Reseña: an Unkindness of Magicians (Kat Howard)

  • Autora: Kat Howard
  • Año de publicación: 2017
  • Editorial: Simon & Schuster
  • Precio: 15’55€
  • Páginas: 384
  • Colección: an Unkindness of Magicians 1/2
  • ISBN: 978-1481451208
  • Género: fantasía urbana

¿QUÉ ES AN UNKINDNESS OF MAGICIANS?

Una gran parte de los magos de Nueva York formó, mucho tiempo atrás, una sociedad estratificada, clasista y racista que denominaron el Mundo Oculto. Se separaron en Casas y, como os podéis imaginar, se pelearon mucho.

En períodos de tiempos de unos veinte años empezaron a celebrar un torneo que les permitía matarse entre ellos legalmente y mover las fichas del tablero político. Esta vez una de estas eras se ha adelantado y es cuando aparece nuestra protagonista, Sidney, una mujer misteriosa que arrastra un fuerte deseo de venganza.

Algunas personas han definido este libro como Harry Potter para adultos. En lo personal no me gustan mucho ese tipo de comparaciones pero entiendo de dónde viene y, con todos los guiños que mete la autora, es posible que fuese de hecho la intención. A mí me recuerda más al estilo de Lauren Beukes en las Luminosas.

¿CÓMO ES AN UNKINDNESS OF MAGICIANS?

La Rueda del Destino ha comenzado su Giro. Cuando termine la rotación, todo epezará de nuevo.

Lo primero que llama la atención, desde la presentación, es el estilo cinematográfico que invade la novela. Es muy visual, buscando constantemente imágenes llamativas que contraponen lo extravagante y lo cotidiano con gran habilidad.

Después llega lo que para muchos puede ser una curva de aprendizaje demasiado pronunciada. Aunque el lector estándar de fantasía va a reconocer más o menos cada uno de los pasos, en especial por Harry Potter, Kat Howard te lanza a una novela cortísima con nueve puntos de vista y sin poder detenerse demasiado a explicarte nada, haciendo que hasta que le coges el punto pueda chocar un poco.

A mí no me ha molestado, me han gustado todos los personajes menos uno y creo que la información que da es suficiente para apreciarles u odiarles rápido y que funcione. El punto débil lo tiene en uno de los antagonistas, Miles Merlin, y siento que es en gran medida por la falta de espacio. Es demasiado cliché y, sobre todo, siento que su objetivo era parecer muy inteligente y manipulador y ninguno de sus planes está a la altura. A esto volveré un poco en el final.

Una vez que conocemos a todos los actores involucrados en la novela va construyéndose un in crescendo magnífico apoyado en un trasfondo cada vez más oscuro y espeluznante.

En mi opinión una de las cosas que mejor hace Kat Howard es no sorprenderte. Suena un poco raro pero cuando lo lees tiene mucho sentido. La novela quiere enfrentar al lector con todas las cosas que sabemos y sospechamos pero pasamos por alto por un motivo u otro. Todas estas realizaciones se van desplegando con maestría hasta que llegamos al clímax de la novela.

Con honestidad me ha parecido un poco anticlimático. A partir de cierto punto empieza a resolverse la trama demasiado rápido, demasiado porque sí. Quizá eso no me habría molestado si no fuese porque el evento final subraya los fallos en la construcción del antagonista que mencionaba antes, y le da a la protagonista una conclusión que a mí no me ha terminado de cuajar.

Aún así me lo he bebido como todo el resto de la novela y creo que no desmerece al resto de la lectura. An Unkindness of Magicians es una de estas obras que te atrapan, es muy fácil ir pasando páginas.

Otra de las cosas que he apreciado mucho son los guiños.

Los de Harry Potter, como decía, son bastante reconocibles (llega a mencionar con nombre y apellido a Hermione Granger y está bastante claro que el argumento es una versión aún más turbia del torneo de los tres magos).

Una de las Casas se llama Merlin. Esto es bastante obvio y lógico. Lo que no lo es tanto es que el nombre de uno de sus miembros más destacados, Ian Merlin, proviene probablemente del protagonista de una serie de la BBC, de 1979, llamada The Boy Merlin, que tenía como actor protagonista a Ian Rowlands.

La Casa Prospero es un guiño Shakespeariano. Es el nombre del mago protagonista de la Tempestad y la jefa de la Casa, Miranda, es el nombre de la hija de este personaje.

Como esta entrada no tiene spoilers voy a dejar aquí las comparaciones pero son muchas e interesantes y le dan un sabor muy especial a la novela. Es de mis cosas favoritas.

Aunque tiene proyectada una segunda parte la novela se publicó como autoconclusiva. Tiene un final lo suficientemente cerrado para que funcione suelta y pero también para dejar con ganas de más.

¿PARA QUIÉN ES AN UNKINDNESS OF MAGICIANS?

Si os gustan las historias de magos y la magia en general os lo recomiendo mucho. También si buscáis una lectura con una trama densa pero que no haga difícil pasar las páginas, que enganche y que no os lleve trescientos tomos leer.

Puntuación: 4.5 de 5.

Reseña: entrevista con el vampiro (Anne Rice)

  • Autor: Anne Rice
  • Editorial: B de Bolsillo (ediciones B)
  • Fecha de publicación original: 1976
  • Precio: 9’95€
  • Páginas: 384
  • ISBN:  978-8490707838
  • Traducción: Marcelo Covian Fasce
  • Colección: Crónicas vampíricas (1/12)

No te enamores tanto de la noche como para perder tu camino.

El cinco de mayo de 1976 se publicaba el libro que cambiaría el panorama de la ficción vampírica para siempre: entrevista con el vampiro.

No es que ofreciese algo completamente novedoso, por ejemplo un par de años antes ya se había empezado a publicar en el otro extremo del mundo el clan de los Poe, de Moto Hagio, pero Rice fue quien se hizo con el trono de la fama internacional y pavimentó el camino de la nueva ficción gótica escrita por mujeres.

Si buscáis una lista de novelas de vampiros podréis observar que su publicación se divide en dos corrientes. Una es cuando se pone de moda utilizarlos como criaturas salvajes y la otra el prototipo de noble adinerado sin escrúpulos que popularizó Polidori. Anne Rice optó por esta última y perfeccionó los matices y giros que hoy encontramos más a menudo en el género.

La piedra angular pretendía ser Louis de Pointe du Lac, un vampiro obsesionado con la búsqueda de dios y el seguimiento de una vida moral. Aquí uno de los trazos de maestría de Rice fue no delimitar al personaje por lo que un humano consideraría bueno, si no medirle con unos estándares aplicables a lo sobrenatural. Louis no es una persona más intentando ser bondadosa, es una criatura de muchos años con una concepción del mundo formada a través de unas experiencias diferentes.

La gente que deja de creer en Dios o en la bondad sigue creyendo en el mal.

Sin embargo, aunque Louis es muy llamativo por sí solo, las dos estrellas de la historia resultaron ser los secundarios.

Por un lado está el famosísimo Lestat de Lincourt. No solo es el favorito de los fans, también de la autora, que de hecho después de esta novela centraría todos los libros de las crónicas en él. Es uno de esos personajes que, aunque puedes definir, siempre vas a quedarte corta. Es histriónico, dramático, aterrador, en ocasiones tira hacia el patetismo y siempre está rodeado de un aura carismática y misteriosa. Su brújula moral parece haber sido alterada por elementos aún ajenos a la historia en esta primera novela y la manera en la que navega el vampirismo resulta magnética para el lector.

Su relación con Louis ha hecho correr ríos de tinta en los que no voy a ahondar de momento por no hacer spoilers. Baste decir por ahora que nunca funcionan tan bien como cuando aparecen juntos y que el lector llega a percibir muchas cosas que el narrador no parece capaz de ver. Esto otorga a la novela, que es autoconclusiva aunque las crónicas sean larguísimas, la sensación constante de que te falta algo. Y lo digo en un buen sentido.

Ser un vampiro para él significaba venganza. Venganza contra la propia vida.

Por otro está Claudia. En 1972, cuatro años antes de que apareciese la novela, la hija de la autora fallecía de leucemia con solo cinco años. Todo en entrevista con el vampiro gira en torno a esta desoladora experiencia y a la educación cristiana que había recibido Rice, pero nada lo hace tanto como el personaje de la niña inmortal. No es la primera pequeña vampírica de la historia, de hecho la propia Moto Hagio antes mencionada creó un personaje muy similar, pero sí es, en mi opinión, la más interesante.

Cuando hablamos de personajes infantiles en literatura casi todo está guiado por la idea de Alicia y de Peter Pan. Claudia les hace de contrapunto oscuro. Si las historias antes mencionadas tratan el paso a la edad adulta, Anne Rice se recrea en ese momento específico de lo que, para una niña técnicamente muerta, nunca puede ser. Es descorazonador y está escrito de una manera soberbia.

También hay otros personajes interesantes en la novela, de los cuales Armand y su teatro de los vampiros son los más destacables. De nuevo, igual que con la presentación de Louis, aquí la autora hace un trabajo maravilloso en describir a estas figuras que, aunque en cuerpos humanos no son como nosotros.

La representación del amor y de un tipo de sensualidad que no abarca lo que solemos considerar como sexual ayuda mucho a estos aspectos de la historia.

La ambientación de entrevista es también espléndida. Por momentos puedes sentir el calor y la vida de Nueva Orleans, la exquisitez de París o el frío y la humedad de Europa del Este. Anne Rice ha asegurado en varias entrevistas no haber hecho una gran investigación de los mitos vampíricos antes de su novela, pero es capaz de conjugar todos sus elementos principales en una historia redonda.

Dios mata y nosotros también.

Tiene una manera de escribir densa y onírica, existencialista. Soy una lectora impaciente y este no suele ser mi tipo favorito de narrativa pero me es imposible no caer en su mundo oscuro, lleno de luto y de estancamiento. Toda la novela habla de aquello que no dejamos ir, de cómo el tiempo pasa y puede parecer eterno, todo cambia a nuestro alrededor y a veces nosotros no somos capaces de evolucionar con ello.

Entrevista con el vampiro es un libro muy triste. Ha supuesto para mí embarcarme en muchos sentimientos difíciles y desagradables y, a la vez, no poder despegar la nariz del libro. La primera vez que lo leí, en la adolescencia, quedé prendada del ambiente, de la música clásica, del teatro y de la elegancia. La segunda vez me he enamorado de la desesperanza que desprende, de la escritura de Rice y del soberbio retrato que hace del luto.

Y ahora ¿todavía quieres la entrevista?

Puntuación: 5 de 5.

Reseña: muerto hasta el anochecer (Charlaine Harris)

  • Autora: Charlaine Harris
  • Editorial: DeBolsillo/Pandora
  • Fecha de publicación original: 2001
  • Precio: descatalogado
  • Páginas: 384 (DeBolsillo)
  • ISBN: 9788466322829
  • Traducción: Aitor Solar Azcona
  • Colección: los misterios de los vampiros del sur (1/13 + acompañantes)

Cuando el vampiro entró en el bar, yo llevaba años esperándolo.

¿QUÉ ES MUERTO HASTA EL ANOCHECER?

Si los misterios de los vampiros del sur ya eran muy famosos por sí solos creo que, tras el estreno de la serie de televisión True Blood, el alcance es espectacular. Aún así os cuento un poco el argumento para ir entrando en materia:

Sookie Stackhouse vive en un pueblo del sur de Estados Unidos. Es guapa, cabezota, atrevida, puede leer mentes y trabaja de camarera. Su vida, y la de todo el mundo, cambia con la aparición de la sangre sintética embotellada, un invento que permite a los vampiros ocupar espacio en la vida pública y que llevará a su vida al vampiro Bill y un montón de problemas.

¿CÓMO ES MUERTO HASTA EL ANOCHECER?

Antes de nada voy a daros un consejo ahora que han pasado bastantes años. Sé que es difícil, pero intentad leerlo sin pensar en la serie de televisión. Con ella en la cabeza es probable que os decepcione en un sentido u otro.

Si True Blood destaca desde el principio por una galería de secundarios y subtramas grande, muerto hasta el anochecer lo hace por centrarse casi exclusivamente en Sookie y Bill con pequeños destellos de Sam, Eric, Jason y la abuela Stackhouse. Es muy cortito, podríamos decir que una introducción que se lee muy rápido y de verdad os recomiendo verlo así.

Dicho esto, es un libro divertidísimo. Las páginas se pasan casi sin darte cuenta y congenio mucho con el humor de Charlaine Harris.

La idea de poner a tu vampiro protagonista el seductor, principal interés romántico, como un señor con el nombre Bill, soso y vestido como el típico señor en fachaleco tiene mucho más mérito del que quizá estéis pensando. En lo personal, no me gusta Bill ni aquí ni en la serie de televisión, pero el personaje en el libro está construido de una manera maravillosa. Es tan ridículo y se toma tan en serio a sí mismo que me resulta hilarante.

He empezado por él porque adoro cómo se mezcla eso con lo asertiva que es Sookie y la enorme confianza que tiene en sí misma.

Puede que no tenga educación y que sea ingenua, pero no soy estúpida ni inculta.

Su relación desde el principio está basada en que para ambos es cómodo estar juntos, tienen las hormonas revolucionadas y son muy guapos. Y la verdad es que lo adoro porque más que un sentimiento de instalove genera naturalidad y bastante diversión.

Y es una cosa que me encanta de Sookie, cómo su sentido de la practicidad invade la novela. Cómo se expresa, las decisiones que toma, sus interacciones con el resto de personajes. Ni la hacen ni buena, ni que empatices, si no que la convierten en el condimento necesario para esta historia de cinismo sureño.

Esto es importante porque la ubicación, el norte rural de Luisiana, es uno de sus elementos más destacados. Harris utiliza los estereotipos que van asociados a esa zona de Estados Unidos, desde el racismo a la hospitalidad, los estira hasta el extremo y les añade tener que lidiar con vampiros. Y lo hace muy bien.

Los secundarios son, quizá, el punto más débil de la novela. Es muy extraño decir esto en un libro en que sale Eric y Eric, es, simplemente, genial. Pero todos los demás son bastante olvidables, o, como en el caso de Sam, irritante.

El vampiro que me señalaba Bill era desde luego atractivo. De hecho era radiante: rubio, ojos azules, alto y de anchos hombros. Llevaba puestos unos vaqueros, un chaleco y botas, y nada más. Se parecía a los hombres de las portadas de las novelas rosas. Me dio miedo hasta el tuétano.

Y eso que en las descripciones que hace Sookie de su hermano están algunos de los momentos más divertidos del libro.

No es un libro feminista o que presente una diversidad positiva, pero si es un libro que utiliza todos los elementos a su alcance para hacer una parodia muy bien llevada de lo contrario. Tanto es así que la autora no necesita esforzarse en crear un malo bien definido, la ambientación se encarga de que no haga falta.

Por otro lado sé que todos, incluida yo, nos acercamos a los misterios de los vampiros del sur por las tramas románticas. Es desde luego la base del argumento. Pero que eso no nos haga olvidar que muerto hasta el anochecer es también una fantasía urbana con elementos muy reseñables.

Para empezar la idea de la sangre sintética es estupenda. De ahí vamos a la historia de qué son los vampiros, siendo la versión pública una supuesta enfermedad y no que se trate de muertos vivientes. Y con eso Harris navega muy hábilmente el terreno de los medios de comunicación y la manipulación de la gente con dinero. Con todos estos elementos corona una novela sobre prejuicios y vivir en sociedad.

En este punto voy a volver a recalcar que este no es un libro feminista o que haga buenas representaciones. Pero, aún así, lo que mueve la historia son asesinatos de mujeres, cómo se las juzga y la manera en la que el pueblo de Sookie reacciona. Es muy muy interesante, está muy bien hecho y subrayo que esta es una fantasía urbana que, en lo conceptual, no tiene nada que envidiar a otras que no son famosas por sus romances.

Para terminar, hablando sobre la edición ya que esta vez sí lo he leído en español, quizá habéis visto en la ficha que la novela está descatalogada. No creo que sea difícil de encontrar, pero siempre está bien saberlo. La traducción me suena poco natural a veces pero en general no tengo queja.

La criatura a la que amaba estaba en alguna parte, en un agujero bajo tierra, a todos los propósitos muerta hasta el anochecer.

¿PARA QUIÉN ES MUERTO HASTA EL ANOCHECER?

Buscas un buen romance paranormal, este es tu libro. Si te quedaste con curiosidad por la serie de televisión ¡anímate, es muy cortito y se bebe!

Puntuación: 4 de 5.

Reseña: aprendiz de asesino (Robin Hobb)

Autora: Robin Hobb
Editorial: DeBolsillo
Fecha de publicación original: 1995
Precio: 9’45€
Páginas: 392
ISBN: 9788490623114
Traducción: Manuel de los Reyes
Colección: trilogía del Vatídico (1/3)

Han pasado ya cuatro años desde que leí aprendiz de asesino pero, como he comentado ya alguna vez en otras entradas, encuentro extraño si voy a reseñar un libro de una saga no tener los previos. Así que me he puesto manos a la obra, he releído partes, reseñas, vídeos, los apuntes que dejé escritos y un resumen y con ello me siento bastante preparada para hablaros de esta novela.

La trama es bastante sencilla. Hidalgo, heredero al trono de la familia Vatídico, es conocido por sus grandes virtudes hasta que le aparece un hijo bastardo, Traspié, el protagonista de la saga y del que, en este libro, se cubre su infancia. El chico está entre dos mundos, sin pertenecer a ninguno, con casi todos desconfiando de él o señalándole como inútil. Sus relaciones familiares son como poco complicadas y solo empeoran según se va haciendo mayor y desarrollando sus habilidades.

En general no diría que es una historia de muchas sorpresas. Esto es curioso porque, como género, es una fantasía épica de intrigas políticas y suspense. Y diréis Tarsia, no puede ser una historia de suspense si no hay intriga, y yo responderé es complicado. Puede que conecte contigo más o menos, pero Robin Hobb es una gran escritora, y en concreto una que ha aprovechado las posibilidades del narrador en primera persona con una maestría digna de aplauso.

Voy a intentar explicar esto bien. La trama es muy tópica, de hecho durante el grueso del libro estaba convencida de que se llevaría unas respetables tres estrellas pero nada más. Un libro sólido pero poco memorable en resumen. Y de pronto llegó la traca final, que acelera de golpe el ritmo del libro y te da una perspectiva nueva de Traspié y de su conjunto. Es decir, no es tanto que te sorprenda como que te das cuenta de que está tan bien llevado que por momentos olvidas que un libro en primera persona es por necesidad engañoso. Que te has dejado llevar por la subjetividad del protagonista y cosas que has visto en realidad tenían un tipo de profundidad diferente.

Podría decir muchas cosas sobre este tema pero creo que Steven Erikson, el autor de Malaz, lo dice mejor que yo en su artículo How Robin Hobb’s Assassin’s Apprentice Pulls the Rug Out from Under You.

Siguiendo con el estilo de Hobb es formal y serio. No diría que sea floreado pero sí que sigue las corrientes de fantasía más clásicas a la hora de elegir cómo narrar. Cuando a eso le sumas la soledad, la tristeza, las desgracias y los animalitos sufriendo (sí, sé que aquí os ha perdido del todo a muchos) se vuelve una lectura densa. Esto no es ni bueno ni malo, depende de gustos. A mí a veces se me hace un poco pesado pero mucho menos que con otros escritores.

Como decía arriba para refrescar el libro he estado viendo la opinión de booktubers y blogs y he visto repetido algunas veces que la construcción del mundo es poco llamativa. No pienso que estén equivocados, la verdad es que lo es. Pero en este apartado está una de las cosas que más me llaman la atención a mí de la novela.

Mi Twitter ha sido un hervidero en los últimos años sobre el falso medievo en el que suele caer la fantasía épica como género. Una serie de clichés que los fans esperan y que, cuando se rompen, hacen que algunos lectores sientan que no es realista. Es decir, tu novela puede tener dragones, un ambiente europeo/británico pre América en el que coman patatas, armas sin sentido práctico, pero, por ejemplo, se espera determinada posición social de las mujeres. En cualquier caso, dejando ese tema para otro día, Robin Hobb no viene a cambiar esto. Lo saco a coalición porque aprendiz de asesino es uno de los libros de fantasía más comprometidos con el falso medievo que he encontrado.

No es una crítica, al contrario. Lo adoro.

Sé que hay muchos lectores de épica que se acercan al género por el sentimiento de maravilla. Para que aprendiz de asesino funcione hace falta lo contrario. Caes en este mundo en el que todo te resulta familiar, en el que todos los eventos, sistema mágico y construcción social son sencillos y asequibles, sin necesidad de una explicación mayor. Y es parte de lo que te hace caer en el uso de su primera persona, que no sientes que tengas que preguntarte nada más. Pero deberías.

Lo subraya, además, en la creación de personajes. Es probable que los nombres de Hidalgo y Traspié os hayan resultado llamativos. Desde luego es un elemento clave ya que los Vatídico nombran a sus hijos con las habilidades que les desean. En la realidad de la novela los personajes cumplen las características de su nombre y la opuesta. Así, por ejemplo, tenemos al ya mencionado Hidalgo, honorable pero con un hijo bastardo.

Fuera de los Vatídico los nombres siguen una idea similar. El principal es Molly. Incluso sin ser angloparlantes todos nos hacemos a la idea de una Molly, una chica fuerte y testaruda en una familia sin mucha suerte.

Aún así no todo es cristalino y el mayor misterio del libro está aquí, en el Bufón. La verdad es que prefiero no decir mucho para que sea todo una sorpresa, pero es un personaje extravagante y llamativo que, sospecho, ha sido la raíz de otros muy similares actuales bastante famosos (ahora mismo estoy mirando a Brandon Sanderson)

Luego está Traspié. No puedo decir ni que me guste ni que no me guste. Siento empatía hacia sus problemas (que son muchos, he visto a varias personas definir estos libros como Traspié sufre y similares) y me gusta que sea el narrador pero a la vez no tiene nada destacable. Es, de hecho, uno de los motivos por los que al principio veía esta novela como una estándar de tres estrellas y poco más. Me es, en general, indiferente y es una de las cosas que espero que cambie según vayan avanzando las novelas.

Y este es un tema importante, con el que quiero terminar. Sucede en la fantasía que es un género muy afín a las sagas largas. Aquí podéis ver que esto es una trilogía pero a la vez no lo es. Los demás libros de la autora comparten universo (the Realm of the Elderlings, desconozco si tiene traducción oficial) y algunos personajes vuelven a aparecer después. Así que cuando un autor se vuelve una leyenda del género a menudo puede resultar una decepción al coger el primer libro. Muchas de las características que todo el mundo alaba están ahí, pero si vas con determinado tipo de expectativas es posible que aún no las cumplan. Por lo que he ido viendo en internet a partir de aquí, en general, Robin Hobb se va volviendo aún mejor y estoy deseando verlo.

Y vosotros ¿lo habéis leído ya? ¿tenéis pensado hacerlo? ¿os gusta Robin Hobb?

Puntuación: 4 de 5.

Reseña: el rey marcado (Leigh Bardugo)

  • Autora: Leigh Bardugo
  • Ilustrador del mapa: Keith Thompson
  • Editorial: Hidra
  • Fecha de publicación original: 2019
  • Precio: 20€
  • Páginas: 576
  • ISBN: 978-84-18002-22-9
  • Traducción: Carlos Loscertales
  • Colección: El rey marcado (1/2). Grishaverso.

Este libro, aunque es un inicio de saga, continúa con la primera trilogía Grisha y la bilogía de seis de cuervos. La reseña no contiene spoilers pero si no habéis leído sombra y hueso os la va a destripar.

Sinopsis: Nikolai Lantsov siempre ha tenido un don para conseguir lo imposible. Nadie sabe lo que tuvo que soportar durante la sangrienta guerra civil de su país, y él pretende que siga siendo así. Ahora, con sus enemigos agolpados al otro lado de sus debilitadas fronteras, Nikolai deberá dar con la manera de surtir las arcas de Ravka, forjar nuevas alianzas y frenar la amenaza que se cierne sobre el ejército Grisha. Sin embargo, la magia oscura que corre por sus venas se fortalece día a día y amenaza con destruir todo lo que ha logrado. Con la ayuda de un joven monje y una legendaria general Grisha, Nikolai viajará a los lugares de Ravka donde sobrevive una magia primigenia para dar con la manera de acabar con el terrible legado que habita en su interior. Pero algunos secretos no pueden permanecer ocultos mucho tiempo, y algunas heridas jamás se podrán curar.

—La gente podría olvidar lo guapo que soy.

—Lo dudo. Tu cara está en el dinero.

Si una de mis grandes quejas con ruina y ascenso, el final de la historia de Alina y Mal, era la escasez de escenas de Nikolai imaginaos mi cara cuando, en una novela sobre él, va y no sale casi.

Bueno, es relativo, lo reconozco. Es uno de los puntos de vista, tiene bastantes capítulos y en los de Zoya también sale. Pero, aún así, de verdad, es como si apenas lo hiciera. A pesar de que la historia trata sobre él es un personaje muy pasivo respecto a la trama y la novela se centra mucho más, en mi humilde opinión, en cómo afectan sus problemas a los demás antes que en él.

Tampoco ayuda que la mitad de la trama les siga a ellos y Ravka y la otra a Nina y Fjerda. Deberían haber sido libros diferentes, la mezcla funciona de manera bastante extraña.

Asumo que la idea era contraponer al rey de Ravka y el punto de vista de un lugar donde los Grisha son aceptados con el de Nina y su nueva comprensión sobre Fjerda. Lo apoya el hecho de que la saga se conforma por dos libros y uno se llama siguiendo a Nikolai y el segundo a los lobos que representan Fjerda. Pero es que tienen tan poco que ver que es como si cada vez que terminases un capítulo, si empiezas el siguiente, cerraras el libro y abrieses otro. Y encima luego aparece un personaje extra que, aunque tiene un final de trama que me gusta, lo único que hacía era seguir perdiendo más tiempo.

Incluso en el apartado gráfico, a pesar de tener una portada preciosa, siento que pierde nivel respecto a lo que estaba haciendo Bardugo.

Después de haberme desahogado os voy a decir que en realidad he disfrutado mucho la novela. Cuanto más pienso en ella más me cabreo la verdad sea dicha, pero eso no quita que como lectura se bebe y que está lleno de momentazos.

Siempre he querido que Bardugo le diera un espacio y, sobre todo, amigas a Zoya. Aquí va consiguiendo el espacio y desarrollo que merece y además tiene una relación de tomas y dacas muy divertida con el rey de Ravka. La pena es que, para mi gusto, la parte que trata su relación con sus poderes ha tenido partes un poco ridículas.

En cuanto a qué pasa con Nikolai en sí. Quitando lo que comentaba arriba creo que, a nivel de trama, es lo mejor que se podía hacer con el personaje. Sabíamos ya que su vida no había sido ideal pero si su esencia era que, a pesar de eso, siempre había podido confiar en sí mismo y en su habilidad para conseguir lo que quería, ir desgastando su confianza era el único movimiento con sentido.

Y la verdad es que, en el conjunto, siento que Bardugo lo hace de una forma muy inteligente.

Luego está Nina.

Llámame muerte si lo prefieres.

Hubiera adorado una novela a parte con todo esto, hacia el final estaba muy dentro con el personaje, pero nunca jamás se me hizo agradable el paso de unos a otros. Perdón, me encarrilo de nuevo. Las cosas positivas de Nina. Me gusta mucho cómo trata el duelo y me gusta cómo se relaciona con sus poderes. Su nueva relación Fjerda y la trama que descubre me parecen muy interesantes, aunque no tanto así su personaje coprotagonista. Es una chica que se me hace un poco cliché y que no me aporta nada.

Hablando de la trama en sí. Con el paso de los libros la autora ha querido ir centrando un poco menos sus historias en los personajes y darle más espacio a su mundo. Esto tiene sentido sobre todo con la popularidad de Nikolai y no había mejor libro para introducirse en las leyendas de Ravka. Lo que pasa es que, como no es Grisha, en realidad no trata sobre él. Vuelvo constantemente a la parte de la entrada de las quejas pese a que, de verdad, me ha gustado mucho el libro, pero es que es imposible no hacerlo.

Con todo esto creo que es sorprendente que mi puntuación sean cuatro estrellas pero es que no me sentiría tan pasional si no adorara cada línea de estos personajes. Creo que leer el rey marcado es una experiencia similar a irte de vacaciones con un amigo y su novio que no te cae bien.

Puntuación: 4 de 5.

Reseña: reino de ladrones (Leigh Bardugo)

Autor: Leigh Bardugo
Ilustrador del mapa: Keith Thompson
Editorial: Hidra
Fecha de publicación original: 2016
Precio: 19’95
Páginas: 656
ISBN: 978-84-16387-59-5
Traducción: Miguel Trujillo Fernández
Colección: Seis de Cuervos 2/2. Grishaverso.

Final de la bilogía que empieza con seis de cuervos. La entrada no contiene spoilers, pero aún así no os recomiendo leerla sin haber echado un ojo antes al primero.

Esta es la noche en la que empezamos a pagar nuestras deudas.

Comentaba en la anterior entrada que esta es una saga sobre el dinero y las consecuencias del capitalismo. Esta vez nos da en la cara desde el título. Además, con un final con un gancho tan grande en el anterior, aquí no hay espacio para sutilezas argumentales. Sabes desde la última página que leíste que cuando abras la primera de este vas a estar frente a una historia de venganza y justa retribución.

Lo adoro.

Mientras que en seis de cuervos Kaz sentía un gran control sobre la situación en este empiezan desbordados y tiene que planear mucho más rápido e ir recuperándose de todas las cosas que pueden ir saliendo mal mientras improvisa. Esto da para un ritmo en ocasiones un poco extraño, en el que no tienes muy claro donde va a ir a parar la novela. Lo compensa sin embargo, como suele ser el caso de Bardugo, con unos personajes maravillosos.

Después de hacer un gran trabajo presentándonos las heridas tan profundas que sufren, en este la autora se enfrentaba a uno de los retos más difíciles cuando haces personajes grises: darles un final acorde. Esta vez no es como con la primera trilogía Grisha, aquí Bardugo cierra el libro con una profundidad mayor y con situaciones que, gusten más o menos, están a la par de lo que ha ido presentando en los dos libros.

Con lo que sí sigo luchando es con la idea de lo pequeños que son. De verdad, siento que esta historia tendría más sentido respecto al paso del tiempo y actitudes con personajes unos años mayores. Además hay un evento concluyendo que me decepciona un poco respecto a la idea de familia adoptada.

En cualquier caso este vuelve a ser un libro lleno de buenas conversaciones, de relaciones interesantes, dramáticas y divertidas e, incluso con lo que más me duele, estoy de acuerdo con el desenlace.

Como decía la mayor virtud de esta novela es saber mantener la definición gris de los personajes y dales finales acordes. Pero a la vez, y esto me parece muy llamativo, es capaz de crear tramas de amor verdadero que para mí funcionan mucho mejor que lo que había hecho antes. No puedo subrayar lo suficiente cuánto quiero a estos personajes y lo que me gustan sus interacciones.

Por supuesto hay alguna excepción, en concreto tengo algún problema con Jesper. Aquí, creo, de nuevo, que volvemos un poco al tema de la edad. Pensando en que es un adolescente (diecisiete añitos de nada) tiene sentido. Pero en realidad por el conjunto, por cómo actúan, al sentirles más mayores me molesta que no sea capaz de asumir la responsabilidad de sus actos a menudo. Creo que con él es donde peor está tratada la evolución.

Cerrando la entrada quiero comentar que, de nuevo, la edición es fantástica. Además creo que Bardugo se beneficia bastante de tener más páginas para la historia y se luce con este plantel tan amplio de personalidades y problemas.

Puntuación: 5 de 5.

Reseña: seis de cuervos (Leigh Bardugo)

Autor: Leigh Bardugo
Ilustrador del mapa: Keith Thompson
Editorial: Hidra
Fecha de publicación original: 2015
Precio: 19’95
Páginas: 544
ISBN: 978-84-16387-58-8
Traducción: Miguel Trujillo Fernández
Colección: Seis de Cuervos (1/2). Grishaverso.

Sinopsis:

Kaz Brekker, un genio del crimen que regenta un antro de juegos de azar y apuestas conocido como el Club Cuervo, debe reunir a un grupo de seis personas con las habilidades necesarias para entrar (y salir) de la Corte de Hielo, una fortaleza inexpugnable que mantiene bajo llave un secreto que podría dinamitar el equilibrio de poder en el mundo. Es probable que nadie sobreviva a esta misión, pero si quiere hacerse rico más allá de lo que alcanza su imaginación, Kaz va a tener que jugárselo todo a una sola carta. Y esa carta es un Seis de Cuervos.

Sin llantos, sin funerales

Me gusta pensar en qué define a cada género y subgénero literario, es un debate interesante. Mientras que he sido incapaz de encontrar una buena descripción de la literatura juvenil sí que he llegado a tener claro qué es para mí una obra grimdark.

No creo que podamos decir que son las tramas con más grises cuando la alta fantasía épica tiene, por ejemplo, a Denethor. Tampoco encontraría aceptable que fuesen la violencia o el sexo explícitos, me parecería bastante absurdo. Mi conclusión final es el trato del dinero.

Creo que es muy común en la fantasía que los personajes sean pobres, pero a menudo se vuelve un dato casi anecdótico. Su objetivo es solucionar los problemas del universo porque el malo de turno quiere acabar con todos. Y al final, incluso aunque haya un cambio de rey, sabes que la mitad de la población va a seguir siendo pobre al extremo y nada se ha hecho al respecto. Incluso en algunas distopías sobre revoluciones que tienen final feliz deja un regusto amargo, como no hubieran abarcado el asunto.

En el grimdark el acercamiento es claro. El malo muy malo es la codicia y un 99% de las veces va a ganar. La gente va a seguir siendo igual de pobre y el protagonista, si sigue vivo, va a ganar en cinismo. A estas alturas si os soy sincera cuando pienso en Abercrombie como escritor en lo que pienso es en un discurso económico muy sólido.

Perdón, me voy por las ramas. Os prometo que esto es necesario para hablar de seis de cuervos.

Porque aquí estamos, con una novela de las estanterías de juvenil, que cumple muy bien con muchos de sus tópicos pero que va a la que para mí es la fuente del grimdark.

De una Alina y un Mal (los protagonistas de sombra y hueso) que, aunque huérfanos, parecía que nunca tenían que preocuparse de verdad por el dinero, Bardugo pasó a un grupo de antihéroes en una ciudad de capitalismo extremo: Ketterdam.

Este lugar, centro importante de comercio internacional, tiene todo en compra y venta. Puedes ganarlo todo o perderlo todo en cuestión de segundos pero lo que de verdad importa es la apuesta a largo plazo, aquello que te ofrezca una riqueza tan considerable que puedas permitirte algunas pérdidas. En esto es experto Kaz, uno de los protagonistas (son seis) y líder del grupo.

El fuerte de Leigh Bardugo está en sus personajes y aquí se luce.

El equipo es muy diverso en todos los sentidos. No me compete a mí decir si la representación es buena o no pero está, y sus personalidades me parecen muy bien construidas. Todos son capaces de las mejores y de las peores cosas, incluso los más idealistas como Nina. Son muy redondos y realistas.

Mi tópico favorito de la ficción es el de los grupos de amigos que se convierten en familia. Y aquí, pese a toda la oscuridad del dinero y los terrenos de moralidad dudosa en los que se mueven, tenemos esto en vena. Además adoro a los personajes con problemas que dicen que no tienen sentimientos pero todos sabemos que los tienen.

También quiero destacar el trato que hace Bardugo de temas como la ludopatía. Aunque aquí ya no estamos en la falsa Rusia que es Ravka, no creo que sea casualidad que un autor ruso, Dostoyevski, hiciese con el jugador uno de los libros más famosos sobre este tema.

Mi mayor crítica a la novela y una cosa que, de verdad, soy incapaz de entender es la edad de los personajes. Creo que un adolescente puede ser tan capaz como un adulto en una historia de este estilo, pero me siento muy desconcertada por los flashbacks y el paso de los años. Creo de verdad que tendría mucho más sentido si hubiera pasado más tiempo y que de hecho, por la personalidad de los personajes, es lo que imaginas. Incluso viendo a los actores de la serie de televisión parece claro que no son adolescentes.

Otro elemento destacable es que el libro está plagado de buenas frases y sus interacciones son ingeniosas y divertidas. Me encanta la mezcla entre tensión, momentos tristes y este tipo de relaciones. Hacen que me pueda tomar en serio el drama.

En cuanto al ritmo de la novela quizá no sea lo que mucha gente espera. Partiendo de la idea de hacer un gran robo al menos yo me imaginaba mayor velocidad, pero en realidad es una trama bastante pausada hasta el final. A mí, excepto en el primer capítulo que es como un prólogo y me sobra bastante, no me molestó. Disfruté mucho que la intención durante toda la historia fuese adentrarnos en qué hace a estas personas así y cuáles son las decisiones a su disposición con esas circunstancias.

Una cosa muy llamativa del grishaverso, además, es que según Leigh Bardugo ha ido teniendo más reconocimiento el apartado del diseño gráfico y de las ilustraciones se ha vuelto exquisito. El libro es precioso tanto en su edición normal como en la especial, aunque en lo personal prefiero a la primera.

Por último, no tengo a menudo la oportunidad de hablar de traducciones. Este sí fue un libro que leí traducido y la verdad es que no me gustó nada, hasta el punto de que lo regalé y me pasé al inglés. También he visto a gente a la que le ha encantado (de hecho a la persona a la que se lo di no le molestó en absoluto) pero no fue mi caso. Sea como sea creo que la editorial ha vuelto a traducir los primeros y que el 19 de abril sale la actualización de esta bilogía, esta vez con Carlos Loscertales también.

Puntuación: 5 de 5.

Reseña: ruina y ascenso (Leigh Bardugo)

Autora: Leigh Bardugo
Editorial: Hidra
Colección: Grishaverso, primera trilogía. Libro 3/3
Fecha de publicación: 11/11/2019. Original 17/6/2014
Precio: 17’50 €
Páginas: 480
Traducción: Carlos Loscertales
ISBN: 978-84-18002-51-9

Fin de trilogía y, como podéis imaginaros, no os recomiendo esta entrada sin antes haber leído sombra y hueso y asedio y tormenta. No tiene spoilers del libro en sí.

—Podrías hacerme un hombre mejor.

—Y tú podrías convertirme en un monstruo.

Ruina y ascenso me deja con sentimientos encontrados. A falta de leer su libro de Wonder Woman y Rule of Wolves (que salió hace unos quince días) es, con diferencia, el libro de Leigh Bardugo que menos me gusta. Está bien, no es un final horrible, pero creo que aquí todavía no tenía dominado el arte de terminar sagas.

Para empezar, si en asedio y tormenta tenía problemas con el ritmo de la novela en este se multiplican. Los dos primeros capítulos parten de una idea muy buena pero se me hacen desesperantes, demasiado lentos. Después empieza a remontar para de pronto prácticamente volver al punto de inicio, tener algunos momentos muy buenos y luego una traca final decepcionante. Creo que he comentado en varias entradas ya que tengo muy poca tolerancia con el tópico de la gente que vaga triste por sitios. No sé por qué, si alguien está mal de manera estática no me pasa y a menudo veo debates interesantes que salen de esas escenas. Pero los momentos de protagonista andando solo con sus pensamientos me cargan.

A continuación os dejo una representación gráfica de a lo que me refiero:

Este es el horizontal del libro y, como podéis ver, soy de esas personas que se deja posits en los mejores momentos y en los que avanzan la trama. Desde el principio, hasta el tercer capítulo nada. Y luego llega la aridez desde el capítulo once hasta el final. La línea negra que hay debajo del marcador rojo es un relato extra, la historia de Alina termina casi justo ahí.

El punto fuerte de Bardugo siguen siendo sus personajes pero aquí, para mí, es donde peor los lleva.

Para empezar, rompe con todo lo que ha construido con Alina. Aniquila sus propias metáforas y la reduce a un interés romántico. No os voy a hacer spoilers pero no me gusta su final, me enfada un poco incluso. Por contra Mal me resulta más atractivo aquí, no me carga tanto y en su historia hay un secreto que me parece muy buen giro. Lo malo es que me desagrada también bastante su final. Cómo está llevado todo lo relacionado con Malina me molesta.

En los secundarios, sabor agridulce también.

Nikolai sigue siendo maravilloso pero está infrautilizado. Esto, más allá de mi gusto personal por el personaje, es un problema grande. Quitando el alivio dramático que hacía más llevadero la segunda parte esta queda árida y, en ocasiones, me costaba mucho tomarme en serio el drama, se me hacía indiferente y repetitivo.

Creo que esto pasa, en parte, porque para este punto hay tantos secundarios y tantas pequeñas historias paralelas que si quieres centrar el libro en los verdaderos protagonistas teniendo solo 350 páginas no te queda otra. Y es que, de un plantel bastante cerrado y bien montado en sombra y hueso, para cuando llegas al final, hay tantos personajes con tan poca relevancia que incluso empecé a confundirlos y he olvidado casi todos sus nombres.

Por lo menos con Genya y Zoya no tengo quejas. Me gustan las páginas que tienen, me gusta que Zoya vaya teniendo más espacio y adoro el proceso de sanación de Genya y el enfoque que le da. No es que evolucione en sí, pero vamos viendo su personalidad en diferentes situaciones muy bien llevada.

El Oscuro sigue siendo un personaje muy destacable y sus conversaciones con Alina cada vez son mejores. Uno de los puntos fuertes de esta novela es cómo avanza la mitología del personaje. El problema es que al final se me queda sobresimplificado, la batalla final no siento que esté a la altura. Me hace sentir un poco bueno pues ya está, en un año está claro que ya ni voy a recordar muy bien qué pasa.

Por último está el nombre del libro. Ruina y ascenso hace clara referencia a la evolución, tiene incluso su pájaro de fuego en la portada. Pero no es verdad. El libro trata de ruina y luego ya confórmate, pero eso claro, no quedaba tan bien, y yo no me conformo.

Puntuación: 3.5 de 5.

Reseña: sombra y hueso (Leigh Bardugo)

Autora: Leigh Bardugo
Editorial: Hidra
Colección: Grishaverso, primera trilogía. Libro 1/3
Fecha de publicación: 11/11/2019. Original 5/6/2012
Precio: 17’50 €
Páginas: 416
Traducción: Carlos Loscertales
ISBN: 978-84-18002-49-6

Leigh Bardugo coge una serie de los tópicos más populares de la fantasía, les pone un lacito precioso y a continuación procede a golpearte con ellos en la cara mientras te dice, con total tranquilidad ¿pero de verdad lo estás viendo? y lo convierte en su marca personal.

Lector, te han contado esta historia millones de veces. Alina es del montón, huérfana, nadie le hace demasiado caso, no se le da muy bien nada. Su interés romántico y compañero de infancia, Mal, rastreador destacado del ejército, es todo lo contrario. Para su desgracia además la tiene bajo la enorme y, en apariencia, inamovible etiqueta de mejor amiga. Encima su país, Ravka, está en guerra con medio mundo y tiene que lucharla separado en la mitad por una peligrosa franja con el ingenioso nombre de La Sombra. Menos mal que Alina resulta ser especial, equipada para sorpresa de, ejem, todos, con la habilidad necesaria para salvar a su país.

Así entra a formar parte del grupo de los Grisha, magos practicantes de la llamada pequeña ciencia y que se dividen en grupos según sus habilidades y no se sientan a comer juntos. El líder de este grupo es el Oscuro, un hombre de atractivo impresionante y edad avanzada.

Sí, todo parece sacado del manual «cómo hacer un Harry Potter/Naruto» o como quieras llamarlo. Lo he dicho antes, te han contado esta historia millones de veces. Pero cuántas veces leerla es avanzar en una charla con tus amigos sobre los agujeros de guion en estas tramas, porque eso es leer sombra y hueso.

Reconozco que aquí Leigh Bardugo aún no lo tiene perfeccionado del todo, hay algunos tópicos que pasan sin más y sobre todo el principio puede resultar un poco falto de chicha. Pero en el conjunto me parece una obra brillante, graciosa y muy inteligente.

Lo que mejor escribe es a los personajes y sus interacciones.

Una pelea mental que odio en la ficción es la de ser una mujer de acción VS vestir de manera considerada femenina y que te gusten cosas como el maquillaje. El opuesto, el de mujer que va en taconazos y ultra maquillada a pegarse en una alcantarilla cada día sin falta, también me enerva. Aquí hay un equilibrio que aparece sin esfuerzo aparente. Alina conoce a otra Grisha, Genya, especializada en maquillaje. Es guapísima y sabe todo lo que hay que saber de dejar preciosas también a otras personas. Juntas cotillean, se arreglan, se dicen piropos y van bien de autoestima. Adoro cada página de ello.

Con esto, además, pone un equilibrio en la historia de la protagonista, que corría el riesgo de convertirse en una Pitufina entre intereses románticos, señores poderosos y la mujer que está celosa de turno. Y aprovecho para comentar que la chica que menciono aquí al final es uno de los puntos flacos de la novela, un personaje al que le falta desarrollo. Hubiera matado porque entrara en el grupo de amigas y se hicieran inseparables.

La novela está narrada en primera persona y creo que es un acierto porque Alina, incluso aunque no siempre esté de acuerdo con ella, se me hace simpática. Creo que en lo que a tópicos de huérfano poderoso con muchas desgracias se refiere sale muy bien parada.

En el lado masculino de la novela tenemos, sobre todo, a Mal y al Oscuro.

Me cuesta hablar de Mal. La primera vez que leí la trilogía, hablo de ella entera, le odié. En la relectura de sombra y hueso sentí que conectaba más con él hasta que llega una escena infame que creo que se le fue un poco de las manos a la autora. En cualquier caso no me molesta y conozco a gente que sí le adora.

También tenemos al Oscuro que es, en mi opinión, el atractivo principal de la novela. No os digo más, pero me parece un personaje redondo y el que demuestra todo el potencial como escritora que tiene Bardugo.

Si vais a leer este libro os recomiendo que sea por ellos y no por la construcción del mundo, porque en eso no destaca especialmente. Los Grisha son interesantes, es un sistema construido de manera sólida, pero en realidad no tienen nada llamativo aunque siempre pueda hacer gracia el típico qué serías tú. Es más, aunque no funciona se hizo un test oficial. El mundo tiene unas intrigas políticas interesantes, pero aquí todavía no se desarrollan casi. Además cómo se resuelven las escenas finales a nivel mágico me parece un poco mal montado.

Os puedo decir además que, generalizando, los lectores de fantasía se dividen entre los que casi solo disfrutan de la denominada adulta y los que saltan entre etiquetas. De la gente que conozco en el primer extremo a casi nadie le ha gustado sombra y hueso, en el otro suelen haberlo encontrado como poco entretenidillo.

Puntuación: 5 de 5.

Reseña: la maldición de las brujas (1990)

  • Título original: The Witches
  • Dirección: Nicolas Roeg
  • Guion: Allan Scott
  • Adaptado de la novela de Roald Dahl
  • Producción: Jim Henson (entre otros)
  • Año: 1990
  • Póster: Greg Winters

QUÉS ES LA MALDICIÓN DE LAS BRUJAS

Película conocida por algunos como su trauma infantil, por Roald Dahl como una adaptación que odiaba y también como el último largometraje del estudio de Jim Henson antes del fallecimiento del titiritero. También podéis recordarla como una película con un cartel memorable.

CÓMO ES LA MALDICIÓN DE LAS BRUJAS

En mi opinión le falta carisma a los personajes protagonistas (una abuela y su nieto) pero lo compensan una maravillosa Anjelica Huston, el maquillaje, vestuario, las prótesis y los muñecos. La escena en la que las brujas se descubren como tales me parece una obra maestra aunque sea, de nuevo, causa de trauma para bastantes niños.

El principio, hasta que aparecen las brujas, se hace un poco largo. Pero a la vez compensa poder ver a la abuela Helga y ponernos en materia con un poco de mitología brujeril.

Como decía al inicio esta fue la última producción cinematográfica del estudio de Jim Henson estrenada en vida del titiritero. Si os comentaba arriba que los muñecos son maravillosos aquí podéis ver un poco por vosotros mismos. El vídeo estaba hecho como parte de la promoción pero os aviso de que cuenta detalles de la trama y quizá, aunque sin duda es la típica historia infantil clásica bastante sota, caballo y rey, no queréis verlo.

En este punto voy a empezar relacionarla con la obra en que se basa, de la que podéis leer mi reseña aquí.

En líneas generales sigue la trama del libro pero a la vez cambia la esencia para convertirlo en un cuento más al gusto de los 90. Todo esto cristaliza en su final, el punto específico que, al parecer, supuso la ruptura entre Roald Dahl y los creadores. Según diversas fuentes como esta o esta en una entrevista al periódico británico The Telegraph la viuda de Dahl contó que el autor enfadado reclamó: “quita mi nombre de esta cosa. No habéis entendido el libro”. Asumo que la susodicha entrevista se puede ver en este link pero no puedo verificarlo porque es de pago. Además en la segunda fuente que he pasado ponen un enlace, pero a una entrevista en The Guardian en la que no aparece la frase citada.

No voy a contar el final, pero en lo personal me gusta. Hace a la historia menos original pero de esta forma queda un cuento clásico bastante redondo.

La película además pone nombres a sus protagonistas. Hubiera sido raro que no lo hiciesen, en especial en el caso del niño protagonista, Luke, pero es un detalle que resta un poco de universalidad. En el caso de la gran bruja, Eva Ernst, han decidido un nombre que vuelve a los temas bíblicos. Detalle con cierta importancia si tenemos en cuenta que decidieron mantener la escena de la bruja y la serpiente.

Otra cosa que cambia es el modo en el que las brujas deciden matar a los niños. En el plan original los adultos acabarán con ellos al no darse cuenta de que los ratones son sus hijos, es decir, por no poder aceptar lo que es diferente a ellos. Pero en la película esa parte nunca se hace explícita. Este aspecto en concreto sí me hubiera gustado que lo mantuviesen en la adaptación, pero es que en general la adaptación decide no andarse con sutilezas. Además alargan demasiado una escena de persecución para darle acción a la película y se hace un poco pesado.

Y ya que estaban puestos a cambiar detalles podrían, sobre todo, no haberse metido en el tema de las mujeres calvas y los zapatos.

En resumen es una película un poco terrorífica para niños muy pequeños pero decididamente infantil, de ritmo desigual pero con una Anjelica Huston brillante, un apartado técnico que merece la pena y que merece algún que otro revisionado aunque no vaya a ser la película que más veces veáis en vuestra vida.

PARA QUIÉN ES LA MALDICIÓN DE LAS BRUJAS

Principalmente para nostálgicos de los 90, fans del libro, gente a la que le gusten las películas infantiles Halloweenescas, fans de Jim Henson y, por supuesto, gente que disfrute de Anjelica Huston aunque en realidad no cuente con muchos minutos de pantalla.