tanto tiempo en tener una fantasía que contraponga los grupos típicos de aventureros con bandas de música. En el caso de Reyes de la Tierra Salvaje, en concreto, nos vamos a adentrar en los entresijos de una banda de rock de los 70 en la piel de cinco mercenarios ya retirados que se ven forzados a volver una última vez. Todo un road trip de amistad y superación.

Si queréis más información la web de la editorial está bastante bien, tiene unas páginas para que leáis gratis y hasta un booktrailer. Mi única queja es que en los detalles del libro no hayan puesto el nombre del traductor.

¿CÓMO ES REYES DE LA TIERRA SALVAJE?

La idea es buenísima y la manera en la que Eames define las posiciones de cada miembro del grupo, la popularidad del cantante, personalidad carismática que genera una imagen de marca, contra la del resto de la banda y lo que se espera de cada uno de ellos es brillante. A mí me cautiva, además, cómo la elección en las armas de cada uno puede atarse a cierta simbología de los instrumentos musicales.

El tono es bastante curioso. Con un ritmo rápido típicamente moderno, sin grandilocuencias ni prácticamente construcción de mundo, te lanza a un intento de volver a las raíces de los setenta/ochenta de la fantasía épica. El sabor de Dungeons & Dragons es muy fuerte y si conocéis algo de cómo se montan los grupos o de los bestiarios de este juego veréis que casi todos los detalles salen de ahí de manera directa.

Para más información es una partida de Dungeons & Dragons en el mundo de algún Final Fantasy.

Todo esto es intencional y, en mi opinión, le da al libro una agilidad y una facilidad de lectura que le sientan muy bien. Además Eames no es tímido en referenciar otras cosas que le gustan y todo eso va sumando en un estilo narrativo muy simpático.

Con todo esto creo que no os va a sorprender que os diga que es una historia bastante predecible. De nuevo, no pretende ser otra cosa, y en este caso sigue siendo una buena decisión para una obra que funciona entre guiños, referencias y nostalgia.

Juegan también a su favor un sentido del humor bastante universal que lo permea todo y, sobre todo, la amistad entre unos personajes a los que se coge muchísimo cariño rápidamente. Este es, con mucho, su punto fuerte. Si como a mí lo que os gusta es leer dinámicas entre personajes que se aprecian mucho y a veces son un poco tontos, esto os va a encantar.

El grupo protagonista, eso sí, es 100% masculino y no se libra del tópico de ir a rescatar a una mujer. Aquí entro en un punto un poco delicado. Eames ha hecho el libro, en mi opinión, con sus mejores intenciones y la idea clara de ser al menos hasta cierto punto diverso. Uno de los protagonistas es negro, otro es gay. No entre ellos pero sí hay bastantes mujeres en la historia. En el segundo libro la protagonista es una mujer.

En resumen, cuando a continuación os diga que es un aspecto con el que yo no estoy nada satisfecha de la novela, no quiero decir que no esté satisfecha con el autor. Creo que esto es un tema de gustos y percepciones subjetivas.

La cosa es que Reyes de la Tierra Salvaje parte de la premisa había mujeres entre medias y terminaron separándose. La mayoría de las que salen son profundamente desagradables, no hay espacio para que tengan amigas entre sí y en general me irritan sobremanera.

Por supuesto todo esto tiene que ver con la base de la que bebe, ya hemos dicho que es la música de los 70, pero también pienso que se ha tomado suficientes licencias como para hacer cualquier otra cosa que hubiese querido. Al final es ficción y la gracia es que todas las decisiones están en manos del autor y su equipo editorial.

En cuanto al matrimonio gay que sale en el libro. Siendo justos no hay escenas románticas entre personajes, en general, aunque se intuyan. Pero aún así siento que en realidad la relación, por cómo está contada, está cortada de la novela.

Otro problema es que, aunque destaco muchísimo la amistad, a veces siento que le faltan espacios para sentir. Hay algunos momentos, sobre todo la muerte de un personaje secundario (que nunca debería haber tenido tantas páginas, en mi humilde opinión) en los que los protagonistas están pasando demasiado rápido emocionalmente.

De hecho hay un personaje del grupo protagonista cuyo arco entero me parece desaprovechado, mal montado y en sentimientos totalmente por debajo de lo que hace con el resto.

De ritmo va bastante bien aunque algunas partes se repiten demasiado y hacia el final se me estaba haciendo más pesado. Ayuda bastante un buen sentido de la acción y una gran utilización del discurso épico. Eames entiende muy bien cómo se crean los momentos carismáticos, lo que voy a llamar escenas de final de capítulo y de final de temporada. Además los capítulos son bastante cortos.

Para terminar hablemos un poco de la edición en español. Lo he leído en inglés así que no sé qué tal está la traducción pero el ejemplar es el típico tapas duras grande con lomo negro que está comercializando el sello Gamon. A mí no me gustan mucho las ediciones que tienen aspecto de colección aunque sean de sagas diferentes y estoy huyendo bastante de lo mamotretos, pero reconozco que son libros muy cuidados y que siguen un diseño que atrae. En tiendas siempre les echo un ojo porque son agradables.

En este caso, no obstante, sí que hay una cosa que me ha chocado y son las letras del título. Entiendo que la longitud del texto y las palabras que son marcan totalmente lo que se podía hacer. No me parece un mal trabajo. Pero creo que se ha perdido la sensación de portada de disco de Kings of the Wyld.

¿PARA QUIÉN ES REYES DE LA TIERRA SALVAJE?

Si os gusta la fantasía y no os da pereza leer las historias de cinco señores probablemente os va a gustar. Siento que esta es una novela bastante universal, con un potencial enorme para ser recomendada a gente que está empezando en el género. Esto es FANTASÍA ÉPICA, así, en mayúsculas. Pero sin el tono demasiado exaltado y el número de volúmenes disuasorio de las que son más populares hoy en día.

  • Autor: Nicholas Eames
  • Traducción: David Tejera Expósito
  • Título original: Kings of the Wyld
  • Publicación: 2017
  • Editorial: Gamon Fantasy (2021)
  • Género: Fantasía épica
  • Saga: La banda 1/3
  • Páginas: 528
  • ISBN: 9788412299243

Reseña: Tangles (Seanan McGuire)

Estoy escribiendo esta reseña por completismo, porque quiero leer y escribir sobre los nominados a los Hugo de 2022. No quiero decir con esto que sea un relato horrible, en absoluto. McGuire me parece una escritora mucho más que competente incluso cuando escribe cosas de las que no soy el público objetivo.

I came looking for a tree.

Es, más bien, que no tengo nada que aportar sobre este relato.

La historia sigue a Wrenn y a Teferi, dos personajes que se conocen en un bosque mientras la primera busca un árbol para que sea su nuevo compañero.

This part was always painful.

Se siente bastante simplón, probablemente aporte mucho más si estás metido en el mundillo Magic, y se me ha hecho bastante repetitivo. Hay un párrafo, eso sí, que me ha parecido precioso:

(…) there was a great fire once. It devoured the trees of my people, until found a way to pull it into myself. It burns there still. It burns me now.

Si tenéis interés os recomiendo que lo leáis porque siempre hay cosas que aprender de grandes escritoras como esta. Y, si os gusta la ilustración fantástica, la historia va acompañada de varias imágenes de Heonwa Choe.

Podéis encontrarlo en la web de Magic y está en inglés.

Puntuación: 2 de 5.

Reseña: «El corazón de la Bruja» (Genevieve Gornichec)

¿QUÉ ES EL CORAZÓN DE LA BRUJA?

La vida de la bruja parece reiniciarse tras caer en desgracia con Odin y ser quemada. Varias veces. Tiene que empezar desde cero, redescubrirse y decidir cómo relacionarse en un mundo que parece no querer soltarla. En ese proceso destacan los casi opuestos de Loki y Skadi, dos personajes que marcarán su nueva existencia como un espejo del mundo más allá de su cueva.

Yo lo he leído en inglés pero el 3 de mayo de 2022 llega en español de la mano de la editorial Umbriel.

¿CÓMO ES EL CORAZÓN DE LA BRUJA?

Para empezar me gustaría que el marketing editorial dejase de etiquetar todo lo que sea un retelling de mitología como similar a la obra de Madeline Miller. Se parecen lo mismo que un huevo a una gallina. Pero bueno.

El caso es que el principio me estaba decepcionando. No es malo, de hecho tiene varias frases ya en esos momentos que he guardado a buen recaudo en mi cuaderno de lecturas, pero sentía que le faltaba chispa. Veréis. A mi gusto el problema principal es que los diálogos de Loki intentando dar golpes de efecto a base de carisma e inteligencia en ningún momento llegan a ser rompedores. Tampoco consigue que sea lo suficientemente gracioso o encantador. Es más que juega con la idea que tú, como lector, tienes de él que que te de esos aspectos.

Y claro, eso no es suficiente.

Poco a poco, sin embargo, cada vez estaba más metida en la narración. La primera vez que aparece una escena de gran peso dramático me sorprendió lo muchísimo que lo sentía por Angrboda, lo que me agitó. Hice una pausa y me replantee la narración.

Cómo había pasado eso. Cómo me había centrado en Loki en un libro sobre Angrboda y cómo de pronto la autora me había sacado de mi, digamos, error. Cómo me importaba tanto un libro que me estaba decepcionando.

La respuesta fue fácil. Las decisiones de Angrboda son las que esperas que tome, caes en la rutina, no lo piensas dos veces. Pero cuando el mundo no le da ni una fracción de lo que se supone que te va a devolver si te portas así lo sientes por ella. Es ver a un tópico de lo femenino buscando cómo reaccionar ante una situación que has leído ya muchas veces.

Es decir, no es novedoso. Es que lo has leído tantas veces, lo has escuchado tantas veces, que sabes de manera instintiva lo que duele. Lo que en Perdida llamaron la chica guay.

A partir de este punto sí vinieron varias sorpresas relativas. Y digo relativas porque en la sinopsis del libro, en la oficial, no lo que he resumido yo aquí, ya te lo cuentan. Además es mitología y a grandes rasgos por lo menos es normal saber lo que pasa. Gornichec decide, y para mí esto es lo mejor de el corazón de la bruja, sumergirse de cabeza en lo extraña que es la mitología, en lo que es tener hijos no humanos, en los poderes de Loki, la reacción de los dioses, los tópicos del mundo binario masculino y femenino.

Con todo esto además se adentra en la raíz de los mitos. A quiénes hemos elegido como héroes y como villanos a lo largo de la historia. Las vidas de quiénes contamos, las que ignoramos, las que dejamos en un segundo plano. Lanzarnos a una muy necesaria reivindicación del ámbito de lo doméstico y de las gestas que suceden allí.

Así la novela se vuelve poco a poco una exploración del hogar, de la significación que se ha otorgado a la maternidad y a la paternidad, al amor, tener un sitio al que volver y qué conlleva la falta de confianza en un lugar en el que no debería haberla.

Me gusta especialmente cómo esa familia incluye también a Skadi, un personaje lleno de practicidad y que es un equilibrio a la explosión que supone Loki en la vida de Angrboda. Me hubiera gustado que tuviese más tiempo, más escenas, pero no me quejo mucho incluso en un momento en el que no estoy de acuerdo en lo que expone como si fuese una verdad universal.

Sí que es cierto que cerca del final hay una parte que volvió a no gustarme y además es larguilla. Aunque esto tiene que ver, lo reconozco, con que nunca me ha gustado el tópico de los personajes que vagan solos.

El final propiamente dicho volvió a convencerme más. No del todo, aunque en esto no voy a entrar por spoilers, pero sí lo suficiente como para que volvieran los fuertes sentimientos de mitad de novela.

¿CÓMO ES EL CORAZÓN DE LA BRUJA?

Si os gustan las recreaciones de mitos con énfasis en lo extraño, las historias con sabor a fanfic cotidiano/dramático y la exploración del ámbito doméstico, de lo tradicionalmente considerado como femenino, es muy probable que encontréis algo que os guste en esta novela.

Puntuación: 4 de 5.
  • Autora: Genevieve Gornichec
  • Título original: The Witch’s Heart
  • Publicación original: 9/2/21
  • ISBN: 9788416517749
  • Páginas: 384
  • Editorial: Umbriel
  • Precio: 17’50€
  • Género: Fantasía. Mitología nórdica

Reseña: «Las luminosas» (Lauren Beukes)

Estoy haciendo esta entrada bastantes años después de leer el libro en base a las notas que dejé para una reseña que nunca publiqué. Es posible que mi opinión de algunas temas, si lo releyese, fuera diferente. Aún así me apetecía bastante hablar de las Luminosas y unir lo que escribí a lo que recuerdo y al poso que me ha dejado con el paso del tiempo.

¿QUÉ ES LAS LUMINOSAS?

Aunque en mi círculo lo que más se lee es fantasía, terror y ci-fi, 2012 fue un año en el que el thriller pegó fuerte con los lanzamientos de Perdida y la verdad sobre el caso Harry Quebert. Así el ambiente por aquí estaba abonado cuando, al año siguiente, aparecía las Luminosas. Es una mezcla entre suspense, asesinatos y viajes en el tiempo que ocupó de manera bastante notoria a booktube y bloggosfera en su momento.

A mí las luminosas me dejó bastante poso y de hecho lo había añadido en mi lista de libros favoritos de terror. No porque me parezca brillante, aunque hablaré de esto con más detalle en la siguiente sección, si no porque me resultó impactante. Tiene escenas en las que pienso a menudo.

Os dejo con la sinopsis:

Chicago, 1992.Dicen que lo que no te mata te hace más fuerte. Que se lo digan a Kirby Mazrachi, cuya vida se ha trastocado tras un brutal intento de asesinarla. Mientras lucha por encontrar a su atacante, su único aliado es Dan, un antiguo periodista de homicidios que se ocupó del caso y que trata de protegerla de su obsesión. A medida que Kirby avanza en la investigación descubre a otras chicas, las que no lo lograron. Las pruebas de los crímenes son imposibles. Pero para una chica que debería estar muerta, imposible no quiere decir que no haya pasado.

¿CÓMO ES LAS LUMINOSAS?

Grandilocuente y oscuro. Tiene un estilo de prosa denso que se siente un poco pesado y que recuerda, en general, a las novelas de crimen estadounidenses.

Las Luminosas sigue a tres protagonistas: el asesino, una víctima y un periodista. A esto se le añaden además pequeñas mini historias de otras víctimas. Es caótico y este exceso hace que se pierda de vista que sus personajes son, en el fondo, lo más interesante.

En torno a este libro surgió un debate complejo que salpica a muchísima ficción y es que, como en muchas otras novelas negras, el argumento se centra en los asesinatos de mujeres por parte de un hombre narrados al detalle. Además aquí las víctimas elegidas son mujeres con un tipo de luz especial. De ahí el nombre. En la práctica esto lo que significa es que son mujeres con un potencial destacado.

¿Qué significa exactamente matar a mujeres con un potencial destacado? ¿Creemos que hay mujeres que valen más que otras?

Y, de nuevo, el debate no queda solo ahí. Aunque el periodista es latino, en estos ir y venir de historias cortas de otras víctimas, el resultado final es que las únicas mujeres relevantes para la trama que no son blancas son asesinadas. Como digo, además, de manera cruenta y descrita sin omisión.

A la vez está claro desde el momento en el que empiezas a leer la novela que el objetivo de Beukes es, de hecho, una reivindicación social. Una exposición de la violencia de género entre épocas y cómo siempre ha seguido un hilo común. Una metáfora, vaya. Y no una sutil.

Al final yo creo que resumiría todo esto en una discusión sobre cuál es el objetivo del libro, su tono y qué es lo que en realidad está contando. En todos esos aspectos es probable que os decepcione en alguno pero también que encontréis cosas de gran calidad.

En mi opinión hay espacio para todo. La autora comete errores y aciertos y, como decía al principio, yo tengo esta novela en mi lista de favoritas en terror. Y es que para mí, con mi historial como lectora, fue muy impactante. Algunas escenas las tengo clavadas en el cerebro y aprendí mucho sobre efectismo. No sabéis lo nerviosa, inquieta e incómoda que llegué a sentirme.

Asumo que si me prodigase más en este género no habría tenido el mismo efecto, eso también os lo advierto.

Por otro lado no podemos cerrar esta entrada sin hablar del elemento fantástico, la ruptura de la línea temporal. El concepto para la historia me encanta. Tiene un elemento, la casa, en el que no voy a entrar en detalles para evitar spoilers. Ata muy bien esta novela, aunque desde una óptica totalmente diferente, con la tradición de las escritoras y las casas encantadas. Se le asocian también otras simbologías en el mundo de lo masculino, muy interesantes, y que de nuevo es mejor no detallar para no destripar la novela.

Lo que pasa es que, como todo en las luminosas, te da una de cal y otra de arena. Al final no consigue integrar la fantasía bien en su historia y termina siendo atropellado y poco satisfactorio.

Puntuación: 4 de 5.

¿PARA QUIÉN ES LAS LUMINOSAS?

Si os gusta la fantasía que sabe un poco a ciencia ficción, la novela negra y no lo vais a pasar mal por el argumento creo que os puede gustar. Aunque sea un constructo un poco frankenstien entre sus diferentes elementos creo que merece mucho la pena.

También podéis querer leerlo antes de que salga la serie el 29 de abril. Va a estar en la plataforma de Apple y el tráiler tiene buena pinta.

  • Autora: Lauren Beukes
  • Título original: the Shining Girls
  • Publicación: 2013
  • ISBN: 978-8490066621
  • Páginas: 416
  • Descatalogado en físico
  • Precio digital: 7’99€
  • Género: Fantasía. Suspense. Terror.

Reseña: «Rayo Negro» (Ahmed y Ward)

¿QUÉ ES RAYO NEGRO?

En 2016 Marvel tenía a sus inhumanos y a sus mutantes entre las cabeceras Muerte de X e Inhumanos VS X-Men. Esta confrontación dio lugar en 2017 a un relanzamiento de las franquicias con varias cabeceras bajo el nombre ResurrXion y, como os podéis imaginar, entre ellas encontramos Rayo Negro. Pero que esto no os importe demasiado. No es necesario haber seguido la trama para entender este cómic aunque me imagino que, por supuesto, se podrá hilar mejor todo lo que ha pasado con un mayor conocimiento.

Son solo doce grapas compiladas en un tomo autoconclusivo.

Lo que nos va a contar es la historia de Blackagar Boltagon, el silencioso rey de los inhumanos, a partir de su despertar en prisión sin, de momento, más explicaciones para el lector.

¿CÓMO ES RAYO NEGRO?

Tiene un principio impresionante. Me gusta muchísimo. Con una narración de voz en off en tercera persona nos sumergimos de cabeza no tenemos ni idea de dónde. O por lo menos yo no tenía ni idea, claro. Solo sabía que era una cárcel, que algo malo había pasado y que un personaje normalmente investido de un gran poder se veía relativamente indefenso en una nueva y desconcertante situación.

Consiguió toda mi curiosidad y empezó a entregarme momentos muy emotivos, una gran exploración de los sentimientos de culpabilidad y una colección de metáforas y mensajes como poco curiosos. Así que ahí estaba yo, en la cresta de la ola, pensando que solo iba a ir a mejor cuando, de pronto, llegó la segunda parte y se desinfló.

Pero rebobinemos un poco, hacia el momento de esplendor de este cómic en el que todo eran posibilidades y me quedé embelesada.

Rayo Negro te presenta durante su primer arco una sólida metáfora sobre el crimen y el castigo. Busca explorar el significado de la palabra proporcional y los grises en cada persona. Cómo dependiendo de la situación vas a obtener un lado u otro de lo poliédricos que somos. Consigue dar personajes muy carismáticos si bien algunos de ellos demasiado estereotípicos, sin espacio para plantear más sobre ellos en un relato que dominan Boltagon y el Hombre Absorbente.

No se escapa a esta parte de la trama que el lugar habitual de nuestro protagonista es como rey imponiendo los castigos en vez de recibiéndolos. Su parte de culpa en un sistema mucho más que falible. No llega en este apartado a romper el molde y siempre encuentro ligeramente ridícula la excusa del rey es bueno pero hay cosas que no sabía aunque, para el número de páginas y el objetivo, queda bien.

También consigue el desarrollo de Boltagon más allá de su título. El gobernante de Attilan es famoso por las capacidades destructoras de su voz, tan extremas que le han llevado a sumirse en un silencio absoluto excepto en casos de necesidad.

Fuera del ambiente real, privado de su marca de identidad, puede de pronto recuperar su voz. Aprender a hablar y a expresar sus pensamientos y deseos. Aún así, claro, reconozco que es un poco simplista reducir determinadas capacidades comunicativas a la voz, a lo verbal.

Sea como sea, en lo que al cómic se refiere, igual que con su posición como rey este es otro tópico que aunque menos profundo si lo abres a debate en el ámbito del cómic funciona.

Otra cosa que destaca de este primer período es un gran trabajo en lo épico. Frases que se pegan (ese name your crimes! repent your crimes! es soberbio) y un uso interesantísimo de la tercera persona acompañan a un apartado gráfico excelente tanto en el dibujo, en la rotulación como, sobre todo, en el color.

Christian Ward se luce. Y los números, también bajo la batuta de los otros dos artistas implicados, Frazer Irving y Stephanie Hans, tienen una calidad inmensa. Es una explosión de pintura, de lo extravagante, de colores llamativos que vuelven escenas oscuras.

Estoy enamorada desde la portada, la forma en la que la sombra de las rejas en la cara simulan un bozal.

Y esa es otra. Mandíbulas. Hay algo en retratar la vida de una persona y su perro que puede hacer que un personaje automáticamente gane muchísimos puntos. Aquí se tomaron muy buenas decisiones.

Sin embargo, por supuesto, el drama carcelario termina y empieza otra cosa.

No puedo extenderme demasiado para no hacer spoilers y no sé muy bien qué decir. No es que se vuelva un cómic horrible ni mucho menos. Es, simplemente, que se vuelve un poco anodino. Entretenido pero inconsecuente, centrado en atar cabos de una manera un poco pesada y larga. Doce grapas se queda corto para un sector y sin embargo se vuelve demasiado para el otro.

Aún así el final me gustó mucho. Para ese punto estaba ya tan dentro de este mundillo que había cosas que quería ver y me daba igual todo lo demás. Ese deseo me lo cumplió y, pese a todo, terminé con muy buen sabor de boca.

¿PARA QUIÉN ES RAYO NEGRO?

Si estáis buscando una época cerrada con la que meteros a algún personaje, que no sea un compromiso demasiado grande, creo que este es un lugar excepcional. También para explorar un poco a los inhumanos es un buen punto.

Por lo demás es un gran cómic de metáforas, excelentes gráficos y explosiones de color con una trama que, aunque sea desigual, da para mucho.

Puntuación: 3.5 de 5.
  • Guionista: Saladin Ahmed
  • Artistas: Christian Ward
  • Frazer Irving
  • Stephanie Hans
  • Título original: Black Bolt
  • Publicación: 2017-2018
  • ISBN: 978-8491675327
  • Páginas: 288
  • Precio: 25,00€
  • Franquicia: MARVEL

Reseña: «Moriré besando a Simon Snow» (Rainbow Rowell)

¿QUÉ ES MORIRÉ BESANDO A SIMON SNOW?

En 2013 se publicaba Fangirl, una novela de Rainbow Rowell que seguía la historia de Cath y su amor por las novelas de Simon Snow mientras esperaba el lanzamiento del final de la saga. Dos años después, en 2015, veía la luz fuera del mundo ficticio bajo el nombre moriré besando a Simon Snow (o, en inglés, Carry On).

Aunque Fangirl fuese el germen de esta no es necesario leer una para entender la otra. Son historias diferentes, de géneros diferentes, y Simon Snow no rompe la cuarta pared. No es un libro dentro de un libro. Cuenta solo ese supuesto final de saga y dentro del mismo libro se nos da contexto para todo lo anterior. Yo de hecho no he leído Fangirl y no me llama nada.

¿Y de qué trata en concreto moriré besando a Simon Snow entonces?

Simon Snow es el mago más poderoso del mundo, tiene diecisiete años y es el Elegido, el único que puede salvar su mundo.

La verdad: Simon es el peor Elegido que nadie podría haber elegido.

Al menos eso es lo que dice Baz, su némesis. Y Baz será malvado y un vampiro y gilipollas, pero aquí tiene razón. La mayor parte del tiempo, Simon ni siquiera puede controlar su magia, ¿y tiene que salvar el mundo?

¿CÓMO ES MORIRÉ BESANDO A SIMON SNOW?

Esto va a en terminar en llamas.

Lo más importante que hay que saber antes de empezar a leer moriré besando a Simon Snow es que parodia Harry Potter. No es la única obra que bebe, es un juego de referencias constante que pasa desde el señor de los anillos a Crepúsculo con música de Queen, pero sí es la que más importa a la hora de definirlo.

De manera más específica el sentimiento que genera esta novela por estructura, personajes y ambientación es la de ser un fanfic de Harry Potter.

Ya mencioné esto antes hablando de Crepúsculo pero fanfics hay de todos los tipos y para todos. No hay un estilo definido. Lo que sí hay es un gusto bastante extendido por poner a personajes en escenas mucho más cotidianas, con menos acción y hacerles hablar, tener momentos familiares, miradas, dos personas y una sola cama…

Ese es el tipo de novela de la que estamos hablando.

Desde la primera persona, que no se ciñe a un solo personaje, Rowell nos lleva a una historia tragicómica. Navega genial el tropo del niño mago y se baña en sus desgracias desde un tono de humor con el que pone en perspectiva los elementos más contradictorios y problemáticos de la obra de Rowling.

Quiero destacar que la autora no pretende solucionar Harry Potter. Es más bien poner otra lente sobre cosas que ya sabemos. Además en el proceso se mete a sí misma en varios berenjenales también y, para mi gusto, termina con un relativismo moral que deja con mal sabor de boca. De nuevo, esto es una visión por completo personal, Rowell nunca dice esto es lo que está bien o lo que está mal, pero mi análisis es que intentando transgredir y cruzar algunas líneas patina.

Pero, como decía, en su esencia tiene una intención mucho menos épica y más casera. De lo que trata moriré besando a Simon Snow, como os podéis imaginar por el título, es de una historia de amor que sigue el planteamiento de enemigos a amantes y nos da dos protagonistas que quizá por separado no brillan tanto pero que juntos son una explosión.

Simon y Baz son dos estudiantes de una escuela de hechicería-que-no-es-Hogwarts y que serían un reflejo de Harry y Draco. Simon es de familia pobre, vive en hogares de acogida de gente no mágica, es un elegido con un control regular de sus poderes, está semi adoptado por un-señor-que-no-es-Dumbledore y comparte habitación durante el período escolar con Baz. Este por su parte es un vampiro, o no, su familia es rica y poderosa, él es mezquino y además un abusón.

Os cuento, es raro que yo entre a un juego de enemigos a amantes cuando uno de ellos es un bully. Sin embargo Simon y Baz me funcionan a la perfección. No sabría decir por qué. Quizá porque sabemos que ha realizado acciones horribles pero son del pasado y no le vemos hacerlas en su mayoría, quizá porque sus capítulos me parecen soberbios o por la manera en la que se enfrenta a sí mismo. Pero compro lo que me da Rowell.

Si sois lectores de fics estaréis habituados al sistema de etiquetas y los tropos más famosos de los cuales ya he mencionado varios. Hay muchos y más o menos todos funcionan bien aunque hay uno con el que tengo una pequeña queja.

Y es que la siguiente que hay que destacar es que esto es un slow burn o, en otras palabras, proceso leeeeento hasta que terminan juntos. Quizá no es culpa de la autora y es que esto me suele funcionar mucho mejor en fics que en novelas pero el principio de moriré besando a Simon Snow me parece demasiado lento.

Lo único a parte de esto que he leído de Rowell son un par de capítulos de su etapa en el cómic The Runnaways pero su estilo parece el de poner todo el peso en crear grandes anticipaciones. La novela no te sorprende y lo que estás viviendo es un aumento de la carga que genera expectativas de cara a su explosión. Baz tarda mucho, demasiado, en salir. Y a partir de cierto punto la carga acumulada en Simon se me hace repetitiva.

La presentación de Baz, sin embargo, hace que merezca la pena haber aguantado.

Por otro lado esta es, como os podéis imaginar, una novela con más personajes. La verdad es que para mí ningún otro destaca. Con algunos, si hablásemos de spoilers, podríamos entrar en una larga conversación sobre el planteamiento moral y social de moriré besando a Simon Snow pero por sí mismos no son gran cosa. Demasiado estereotipados para eso. Pero claro, esa es la gracia.

Sin embargo hay otro personaje que sí me llamó la atención en un sentido negativo. Cuando empieza la novela Simon tiene una novia, Agatha, que parece romper la burla simpática del tópico para pasar a ser ridiculizada. No me gusta, no me divierte y creo que es el momento en el que mi sentido del humor choca con el de Rowell.

También quiero hablar un poco de la construcción del mundo. Al margen de los paralelos no tiene mucho destacable, sucede también en Inglaterra, no sabemos una barbaridad de la nueva versión de Hogwarts y está bien, es lo que busca. Lo que sí es diferente y me encanta es el sistema mágico. Los hechizos surgen del poder que le damos al lenguaje y los protagonistas tienen que buscar canciones, poemas o frases hechas para aplicar a las situaciones en las que se encuentran.

No es novedoso pero se siente como la broma máxima del mundo de referencias que plantea. Además destacar, con la historia que cuenta, que el nombre que le damos a las cosas importa es una buena guinda al pastel.

La broma cruel es que Simon huele como el humo

Para terminar quiero hablar un poco de la edición. Yo lo he leído en inglés así que no puedo comentar la traducción pero sí quiero entrar en las portadas. La versión española utiliza la portada de 2015 y a mí no me gusta nada. No la ilustración, que me parece bastante interesante, si no la elección a la hora de poner el título y el nombre de la autora. En general no me gusta cuando ponen el nombre del libro más pequeño que el del escritor pero en esta entre el color, la posición y la recomendación de Green me molesta.

En inglés se publicó en 2017 otra portada que, aunque también destaca el nombre de la autora tiene un tamaño y composición que me resultan mucho más armoniosos. La ilustración de Kevin Wada, que es con la que empieza esta reseña, es una delicia.

Parece que la continuación, Rebelde, ha sido publicada siguiendo esta otra línea.

¿PARA QUIÉN ES MORIRÉ BESANDO A SIMON SNOW?

Creo que este libro solo os va a gustar si disfrutáis analizando qué funciona mal en otras obras y por qué eso puede ser gracioso y el fanfiction. Sea como sea es un buen romance adolescente y ya solo con eso puede atraeros.

Puntuación: 4 de 5.
  • Autora: Rainbow Rowell
  • Título original: Carry On
  • Año de publicación original: 2015
  • Editorial: Alfaguara
  • Páginas: 544
  • Saga: Simon Snow 1/3
  • Género: fantasía/paranormal/romance
  • ISBN: 978-8420483948
  • Precio: 17’95€