Reseña: citónica (Brandon Sanderson)

¿QUÉ ES CITÓNICA?

El tercer número de la saga de cuatro que, junto a algunas novelas cortas, conforma la saga juvenil de Brandon Sanderson sobre la piloto Spensa y sus compañeros. En lugar de formar parte del Cosmere, el universo compartido de la mayor parte de historias adultas de Sanderson, forma parte del llamado Cytoverso.

Son parte de ese grupo los cuatro que conforman esta saga, las novelas cortas Sunreach y ReDawn y el relato Defending Elysium.

Es decir, ahora mismo el orden de lectura para la saga Escuadrón quedaría:

Si queréis antes de todo esto podéis añadir el relato defendiendo el Elíseo que es en el mismo universo aunque en otro momento y con diferentes personajes. Aún así, tanto esto como las novelas cortas, es prescindible si solo queréis leer las novelas.

En el caso de citónica seguimos las aventuras de Spensa y M-Bot tras lanzarse a lo desconocido mientras intentaban escapar de sus enemigos. Si sabéis de lo que os estoy hablando (y no os recomiendo leer esta reseña sin haberos puesto antes con estelar) sabréis que esto ata directamente con el final de vértigo anterior.

¿CÓMO ES CITÓNICA?

If it’s still moving, you didn’t use enough ammunition.

Supongo que entre el final del anterior, los constantes comentarios sobre Spensa y su relación con las estrellas, el tema de fondo de la pasión por las historias y el contar fantasía en clave de space opera, no era posible para Sanderson dejar escapar la oportunidad de contarnos Peter Pan con sorpresillas por aquí y por allá. No tengo nada en contra de eso, me gusta mucho Peter Pan. Lo que sí me ha pesado es la sensación de estar leyendo relleno de anime.

Me temía que esto me iba a pasar desde que descubrí que iban a ser cuatro novelas en vez de tres. Y además era un temor acrecentado porque, aunque me encantó Estelar, me frustró la sensación de empezar desde el principio y de separar a los protagonistas. Aquí vuelve a pasar, otra vez, lo mismo.

Y lo peor es que le quita peso a lo mejor del anterior. En bastantes aspectos.

Os voy a poner un ejemplo sin entrar en spoilers. El final del anterior es de mis cosas favoritas de Sanderson y, aunque sabía que tenía que bajar la tensión porque de otra manera se hace insufrible, la manera en la que de pronto me lanza a un montón de cosas y personajes que francamente no me importan hace que para mí el M-Bot/Spensa pierda fuerza. No tengo más sentido de la maravilla para darle a esta saga a veces. Quiero explorar el que ya tengo.

En este apartado, aún así, hay algunas de las mejores cosas de la novela, marcándose un interesante abanico de consecuencias y momentos importantes que ya solo con eso harían que la lectura me hubiese merecido la pena.

Como decía, de nuevo, tenemos que coger cariño a un nuevo grupo de personajes. Aunque lo que hay es interesante solo uno de ellos me ha llamado más la atención y es el único nombre que recuerdo tan solo un mes después de haber terminado la novela.

Por contra hay unos pequeños momentos de romance que me han parecido de muy buen gusto, delicados, graciosos, bien montados. Agradables.

I hadn’t even brought him any dead orc carcasses, which I was pretty sure was the way te stories said to show a guy you wanted to go official.

También hay otra cosa que me ha gustado muchísimo y es seguir explorando el crecimiento de Sanderson como autor. Esto lo comenté ya en reseñas anteriores de esta saga pero es un verdadero placer verle romper su forma de confort, lanzarse a explorar nuevas historias, nuevos puntos de vista y conseguir un diálogo social bastante interesante en su narrativa.

Sigue la temática de descubrir qué hay detrás de tus enemigos, si existe una verdad universal y qué hace con nosotros la historia compartida como especie. Y me parece estupendo.

El final, por su parte, me ha parecido menos apasionante que otros del mismo autor. Si no fuera de Sanderson quizá me habría dejado muy impresionada, no obstante, así que el problema es que él me suele dar un vértigo que aquí no ha conseguido y esperaba algo similar. Tiene mucho que ver con que toda la novela tiene problemillas de ritmo para mi gusto y se hace una lectura un poco atropellada.

En resumen no es lo que quería leer pero reconozco que tiene muchísimas cosas positivas, calidad Sandersoniana, muchas frases sobresalientes y sigo muy obsesionada con la carrera de este autor.

So I determined not to feel guilty for finding a place where I could live the life I’d always wanted.

¿PARA QUIÉN ES CITÓNICA?

Aunque me he quejado bastante si os ha gustado la saga hasta aquí merece mucho la pena. Lo vais a disfrutar y, muy probablemente, vais a terminar con muchas ganas del último.

Puntuación: 3 de 5.
  • Autor: Brandon Sanderson
  • Traducción: Manu Viciano
  • Editorial: Nova
  • Publicación original: 6/11/2018
  • Precio: 19’90 (e-book 6’99)
  • Páginas: 456
  • ISBN: 978-8418037191
  • Colección: escuadrón 3/4
  • Género: Ciencia ficción, fantasía, distopía

Reseña: ReDawn (Janci Patterson & Brandon Sanderson)

¿QUÉ ES REDAWN?

Del proyecto de tres novelas que iba a ser Escuadrón ahora mismo nos hemos plantado en cuatro previstas más tres novelas cortas. ReDawn es la segunda de estas últimas y se sitúa en el mismo espacio de tiempo que Citónica, la tercera, aunque está pensada para leerse antes.

Es decir, ahora mismo el orden de lectura para la saga Escuadrón quedaría:

Si queréis antes de todo esto podéis añadir el relato defendiendo el Elíseo que es en el mismo universo aunque en otro momento y con diferentes personajes.

Aún así no es obligatorio leer estas historias entre Estelar y Citónica. De hecho aún se pueden conseguir solo en digital, en España aún no están traducidas y me imagino que esperarán hasta la compilación de las tres. Para más información sobre todo esto podéis ir a la entrada de Sunreach, donde hice una introducción más completa.

En esta novella seguimos a Alanik, la persona que Spensa estaba simulando ser en Estelar, cuando tras despertarse del coma vuelve a su planeta. Allí se encuentra una civilización dividida entre los que quieren pactar con la Superioridad y los que, como ella, no quieren sacrificar su libertad. Esta confrontación la llevará de vuelta a Detritus en busca de la ayuda humana.

¿CÓMO ES REDAWN?

Ya comentaba en la anterior novella que no soy una gran fan de este tipo de historias pequeñas que le gustan a Sanderson. Aún así ReDawn me ha gustado más que Sunreach y es que tiene bastante más chicha. Entiendo que para llegar hasta aquí era necesaria la parte anterior pero probablemente ambas se habrían beneficiado de ser más cortas y de verse unidas en una sola novela. Para mi gusto, claro. Sé que hay mucho público para este tipo de novelas cortas. Aunque en realidad, la verdad, no es tan corta. Tampoco lo era Sunreach. Y, aunque si te encanta o te presionas se puede leer rápido, yo no diría que es una lectura de una tarde.

En cualquier caso ReDawn tampoco me ha parecido ni apasionante ni vertiginosa en la manera en la que lo son las aventuras más largas del universo citónico. No quiero decir con esto que todas las historias tengan que ser vertiginosas ni mucho menos, claro. Pero aquí es una pequeña crítica porque parece que quiere serlo.

Como suele pasarme (aunque curiosamente no en el caso de Sunreach) una parte grande del problema es que, aunque tenía mucha curiosidad por Alanik, ella y sus amigos me daban igual en una escala cósmica. No sé por qué no tengo suficiente espacio emocional para llegar realmente a involucrarme con determinado tipo de tramas secundarias. Incluso los humanos están un poco deslucidos.

Sobre todo hay una tensión que intentan construir con Arturo que me ha dejado con la ceja un poco levantada.

Lo que pasa es que ReDawn, en lo positivo, tiene una tensión dramática bien construida que desemboca en un final brillante que deja todo en el aire. No sé si las 229 páginas lo justifican pero a mí me ha devuelto parte del sentimiento que tuve con el final de estelar. Aunque por lo que parece nada de esto es esencial para ponerse con citónica, como comentaba más arriba, muy probablemente en este caso termine siendo recomendable saber al menos parte de la trama. Cuando lea citónica revisaré esta parte de la reseña en cualquier caso.

Quizá es un poco injusto y desde luego algo totalmente subjetivo que valore más ReDawn que Sunreach. En Sunreach todo me importaba más porque me importaban el mundo y los personajes. Era más fácil entrar y en conjunto tiene una significación que, aunque menos espectacular, podemos decir que es más emotiva. En esta segunda historia es la sensación palomitera de la traca final lo que me ha comprado y lo ha hecho por un truco emocional.

Básico pero efectivo.

¿PARA QUIÉN ES REDAWN?

Si queréis la historia completa os lo recomiendo mucho. Aunque también podéis leer algún resumen para quedaros con la sensación general si no tenéis ganas de invertir tanto tiempo. Se puede leer en un día pero si no te enganchas muchísimo a Alanik va a ser pesado.

  • Título: ReDawn
  • Autores: Janci Patterson y Brandon Sanderson
  • Portada: Charlie Bowater
  • Fecha de publicación: 26/10/2021
  • Editorial: Delacorte Press
  • ISBN: 9780593566626
  • Género: Space Opera
  • Páginas: 229
  • Novella
  • Saga: Escuadrón 2.2/4

Reseña: Sunreach (Janci Patterson & Brandon Sanderson)

¿QUÉ ES SUNREACH?

Del proyecto de tres novelas que iba a ser Escuadrón ahora mismo nos hemos plantado en cuatro previstas más tres novelas cortas. Sunreach es la primera de estas últimas y se sitúa en el mismo espacio de tiempo que Citónica, la tercera, aunque está pensada para leerse antes.

Es decir, ahora mismo el orden de lectura para la saga Escuadrón quedaría:

Si queréis antes de todo esto podéis añadir el relato defendiendo el Elíseo que es en el mismo universo aunque en otro momento y con diferentes personajes.

Aún así no es obligatorio leer estas historias entre Estelar y Citónica. De hecho aún se pueden conseguir solo en digital, en España aún no están traducidas y me imagino que esperarán hasta la compilación de las tres.

¿Qué aportan entonces? Pues hablemos de ello, pero tened en cuenta que a partir de este punto de la entrada hay spoilers de Escuadrón y Estelar.

En un directo de YouTube (podéis leer la transcripción y escuchar el audio aquí) Sanderson explicó que empezó Estelar con un concepto muy diferente. El equipo protagonista iba a seguir junto y llegó a escribir bastante siguiendo esta idea. Sin embargo la evolución de Spensa no funcionaba del todo, la primera persona no cuajaba bien con otras estructuras y lo volvió a empezar de la manera en que terminó publicándose.

El problema es que no quería dejar a esos personajes atrás y, con Citónica manteniéndoles aún separados, la solución llegó de la mano de estas historias de menor longitud. Como Sanderson, aunque sea uno de los escritores más productivos de nuestra época, no puede llegar a todo, aquí entra en juego Janci Patterson.

Patterson es una autora de libros fundamentalmente dedicados al público juvenil con una lista larga de publicaciones entre manos. Fue estudiante de Sanderson y han tenido una buena relación al menos profesional desde hace bastantes años. Podemos encontrar menciones a su apoyo al escritor de Nebraska ya desde la época del primer ciclo de nacidos de la bruma, donde hay un personaje dedicado a ella (Lady Patresen).

Además esta no es la única colaboración publicada entre ambos y es que este año se espera que salga en septiembre Alcatraz Bastille versus the Evil Librarians: The Worldspire.

Según parece las ideas para las novellas las hablaban juntos, después ella hacía la escaleta, la debatían, ella escribía lo que habían acordado, él lo editaba y después iban los últimos pasos de nueva edición, corrección y betas.

Entonces ¿de qué va Sunreach?

Es una novela en primera persona centrada en FM, una de las compañeras de Escuadrón de Espensa. Sigue el proceso de los humanos en busca de sus propios motores capaces de salto, las primeras negociaciones con el exterior y cómo han evolucionado las vidas de los demás. En especial el camino de Jorgen hacia sus habilidades citónicas, el despertar de Alanik y una trama por ahí que a mí me ha gustado bastante de Rig.

Después de esta larguísima explicación (creo que la introducción más larga que he hecho en esta web) llega el momento de hablar de la obra en sí.

¿CÓMO ES SUNREACH?

No es apasionante pero de base es que no soy el público de este tipo de ideas de Sanderson. El problema no es con las aventuras espaciales, la longitud o los protagonistas. Veréis. A Sanderson le encanta meter historias cortas de otros personajes en medio de narrativas más grandes y creo que ninguna de las veces que lo ha hecho me ha gustado. No me gustan los interludios del archivo de las tormentas, no me gusta la novela corta que metió con el mismo concepto en el Arcanum, no me gustó The Hope of Elantris ni disfruté esquirla del amanecer. No las odio, la mayoría me parecen bien hechas, entretenidas, pero no son para mí. Me pesan. Y no es el único autor con el que me pasa.

Aún así, como me encanta este universo y mi gran queja sobre Estelar es la sensación de reinicio y abandono de los compañeros, tenía bastante curiosidad por estas novelas cortas. Además añadir a una escritora también era un buen reclamo para mi curiosidad.

La resolución final es que, como todas las que mencioné antes, no la odio y tiene cosas que me gustan mucho pero no me lo he pasado genial durante la lectura. Es muy corta y aún así es demasiado larga.

Me hace sentir como cuando llega el relleno en algún anime. Relleno de calidad, pero relleno.

Su punto fuerte está en lo adorable. Me gustan mucho los personajes, creo que está muy bien conseguida la unidad de estilo y la historia está rodeada de una sensación de ternura que me hace feliz.

No quiero decir con esto, sin embargo, que olvide el aspecto más oscuro de las anteriores novelas. Aquí sigue muriendo gente y sigue hablándose de la guerra.

Lo que pasa es que, sin poner contexto para no haceros spoilers, me gusta cuando personajes que aprecio se dan la mano. Y me gusta el tropo de la familia encontrada. Es mi favorito. Además el relleno suele ser una oportunidad para meter cosas un poco tontas y a veces abrazo eso con fuerza. Los Taynix son una maravilla y hay muchos sentimientos de inicio de etapa vital que me hacen sentir bien.

Además, que le hayan dado espacio en concreto a FM me parece una premisa atractiva. Y la portada de Charlie Bowater es preciosa.

Concluyendo todo esto se puede resumir en que en realidad no te cuentan casi nada nuevo en 200 páginas, no me ha gustado especialmente, pero le saco cosas positivas que sé que luego voy a recordar del Cytoverso con una sonrisa.

¿PARA QUIÉN ES SUNREACH?

Si os ha gustado mucho la saga hasta este punto echadle un ojo pero si no os está llamando demasiado yo diría que os lo podéis ahorrar. Sin haber leído lo anterior no tiene sentido ponerse con Sunreach

Puntuación: 2.5 de 5.
  • Título: Sunreach
  • Autores: Janci Patterson y Brandon Sanderson
  • Portada: Charlie Bowater
  • Fecha de publicación: 28/9/2021
  • Editorial: Delacorte Press
  • ASIN: B09FYV1V4Z
  • Género: Space Opera
  • Páginas: 208
  • Novella
  • Saga: Escuadrón 2.1/4

Reseña: Estelar (Brandon Sanderson)

  • Autor: Brandon Sanderson
  • Traductor: Manu Viciano
  • Editorial: Nova
  • Publicación en inglés: 26/11/2019
  • Páginas: 464
  • Precio: 19’90 (e-book 6’99)
  • ISBN: 978-8417347741
  • Colección: escuadrón 2/4

Como con todas las segundas partes os recomiendo que no leáis la reseña sin haber leído antes el primero, escuadrón, del que tenéis mi reseña aquí.

¿QUÉ ES ESTELAR?

El segundo número de la saga de cuatro que, junto a algunas novelas cortas, conforma la saga juvenil de Brandon Sanderson sobre la piloto Spensa y sus compañeros. En lugar de formar parte del Cosmere, el universo compartido de la mayor parte de historias adultas de Sanderson, forma parte del llamado Cytoverso.

Son parte de ese grupo: estos cuatro libros, las novelas cortas Sunreach y ReDawn y el relato Defending Elysium.

Según la editorial:

Este es el segundo libro de una serie épica sobre una chica que guarda un secreto en un peligroso mundo en guerra por el futuro de la humanidad. En él continúan las aventuras de Spensa Nightshade, la joven piloto que ha conseguido un puesto en el escuadrón de defensa de la humanidad contra los ataques alienígenas.

En realidad, ella siempre quiso ser piloto: poder probar que es una heroína, como su padre. Y aunque llegó a lo más alto, los secretos que desenmascaró sobre su padre fueron aplastantes.

Los rumores sobre su cobardía resultaron ciertos. Abandonó su vuelo durante la batalla contra los Krell. Peor aún… se volvió contra su equipo y los atacó. Sin embargo, Spensa está segura de que hay aún más por descubrir en esa historia. Y, si es necesario, viajará hasta el fin de la galaxia para salvar a la humanidad.

¿CÓMO ES ESTELAR?

Aunque es una secuela directa de escuadrón es muy diferente a su predecesor. Por supuesto no voy a decir por qué, sería un spoiler, pero este es un detalle importante para que no os llevéis una decepción como la mía. Y aquí un inciso. He leído bastantes burlas a las reseñas que dicen es una decepción porque esperaba… aduciendo que no es una crítica válida.

Claro que es una crítica válida.

Si el anterior como en este caso o el marketing te dan a entender una cosa y luego te encuentras otra puedes llevarte un chasco. Y, como las opiniones son subjetivas, lo vas a reflejar en tu reseña. Aquí no estamos para pontificar si no para hablar y debatir.

Sigamos. El caso es que estelar tiene mis cinco estrellas de Goodreads, aunque afinaría más en 4’5, pero lo que yo quería en base a escuadrón y lo que Sanderson me dio son dos cosas completamente diferentes. Si antes teníamos Top Gun en el espacio con nave cínica ahora tenemos una peli de espías muy peculiar.

Si leísteis mi reseña de escuadrón comentaba ahí que lo mejor eran sus personajes. Pues bien, el autor toma la arriesgada decisión de solucionar la mayoría de los cliffhangers que dejó en este apartado con una o dos frases y se lanza de cabeza y sin frenos en otra dirección.

Escuadrón brillaba en su apartado humano y estelar brilla en su apartado épico.

Esto no quiere decir que los personajes sean malos, de hecho hay algunas cosas muy llamativas y aportaciones en diversidad bastante interesantes en especial en Sanderson, pero sí que siento desandado una parte del viaje. También es cierto que quizá tenía las manos un poco atadas porque, aunque con un misterio muy grande como cierre, el primero acaba de una manera tan redonda que continuarlo sin más habría podido ser redundante. Ya sabéis, hay que tener cuidado con lo que se desea.

Parte de a lo que se enfrenta con estelar es a una narrativa tan inmensa que se vuelve, para mí, demasiado en algunas ocasiones. Aprecio mucho su saber hacer en que esos momentos son breves y la construcción del mundo es en general apasionante. No obstante nada de eso quita que también me he sentido abrumada.

Creo que una de las cosas más interesantes siendo lector habitual de Sanderson está siendo ver su evolución en el trato de temas políticos y sociales. Si habéis seguido su carrera sabréis que es mormón, que su religión es claramente de gran importancia para él y que ha tendido a mantenerse al margen de polémicas. Incluso cuando estas han ido dirigidas contra él. A la vez en lo literario ha hecho una gran evolución en los temas y personajes que escribe y ha ido introduciendo diversidad en los medios en los que aparece, como su podcast. Pero esto siempre con matices como no aparecer él en determinados programas.

En estelar tenemos a una protagonista que se enfrenta a muchos de sus prejuicios, a enormes diferencias sociales. Sanderson lo aprovecha para hacer una exploración social profunda que además es un reto también para su escritura, incluyendo varios personajes agénero. A veces siento que hay mucho del autor en Spensa y en su descubrimiento y aceptación de otras personas que chocan con sus creencias.

Es posible que veáis esta evolución insuficiente o forzada. Me parecería muy comprensible. En lo personal, a mí me está haciendo bastante feliz.

Otra cosa de la que os hablaba en la reseña de escuadrón es de la versatilidad de Sanderson. En estelar me ha sorprendido todavía más. Si hubiera leído el Arcanum antes ya lo sabría pero, como no fue ese mi orden de lectura, no descubrí hasta este momento que si quisiese escribir terror escribiría muy buen terror. Hay un par de cosas en este libro y en concreto una secuencia que me parecen escalofriantes.

Esta novela es, además, más dramática que la anterior. Los momentos en que te parte el corazón son la mayoría bastante diferentes (aunque tiene espacio para todo) y tiene un desarrollo de la ansiedad y la claustrofobia que me llegaron muy dentro. Igual que con el terror no estaba preparada para varios de los giros psicológicos que presenta y que están muy ligados a la impresionante evolución de Spensa.

Creo que es un personaje muy bien montado con las dosis justas de cambio y seguir siendo la misma persona, sabiendo que las mejoras no suceden de la noche a la mañana porque sabes que deberías ser menos impulsiva o expresarte de otra manera. Con esto, además, se asegura de no anular los traumas que arrastra.

Aquí entra uno de los temas más importantes de estelar y es la definición de la agresividad. Creo que este es el culmen narrativo de esta parte de la historia, la manera en la que define la violencia psicológica y la física y expresa la dificultad de luchar contra la primera cuando se disfraza de pacifismo. Con unas escenas desquiciantes que resultan incómodas de leer se ganó todo mi amor.

Decía más arriba que estelar tiene su punto fuerte en la epicidad y quiero cerrar esta entrada hablando, como siempre sin spoilers, de una de las mejores tracas finales de un libro.

Hace poco descubrí la existencia del término Sanderlanche, mezcla de las palabras Sanderson y Avalanche (avalancha) y que algunos fans utilizan para hablar de las más o menos cien últimas páginas de sus libros y lo vertiginosas y emocionantes que se vuelven. En esta novela está en una de mis favoritas. Menudas escenas de acción, menudos giros, menudo dolor.

Pero, a la vez, tiene una resolución que me hace pensar que va a volver a jugar con lo mismo que me frustró del paso entre novelas y que voy a resentir el cambio a cuatro en vez de tres libros.

Veremos. Estoy totalmente abierta a que Sanderson me sorprenda, como siempre.

Puntuación: 4.5 de 5.

Reseña: Escuadrón (Brandon Sanderson)

  • Autor: Brandon Sanderson
  • Traducción: Manu Viciano
  • Editorial: Nova
  • Publicación original: 6/11/2018
  • Precio: 19’90 (e-book 6’99)
  • Páginas: 615
  • ISBN: 9788417347277
  • Colección: escuadrón 1/4
  • Género: Ciencia ficción, fantasía, distopía

¿QUÉ ES ESCUADRÓN?

El primer número de la saga de cuatro que, junto a algunas novelas cortas, conforma la saga juvenil de Brandon Sanderson sobre la piloto Spensa y sus compañeros. En lugar de formar parte del Cosmere, el universo compartido de la mayor parte de historias adultas de Sanderson, forma parte del llamado Cytoverso.

Son parte de ese grupo los cuatro que conforman esta saga, las novelas cortas Sunreach y ReDawn y el relato Defending Elysium.

Según la editorial:

El mundo lleva siglos en guerra; la humanidad está atrapada en un planeta constantemente atacado por unos alienígenas decididos a destruirla. Los pilotos son los únicos héroes dispuestos a combatir al enemigo.

Spensa es una joven que siempre ha soñado con convertirse en piloto y defender a la Tierra. Pero su destino se cruza con el de su padre, un piloto que fue asesinado tras abandonar a su equipo, anulando sus opciones de asistir a la escuela de vuelo. De pronto, el ataque alienígena ha hecho duplicar la flota aérea de los humanos, facilitando que Spensa ahora sí pueda volar al espacio…

¿CÓMO ES ESCUADRÓN?

En el anuncio oficial de la novela el autor definió su concepción como una versión del tropo el niño y su dragón pero con máquinas, algo con un aire similar a Top Gun o el juego de Ender. Creo que esta es la mejor forma de introducir esta novela.

Sanderson es sobre todo conocido por sus mundos complejos, historias largas con ramificaciones y por sus sistemas mágicos. Tiene una marca muy bien establecida y reconocible que admiro mucho. Pero lo que más me sorprende de él es que, además, es muy versátil.

Si un día quiere hacer historias adultas de ciencia ficción, un relato de terror o una fantasía espacial como escuadrón el trabajo que realiza es también soberbio.

Escuadrón me parece uno de los trabajos más emocionantes de Sanderson. Esperaba disfrutarlo pero no esperaba el nudo en la garganta, las ganas de aplaudir y de llorar mientras lees una acción rápida que siempre está avanzando.

Es una de esas novelas que, en vez de intentar enamorarte a través del lenguaje, hace que a veces te olvides de que tienes un libro en la mano. Tiene, de manera absoluta, vocación audiovisual. Esto no es per se ni bueno ni malo pero aquí funciona excelente.

Su mayor virtud es, probablemente, un grupo de personajes carismáticos con personalidades arraigadas en el final de la adolescencia que a mí se me hacen bastante creíbles y no irritantes. Un problema que tengo a menudo con las obras que ponen a sus protagonistas en esos rangos de edad es que la manera en la que intentan desafiar las normas y hacer su propio camino no cuaja en absoluto conmigo. Y no lo digo refiriéndome a la yo adulta solo, también a la yo que fue adolescente.

En escuadrón Spensa y sus compañeros quieren cambiar la sociedad y enfrentarse a los mayores y lo hacen desde dentro del propio sistema, siendo conscientes del por qué de muchas cosas y siendo capaces bastante rápido de hacer equipo. A la vez no aceptan tonterías, saben poner límites entre ellos y a la situación y pasan de estar divirtiéndose a estar serios de manera natural y agradable para el lector.

Es una historia sobre amistad y crear lazos de confianza. El romance queda muy desplazado (casi desaparecido, aunque hay) y de nuevo esto no es ni bueno ni malo pero a esta novela le pega.

En este sentido, aunque la trama es muy dura y sabe no perder eso de vista en ningún momento, destaca bastante el uso de la comedia y sobre todo el personaje de M-Bot, el que sería el equivalente al dragón de la historia y una de esas personalidades Sandersonianas que destacan por su cinismo en medio de un mar de autosuperación. Un clásico en su obra. Y es que, aunque antes he querido destacar su versatilidad, escuadrón se siente puramente suyo. Un trabajo con todos sus grandes sellos de identidad y que sustituye la magia por un sistema tecnológico llamativo.

Como explicaba arriba esta saga no está en el Cosmere, el universo al que pertenecen la mayoría de los libros adultos de Sanderson, pero eso no le impide adentrarse en una construcción compleja donde las diferencias y tensiones entre grupos humanos están muy bien conseguidas.

Me gusta especialmente cómo las condiciones del entorno afectan a las decisiones morales y el desarrollo en la personalidad bravucona y valiente de la protagonista.

Para ir cerrando esta reseña quiero hablar brevemente de si es una novela dirigida a un público juvenil o para adultos. En el anuncio del lanzamiento Sanderson dice que el marketing de EEUU iba a los jóvenes mientras el sello inglés iba a publicarlas en su línea general. Yo añado que incluso en la edición inglesa los colores son diferentes, no sigue su blanco habitual, e incluso en la tipografía y maquetación se nota cierta intención de distinguirlos de sus trabajos más populares.

Desde mi punto de vista, sobre en qué estantería de las tiendas debería estar, creo que entramos en el debate de siempre ¿qué es exactamente la literatura juvenil?

Sea como sea, este me parece un trabajo mucho más complejo que otros de sus libros. Quizá tiene un tono menos grandilocuente a veces y una sensación de ligereza no tan habitual en su obra pero también me parece una de sus historias más desgarradoras y dramáticas. Supongo que todo depende de la apreciación que hagamos a algunos temas.

Soy consciente de que la estoy poniendo por las nubes y no suele ser bueno hacer reseñas así porque suelen llevar a decepciones lectoras después. A mí me pasa mucho cuando leo las de otras personas. Lo que pasa es que, aunque Sanderson es uno de mis autores favoritos, soy muy crítica con muchas de sus decisiones. El aliento de los dioses y sus implicaciones morales me dejaron con una sensación inmensa de frustración, Vin y su definición constante de la feminidad me irritaron de manera profunda y siempre le ha costado escribir buenas relaciones de amistad entre mujeres.

En escuadrón, excepto una frase del padre de la protagonista sobre que si su hija se rompe el brazo estando con él el problema sería la bronca que le echaría la madre, no tengo ninguna queja. Esto para mí, con él, es mucho y hace que ame esta novela con pasión.

¿PARA QUIÉN ES ESCUADRÓN?

Si os gusta Sanderson pero tenéis reservas porque no os gustó The Reckonners os recomiendo que le echéis un ojo de todas formas. A mí esa saga no me gustó y en cambio aquí estoy en mi salsa.

Por lo demás si buscáis una fantasía espacial sólida, sobre pilotos, y con buenos giros, esta es vuestra novela.

Leer «la Rueda del Tiempo»: Robert Jordan, Harriet McDougal y Brandon Sanderson

La Rueda del Tiempo es, con diferencia, una de las sagas de fantasía épica más famosa. Aún así tiene muchas cosas en contra para alcanzar a una gran parte de lectores de género: son libros largos en una colección larga, el corte clásico echa para atrás a mucha gente que busca narrativas rápidas o más actualizadas socialmente y, además, la sensación de tener a un montón de gente juzgándote por no ser un verdadero fan de la fantasía en realidad no ayuda a mirarlos con buenos ojos. Teniendo en cuenta todo esto mi objetivo con esta serie de entradas es hacer una explicación sobre sus orígenes, qué es, qué polémicas vais a encontrar, el estilo, el cambio de autor, y cuáles diría yo que son sus puntos a favor. En las entradas introductorias como esta evitaré spoilers en todo momento y, si me meto en análisis de la propia obra, siempre irá avisado desde el principio de la entrada.

EL AUTOR: ROBERT JORDAN

La imagen es de este vídeo promocional de Tor

James Oliver Rigney Jr. nació en 1948 en Charlestone, Carolina del Sur. De su trayectoria previa a la escritura tenemos constancia, sobre todo, a partir de haberse alistado en el ejército estadounidense, acción que le llevaría a dos rondas en la guerra de Vietnam primero como artillero en helicóptero y después como sargento entrenando tropas. Del conflicto salió con varias condecoraciones: una cruz de distinción al vuelo, dos estrellas de bronce y dos cruces vietnamitas por valentía. No tengo ni idea de cómo se traducen este tipo de títulos así que si los he nombrado mal, disculpas.

Y ¿qué pensaba sobre la guerra de Vietnam? Pues es difícil decir algo categórico. En muchas entrevistas habla de sus experiencias y cómo han influido en su escritura. Son comentarios sobre cómo los soldados deben enfrentar un cambio moral, la supervivencia incluso cuando tienes que hacer cosas contra las que te han educado, o sobre su experiencia en el helicóptero disparando cuando veía cosas moverse sin saber qué eran.

Más específico es en su entrevista para Starlog en 1991, cuando acababa de publicar el segundo de la saga. Dice:

Sí creo que los personajes militares en mis novelas de fantasía son más realistas en cuanto a cómo son realmente los soldados, cómo se sienten respecto al combate, respecto a ser soldados, respecto a los civiles. Más allá de eso mi tiempo en Vietnam ciertamente ha afectado una especie de visión moral. No solo en base a lo que me pasó a mí, también en el abandono a unas personas que han arriesgado todo por nosotros. Empezó para mí en una búsqueda por la moral, en lecturas tanto religiosas como filosóficas, y en mi escritura. De nuevo, uno de los temas centrales en la Rueda del Tiempo es la lucha entre las fuerzas del bien y el mal. ¿Cuánto tiempo puede uno luchar contra el mal sin convertirse en el mal él mismo? ¿O mantienes la pureza a costa de la derrota del mal? Tengo cariño a decir que si la respuesta es demasiado sencilla probablemente has hecho la pregunta errónea.

Si buceáis en el gran catálogo de sus entrevistas veréis que, aunque defendía la existencia de males absolutos tanto en acciones como en personas (el nazismo o Stalin) también hablaba de las causas detrás de esa maldad sin excusar por ello lo anterior.

Lo que está claro es que consideraba importante defender los valores de las democracias occidentales y que deja ver por aquí y por allá un poco de lo que considera el mal menor. Todo, siempre, con esa búsqueda que podéis ver en el párrafo que os he citado arriba sobre qué es malo y qué hacemos para luchar contra ello. En qué nos convierte eso.

En una entrevista comenta su mujer que la rueda del tiempo empezó bajo la pregunta qué pasa si te dicen en el mismo momento que eres el salvador del mundo y que te vas a volver loco por ello. Creo que es una sentencia bastante autoexplicatoria.

Para mí ha sido profundamente desagradable leer sus anécdotas específicas y un shock en general, aunque reconozco que era de esperar por época que estuviese involucrado con esa guerra. Tengo muchas opiniones, ninguna viene al caso ahora mismo, pero también me ha ayudado leer sus propias disquisiciones al respecto.

Pero bueno, sigamos.

Rigney volvió de Vietnam y entró a una universidad militar, The Citadel, donde obtuvo en 1974 un título en física que le llevaría a trabajar como ingeniero nuclear para la marina. Mientras se dedicaba a esto una fuerte lesión en la rodilla desencadenó en una larga y aburrida hospitalización. Fue aquí cuando empezó a escribir.

Con su nuevo camino artístico empieza también el de los pseudónimos. Se adentró en varios géneros (como la novela histórica o el western) y para cada uno de ellos utilizó un nombre diferente. Robert Jordan se creó para su primer trabajo publicado de ficción especulativa, proseguir con la saga Conan de Robert E. Howard de la que sacó seis novelas y de la que editó autores posteriores.

Como dato curioso, en la misma entrevista de 1991 para Starlog que mencionaba arriba comentó que estuvo a punto de rechazar la oferta porque no se sentía seguro respecto a escribir en el universo de otro.

Una gran parte de este proceso, desde la publicación de la novela histórica The Fallon Blood hasta el final, sucedió de la mano de su editora y después pareja, Harriet McDougal.

LA EDITORA: HARRIET McDOUGAL

Nacida en 1939 en una familia conservadora también de Charlestone, Harriet Popham McDougal Rigney tuvo un padre militar que vivió Pearl Harbor, una madre todoterreno y una hermana mayor con la que se llevaba veintiún años. Estudiante modelo intentando evitar así terminar en un internado para señoritas, entró a Harvard en una época de gran machismo.

Consiguió su titulación con especialización en inglés, disfrutó un tiempo de vuelta en su ciudad natal y terminó buscando trabajo en Nueva York donde se casó con Ed McDougal, se interesó por el movimiento feminista y tuvo un hijo. Aquí empezó su trabajo como editora, oficio en el que persistió incluso después de divorciarse y verse como la fuente de ingresos de su pequeño.

En ese ambiente conoció y fue compañera de trabajo de Tom Doherty, más tarde fundador de Tor y quien la convertiría en editora jefe para su gran proyecto. A pesar de que para ese punto McDougal se había mudado de vuelta a Charlestone, para Doherty era tan importante contar con ella que le asignó el puesto dándole igual la localización remota. De hecho, asegura, es la mejor editora que ha conocido.

En este momento nos encontramos en un período de impresionante efervescencia especulativa, los setenta/ochenta, y ella se convertiría en una de sus grandes arquitectas. Entre sus trabajos más destacados al margen de la Rueda del Tiempo están, por ejemplo, el juego de Ender y la Compañía Negra.

A mí en especial me gusta destacar que, en parte gracias a su labor en la editorial, el primer libro de Tor fue de una autora: Forerunner, de Andre Norton, escritora de ciencia ficción desde 1934 y que empezó su carrera bajo seudónimo masculino.

También os aviso de que es una de las cosas más tiernas del mundo leerla hablar sobre su marido, sobre su dulzura, fuerza, la manera en la que se ponía nervioso dándole regalos o cómo se ganó a el cariño de su hijo.

Después de este breve desvío volvamos al tema. Harriet McDougal estaba en Charlestone trabajando de editora jefe y, en una librería, una vendedora le habló de un escritor que estaba haciendo novela romántica. Interesada le dejó sus datos. Al final resultó que Rigney/Jordan no iba a escribir eso de verdad, pero su relación laboral y luego sentimental despegó.

Después de Conan y The Fallon Blood, llegaría en 1990 el ojo del mundo, primera novela de la rueda del tiempo. Esta saga ocuparía la vida de autor y editora desde la firma del contrato, en el 84, hasta el triste fallecimiento de Rigney.

Aunque hacia los últimos libros que llegó a publicar de la saga McDougal asegura que ya no tenía mucho que ofrecerle como editora, es conocida, además, como la encargada de los títulos para cada capítulo.

LA LLEGADA DE BRANDON SANDERSON

El 23 de marzo de 2006 apareció en la revista Locus una carta que devastó a los fans a lo largo y ancho del mundo: Robert Jordan anunciaba su diagnóstico de amiloidosis con cardiomiopatía, una enfermedad rara de la sangre que con tratamiento le daba una esperanza de vida de solo cuatro años más.

En ese momento la publicación de la rueda del tiempo iba por el tomo once, cuchillo de sueños, y en su artículo Jordan aseguraba (en un tono de broma) que aún le quedaban treinta libros más y que pensaba terminarlos todos.

Como tristemente os podéis imaginar, esto no llegó a suceder. Falleció en 2007 sin poder llegar a publicar ninguno más.

Durante su vida había sido conocida su posición de que lo que no llegase a publicar fuese destruido para que ningún otro autor retomase la saga, pero no fue algo que mantuviese durante su última época. Encomendó a McDougal buscar un escritor y dejó todo lo que pudo adelantado y explicado para un último volumen que se llamaría un recuerdo de luz.

Con 32 años y dos libros publicados en ese momento (Elantris y el Imperio Final) aparece entonces en la historia Brandon Sanderson, un gran fan de la saga que dolido por la noticia y sin saber lo que vendría después le dedicó una elegía en su web.

El texto llegó a manos de McDougal de parte de una amiga que estaba recopilando palabras bonitas sobre Jordan para animarla. En lo alto de la pila estaba Sanderson. La editora, viendo que era escritor y además de Tor, se puso en contacto con el fundador para pedirle alguno de sus libros. Así llegó a sus manos el Imperio Final.

Le pareció que entendía bien a su marido aunque era un poco más oscuro y pensó que, al fin y al cabo, un poco de esa oscuridad podría convenir al final de la saga según los protagonistas se iban acercando a su destino. Con todo esto en la mano decidió ofrecerle la peligrosa y jugosa misión de terminar una de las sagas más famosas e importantes del género.

Varias llamadas perdidas y un e-mail de te prometo que no soy tonto, Harriet, después, el escritor de Nebraska aceptaba el encargo. Aún hubo aquí un período de espera (McDougal no había terminado de leer aún el Imperio Final), pero el acuerdo en realidad ya estaba cerrado.

Se reunieron en casa de la pareja sureña, en Charlestone, y allí sucedió el momento en que la obra pasó de manos y Sanderson pudo leer el final. Todas esas partes se dividieron entre el epílogo y algunos trozos previos y, durante cinco años, ante el inmenso volumen de información, trabajó en lo que finalmente fueron tres libros.

Y la rueda del tiempo volvió a girar.

WEBGRAFÍA

Una gran cantidad de información la he sacado de una web de fans de la rueda del tiempo llamada THEORYLAND. Sus participantes se han tomado la molestia de hacer un archivo indexado de sus entrevistas, un trabajo fabuloso. Podéis hacer vuestras propias búsquedas en: https://www.theoryland.com/wheel-of-time-interview-search.php (consultada por última vez el 24/10/2021)

Os dejo con una selección de las que he leído y extractos con términos de búsqueda para hacerme una idea de sus opiniones:

CARTA DE ROBERT JORDAN PARA LA REVISTA LOCUS SOBRE SU ESTADO DE SALUD (consultada por última vez 24/10/2021)

The Wheel of Time: The Robert Jordan Story para Tor.com (consultada por última vez el 24/10/2021)

Sobre Harriet McDougal:

Sobre Brandon Sanderson:

Mis libros favoritos de terror y misterio

¡Otoño! Septiembre da el pistoletazo de salida a la spooky season, mi periodo favorito del año. Otra de las cosas que más me gusta es bucear en las listas de gustos y recomendaciones de otras personas así que he decidido unir ambas pasiones y, por qué no, escribir una propia.

Sin ningún orden en particular, vamos a ello:

1.El papel amarillo (también podéis encontrarlo como el papel pintado amarillo, dependiendo de la traducción) de Charlotte Perkins Gilman.

Narrado como si fuese una colección de entradas de un diario, es la historia de una mujer a la que ordenan guardar reposo por una ligera tendencia histérica después de tener un hijo. Esta es una de las obras más oscuras, dolorosas e inquietantes que he leído. Me impresionó una barbaridad y siempre que pienso en ella se me sigue haciendo un nudo en la garganta.

2. La pata de mono y otros cuentos macabros de W.W. Jacobs

Hablando de terror tengo un gusto especial por las historias clásicas con climas ominosos, mansiones con madera que resuena, obsesiones, deseos que salen mal y pérdidas. Y, dentro de esto, pocas historias me gustan tanto como la pata de mono. La habéis visto mil veces y os aseguro que aún así merece la pena.

3. Lestat el vampiro de Anne Rice

No sabía si poner Entrevista con el Vampiro o Lestat y al final me he decantado por el segundo. Este relato de un gótico contemporáneo cogió el mito del vampiro noble, elegante y adinerado y dio varios pasos adelante, marcando para siempre el género. Es un libro seductor, marcó mi adolescencia y la de mis amigas, y está escrito con una gran belleza y tristeza.

4. El resplandor de Stephen King

En esta lista, sí o sí, tenía que aparecer Stephen King. Tengo una relación complicadísima con este autor, me desagrada muchísimo leerle, me enfado bastante, hay veces que me digo a mí misma que no voy a volver a coger un libro suyo en la vida. Es el anti yo. Y sin embargo ahí estoy, una y otra vez, devorando sus libros. No sabría decir cuál es mi favorito. Quizá la Torre Oscura. Aquí he decidido poner El Resplandor porque fue el primer libro suyo al que me enganché y tiene un valor especial para mí.

Lo que más me gusta de sus novelas es el universo compartido entre todas que, siento, es una de las cosas que más le destaca en el género.

5. Siempre hemos vivido en el castillo de Shirley Jackson

En un momento dado de mi vida empecé a preguntarme si realmente el terror me gustaba tanto como la fantasía y la ciencia ficción. Estaba en una crisis absoluta de fe en el género. Entonces, animada por varios comentarios de conocidos sobre Shirley Jackson, empecé con la historia de Merricat y la familia Blackwood y amé cada página. Reencontré la pasión en sus menos de doscientas páginas.

6. Los cuentos de Edgar Allan Poe

Entré a la fantasía muy pequeña y se convirtió en mi género favorito de manera instantánea. Pero, antes de todo eso, lo que me enganchaba eran las historias de terror de R.L Stine, Bécquer y Poe. Sobre todo este último. No os puedo decir que entonces entendiese mucho pero me gustaba la atmósfera y comentarlos con mi madre. Hoy en día algunos de sus relatos se siguen contando entre mis favoritos y adoro las versiones ilustradas de Benjamin Lacombe.

7. Las luminosas de Lauren Beukes

Hace ya muchos años este libro fue el niño mimado de booktube y la blogosfera. De todo lo que hay en esta lista es, creo, el más raro y el que me parece más difícil de recomendar. Es una especie de thriller con escenas de terror durísimas, viajes en el tiempo, una narrativa muy fragmentada, plagado de historias cortas dentro de una trama mayor, y que sigue la historia de un asesino en serie de mujeres. Cuando lo puntué no llegué a darle las cinco estrellas pero tiene un hueco en esta lista porque es una de las novelas en las que más pienso. El año que viene (2022) la autora va a ir al festival Celsius así que, si no le disteis un tiento en su día y tenéis planeado pasar por Avilés, quizá queráis darle una oportunidad.

8. El océano al final del camino de Neil Gaiman

Mi libro favorito de Neil Gaiman. Desgarrador, doloroso y a la vez tierno tiene un argumento un poco difícil de resumir. El narrador vuelve la vista atrás cuarenta años para contarnos unos sucesos de corte fantástico con mucho terror e imaginación que sucedieron cuando era niño. Esto incluye a otra pequeña llamada Lettie, que dice que el estanque de su zona es, en realidad, un océano.

9. La novena casa de Leigh Bardugo

Lo que más tienen en común los libros en esta lista es el sentimiento de congoja e impotencia. La novena casa en cambio me produjo ira y es un sentimiento al que no estoy tan acostumbrada en una historia de terror. Técnicamente, por encima de todo, es un libro de misterio y asesinato como en el caso de las Luminosas. Pero, de nuevo, el terror es innegable. Aquí seguimos la historia de Alex Stern, una estudiante en una universidad de élite que se ve envuelta en un lío de fraternidades, espíritus y cosas muy turbias mientras intenta definirse.

Escribí más sobre esta novela aquí.

10. Sombras para el silencio en los bosques del infierno de Brandon Sanderson

Recuerdo haber estado con una novela de Sanderson (Estelar, la segunda parte de Escuadrón) y, viendo los pequeños puntos de terror, desear que se lanzase al género de manera más sólida. Lo que había ahí me pareció espectacular. Entonces llegué aquí, un relato que podéis encontrar tanto en la antología Dangerous Women como en el Arcanum Ilimitado, y sí, todo lo que pensaba que podía hacer este autor lo hace.

No reescribe el terror, no cambia el género ni inventa la rueda, va a lo contrario. Plaga el relato de referencias, utiliza sus fuertes en la fantasía aplicados aquí y ofrece un resultado soberbio.

Tenéis mi reseña del Arcanum, donde hablo un poquito más de este relato, aquí.

EXTRAS:

11. Frankenstein de Mary Wollstonecraft Shelley

Os voy a ser muy sincera. La primera vez que leí Frankenstein no me gustó y, aunque en lo conceptual me atraía mucho y todo en la autora me parecía llamativo, no fue hasta descubrir que compartíamos cumpleaños cuando empecé a indagar más, a obsesionarme y, finalmente, disfrutar tanto a Mary Shelley que terminé dedicándole mucho espacio en esta web. El motivo más tonto del mundo, lo sé.

Aún así, merece la pena. Creo que no se puede intentar ahondar en estos géneros y no terminar interesado al menos en parte de ella y de Frankenstein.

Podéis ver la ilustración maravillosa que hizo Stelladia de la autora y lo que llevo de su especial aquí.

12. El alma del vampiro de Billy Martin

Recuerdo muy poco de esta novela excepto el Carnaval, a Zillah, el brillo verde en los ojos, Fantasma y el chartreuse. El alma del vampiro fue la responsable de que en mi 18 cumpleaños probase la susodicha bebida y marcó una época de mi obsesión vampírica. Tengo planeado releerla pero tengo sospechas de que esta vez no me va a gustar tanto. Aún así, de momento, la dejo aquí en un espacio extra.

Reseña: Arcanum Ilimitado (Brandon Sanderson)

Autor: Brandon Sanderson
Ilustradores: Isaac Stewart/Ben McSweeney/Dave Palumbo y diseño por Greg Collins
Editorial: Nova
Fecha de publicación original: 2017
Precio: 27’90 (e-book 6’99)
Páginas: 650
ISBN: 978-8466662321
Traducción: Manuel Viciano, Manuel de los Reyes y Rafael Marín Trechera
Colección: Antología de historias del Cosmere

¿QUÉ ES EL ARCANUM ILIMITADO?

La mayor parte de la obra de Sanderson se engloba en un universo conocido como el Cosmere, un conjunto de sistemas planetarios con una historia común de la que iba dejando guiños aquí y allá. Con el paso de los años, su importancia narrativa ha ido creciendo y probablemente nunca tanto como en el archivo de las tormentas y el arcanum ilimitado.

Aquí recoge nueve narraciones en seis de estos conjuntos, la mayoría viejos conocidos de sus lectores, y resuelve alguna que otra incógnita.

Uno de sus grandes atractivos son las ilustraciones, que podéis ver en la web del autor.

Si notáis en esta reseña falta de mención al trabajo de traducción es porque lo he leído en inglés.

En caso de que tengáis curiosidad el enfoque de la portada británica, aunque siguiendo la idea de un compilador de historias, es diferente. Podéis verla aquí y es obra de Sam Green y Tomás Almeida. La de la edición de Nova es la original estadounidense.

¿CÓMO ES EL ARCANUM ILIMITADO?

Sanderson siempre ha dicho que su fuerte no son las historias cortas y, si coges este ladridllo, en lo primero que vas a notarlo es en que la extensión de cada apartado es bastante larga. Alguno es de hecho una novela corta, noveleta, novelette, o el término que os resulte más simpático utilizar. Sería comodísimo llamar a esto una compilación de relatos a la hora de escribir la reseña, pero no es exactamente su formato.

Uno de los múltiples atractivos de este autor es cómo su pasión por las historias, en general, en distintos medios, desborda en su literatura. En este tipo de historia se notan más los guiños y es bastante divertido ir reconociéndolos.

Las secciones están divididas por sistemas, entendido esto como conjuntos de planetas con Sol. Tienen por un lado introducciones realizadas por Khriss, una saltadora de mundos, y, por otro, al final de cada uno, una pequeña explicación del propio autor sobre su creación.

Dicho esto, como todas las compilaciones en mi experiencia, el Arcanum es desigual. Algunas me han fascinado, otras me han gustado sin más y luego están las que me han aburrido. Así que hablemos de ellas una por una.

EL ALMA DEL EMPERADOR (Sel)

El sistema Sel corresponde al de Elantris, pero la historia no está relacionada. Fue publicada ya en 2012 y ganó el premio Hugo a mejor novella (tiene 31.925 palabras, no bromeo cuando os digo que esto una colección de relatos no es). La historia sigue a Shai, una falsificadora mágica que ha sido atrapada y a la que plantean un difícil contrato a cambio de su supervivencia.

El sistema mágico y su filosofía son muy atractivos, la protagonista carismática y no tengo ningún problema con la trama. Siento que el misterio y el paso del tiempo están muy bien construidos pero a la vez se me hace un poco larga. Tiene una gran secuencia final, en la que va atando las anticipaciones, a la altura de cualquier buena historia de timos.

Puntuación: 4 de 5.

LA ESPERANZA DE ELANTRIS (Sel)

Mismo universo pero esta vez sí relacionado con Elantris. Tanto es así que narra, directamente, una parte de la novela desde otro punto de vista. Es también una historia antigua, de 2006, y aunque se vendió durante un tiempo, al final apareció gratis en la web de Sanderson. Sigue aquí.

Tengo muchísimo cariño a Elantris así que la oportunidad de saber más de Raoden y compañía siempre se agradece. Sin embargo no puedo decir que esta historia me guste. No creo que sea mala, pero no he encontrado a los personajes atrayentes y me sentía bastante distanciada de la acción. Las interacciones me parecían un poco forzadas, como si no tuvieran química entre ellos.

Puntuación: 2 de 5.

EL ÚNDECIMO METAL (Scadrial)

Scadrial, probablemente uno de los escenarios más famosos de Sanderson, es el hogar de los Nacidos de la Bruma. Repite además uno de los personajes más populares de la primera saga, Kelsier, del que vemos parte de su pasado. Hizo su primera aparición en el juego de rol de mesa de los libros y está pensada, por ello, para ser asequible también a personas que no leyesen la saga principal. Tiempo después apareció de manera gratuita también en su web.

La historia es sobre todo una presentación de ambientación y sistema mágico, tiene un poco de chicha si ya conoces la trama y es divertida en general. Yo disfruto cada pieza del puzzle de Kelsier que nos da, aunque reconozco que no es una obra maestra imprescindible.

Puntuación: 3 de 5.

EL ALOMÁNTICO JAK Y LOS POZOS DE ELTANIA, CAPÍTULOS 28 A 30 (Scadrial)

Nos vamos ahora a la Era 2 de Nacidos de la Bruma, en este caso también escrita en primer lugar para el juego de rol. Eso sí, esta no es introductoria. Si la leéis antes de Aleación de Ley vais a tener spoilers y además no os vais a enterar de mucho.

Para los que sí leyeseis a Wax y Wayne, el alomántico Jak aparece mencionado como un héroe de historias serializadas y esta es una de ellas. Aparece en concreto con las anotaciones de su compañero Handerwyn, un narrador bastante cínico y gracioso que le da bastante chispa a la historia.

Por un lado como relato no es nada del otro mundo, pero por otro tiene algunas de las referencias e inspiraciones más interesantes en la obra de Sanderson. Para que no quede una entrada inmensa y poder hablar de ello en detalle le dedicaré una entrada a parte en el futuro.

Puntuación: 3 de 5.

NACIDOS DE LA BRUMA: HISTORIA OCULTA (Scadrial)

Otra novella, de nuevo en el mundo de Nacidos de la Bruma, y esta vez con spoilers para toda la saga (las dos eras). Antes de ser parte del Arcanum apareció suelta como e-book. Con 44.981 palabras es una de las más largas en la compilación.

No voy a hablar de su argumento porque no podría decir nada que no la destripase, no por nada su nombre es historia oculta. Lo que sí os diré es que aunque hubiese sido solo por esta historia ya habría comprado el libro. Ha cumplido con todas mis expectativas, me ha encantado. El protagonista es soberbio (en más de un sentido) y su evolución es de mis cosas favoritas en la fantasía.

Puntuación: 5 de 5.

ARENA BLANCA (Taldain)

Viene dividido en dos partes. La primera es un cómic (adaptado por Rik Hoskin, dibujado por Julius Gopez y con Marshall Dillon de rotulista). Lo que aparece es un extracto en blanco y negro de la trilogía que conforma la obra completa. Después viene el texto original de Sanderson, que es una de las primeras obras del autor. Taldain no ha aparecido de momento en ninguna otra obra.

La introducción que tenemos en el Arcanum es la historia de Kenton, un mago de arena que intenta probarse a sí mismo ante su padre y compañeros.

Es con diferencia lo que menos me gusta de la compilación. El sistema mágico me encanta pero todo lo demás me aburre, tanto aquí como en el tomo uno completo. Los personajes se me hacen demasiado básicos, a los momentos que se supone que tienen que ser graciosos no les veo la chispa y lo de poner flechas para indicar el orden de lectura de las viñetas se me hace rarísimo. Aún así no tengo queja en el apartado gráfico.

Puntuación: 1.5 de 5.

SOMBRAS PARA EL SILENCIO EN LOS BOSQUES DEL INFIERNO (Threnody)

Su primera publicación fue en la antología de Martin y Dozois Dangerous Women, donde se recogían relatos que tuviesen en común protagonistas femeninas. La historia sigue a Silencio Montane, propietaria de un establecimiento en un lugar con un nombre tan evocador como Bosques del Infierno.

Sanderson asoma la patita en el mundo del terror y lo que hace es, para mi gusto, simplemente soberbio. Admiro cada página de este relato, me maravillan los personajes y la ambientación es excepcional. Igual que pasa con el alomántico Jak tiene una serie de referencias literarias muy claras que me atrapan. La primera, por ejemplo, está en la introducción, cuando quiere enseñar cómo las apariencias engañan y mete un guiño a la importancia de llamarse Ernesto de Oscar Wilde.

Este relato es la primera vez que aparece Threnody y espero que no sea la última.

Puntuación: 5 de 5.

SEXTO DEL OCASO (Primero del Sol)

Nacido de una sesión de improvisación en el podcast de escritura de Sanderson (Writing Excuses) apareció anteriormente en una compilación con obras del resto de locutores llamada Shadows Beneath. Que yo sepa no ha sido publicada en España. El sistema en el que ocurre no había aparecido antes así que no tiene spoilers pero avanza un poco del Cosmere.

En Sexto del Ocaso seguimos la historia de un trampero del mismo nombre y de un archipiélago (basado en Polinesia) donde residen los misteriosos Aviares. Tiene mucho de Parque Jurásico pero con un protagonista introvertido, una narrativa más lenta y bastante silencio. Me ha gustado mucho, es bastante atípica dentro de la obra de Sanderson y creo que muy llamativa. En teoría ya está escribiendo una segunda parte y estoy deseando hincarle el diente.

Puntuación: 5 de 5.

BAILARINA DEL FILO (Roshar)

Novella original del Arcanum y la más larga (51.324 palabras). Sigue a Lift, uno de los personajes de los intermedios en el Archivo de las Tormentas y que va ganando importancia en la saga. Está pensada para leerse entre Palabras Radiantes y Juramentada porque contiene detalles importantes de la trama. Yo la he leído después de Juramentada y no he sufrido, pero si queréis una versión completa del Cosmere y sin spoilers ahí tenéis los datos.

La verdad es que para mí ni fu ni fa, en parte porque la protagonista me da un poco igual. No es que el personaje tenga nada de malo, que no sea carismática o que le vea algún fallo. Es algo completamente subjetivo. Tiene todo lo que suele gustarme pero por algún motivo no ha encajado conmigo. Quizá si fueran menos páginas podría haber entrado mejor.

Puntuación: 3 de 5.

¿PARA QUIÉN ES EL ARCANUM ILIMITADO?

Fans muy fans de Brandon Sanderson. Aunque Sombras para el Silencio, el Alma del Emperador, Arena Blanca y Sexto del Ocaso puedan leerse sin ningún tipo de contexto las demás requieren conocer el Cosmere y saber en qué momento entre la lectura del resto de novelas se ubican.